Utensilios de cocina con sus nombres

Entre la gran variedad de utensilios de cocina que la industria moderna ofrece, queremos destacar algunos, que por su utilidad, no deberían faltar en las cocinas hogareñas, puesto que colaboran en la lucha contra el tiempo y en el éxito de nuestro trabajo.

No mencionamos aquí los utensilios fundamentales: cacerolas, sartenes, moldes, fuentes de horno, etc, cuya cantidad y tamaño depende del tipo y del volumen de comida que se acostumbre elaborar.

Hay, naturalmente, máquinas eléctricas de múltiples usos que facilitan mucho el trabajo, pero que por el momento no son de fácil adquisición. Nos referimos, pues, a utensilios abordables por cualquier ama de casa.

Índice()

    Ralladores giratorios

    Los hay de tambores y de discos. Ambos son eficaces. Vienen con piezas intercambiables. Rallan, cortan en juliana y rebanan.

    Prensa-puré

    Hay de varios tipos. Todos son más prácticos que el tenedor. El tipo giratorio, con discos intercambiables es el más eficaz.

    Utensilios de cocina

    Coladores

    Es conveniente tener varios (de alambre) de distintos tamaños. Entre ellos alguno cónico o chino.

    Además, está el tamiz para harina, necesario en repostería.

    Cucharas y espátulas de madera

    Es conveniente tener varias. Destinar unas preparaciones saladas y otras dulces.

    Espátula de goma

    Este es un utensilio de cocina de suma utilidad para raspar la comida que queda adherida a los recipientes.

    Una balanza

    Si no es indispensable, es por lo menos de gran utilidad. Entre otras cosas para controlar el peso de las mercaderías que compramos.

    Jarra graduada

    Las hay de metal, de plástico, de vidrio. Puede en parte reemplazar a la balanza.

    Medidores diversos

    Juegos de tazas y cucharas, generalmente de plástico. Útiles sobre todo en repostería.

    Cuchillo de cocina

    Debe estar bien afilado. Esto facilita mucho el trabajo. Conviene guardarlo separado de otros objetos de metal.

    Tabla de picar

    Debe ser de madera dura, en lo posible sin nudos.

    Pela-papas

    Los hay en forma de cuchillo y otros oscilantes en forma de maquinita de afeitar. Pueden pelar además toda clase de hortalizas y frutas.

    Lira corta-tomates

    Marco de metal con varias hojas dentadas y un mango, que sirve para cortar tomates, huevos duros de una sola vez, en rodajas regulares.

    Prensa-ajos

    Pequeña prensa de aluminio a palanca. Evita manipular el ajo.

    Pica-perejil

    Pequeño molino de metal. Puede picarse, además, ajo, pimientos, huevos duros, nueces, etc. Es muy práctico.

    Pica-cebollas

    Hay varios sistemas. Evitan el lagrimeo y el olor en las manos, además son más rápidos que el cuchillo.

    Cepillo duro

    Si es de nylon es mejor. Sirve sobre todo para lavar verduras y raíces.

    Pincelito

    Los hay especiales para cocina. Para aceitar o enmantecar moldes, pintar tortas, etc.

    Disco de amianto

    Para colocar entre la llama de la cocina y la cacerola, para cocinar a fuego suave. Hay varios tamaños.

    Rejilla de alambre

    Para enfriar tortas, permitiendo la evaporación.

    La olla de presión

    Ahorra tiempo y combustible, que son dos cosas muy importantes. Pero es importante también saber que el conocimiento de los alimentos y especialmente el de las hortalizas, en olla de presión.

    Todos los fabricantes dan indicaciones sobre el modo de usar las ollas y tablas con los tiempos de cocción.

    La licuadora

    Ha transformado y abreviado muchos trabajos en la cocina. Muy útil en la preparación de salsas, puré, sopas y bebidas con frutas y hortalizas crudas.

    En muchos casos reemplaza al tamiz.Útil también en comidas para régimen (niños, ancianos, etc). Pero no debe asustarse de comidas semi-líquidas.

    Los materiales

    Con que están hechas las cacerolas, no es diferente. Se ha comprobado que la mayor destrucción de vitaminas, especialmente la C, se produce en cacerolas de cobre no estañadas o mal estañadas.

    La menor destrucción se produce en recipientes de aluminio.

    La vajilla de vidrio térmico es recomendable a pesar de su fragilidad. Las mejores cacerolas son las de acero inoxidable, y mejores aún si tienen fondos más gruesos o combinados con otros metales buenos conductores del calor.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir