Un mal aseo del ombligo del bebé puede resultar fatal

osito de peluche gratis

Uno de los cuidados que debe ofrecerle la madre a su bebé recién nacido es el correcto aseo del cordón umbilical, es fundamental estar atentas a la forma en la que ésta herida va cicatrizando y ante cualquier cambio o anormalidad es de suma importancia realizar una oportuna consulta al médico, ya que los expertos indican que las consecuencias pueden ser graves.

La falta de higiene en los ombligos de los recién nacidos pueden originar infecciones que en los peores casos resultan fatales, ya que la cavidad puede acumular tierra, humedad y residuos que no se ven a simple vista y que pueden generar grandes problemas en un niño de tan poco tiempo de vida que aun no ha desarrollado por completo su sistema inmunológico.

Una vez que tiene lugar el parto, el cordón umbilical se pellizca con una pinza y se corta, desprendiéndolo de la placenta que lo alimentó durante su gestación y de inmediato el equipo médico debe realizar profilaxis para disminuir al máximo el riesgo de desarrollar infecciones.

Mientras que la madre y el bebé permanecen en el hospital tras el nacimiento las enfermeras se encargan de mantener las medidas de higiene general del recién nacido y previo al momento de dar el alta se le dan a la madre las indicaciones necesarias para un correcto aseo de la zona y el mantenimiento adecuado que debe darle a esta herida.

Un aseo incorrecto del ombligo del niño puede provocar edema, enrojecimiento en la zona, presencia de pus, olor fétido, malestar general, hinchazón del vientre, rechazo de alimento e incomodidad en el recién nacido, siendo todos éstos síntomas que deben alertar de inmediato a la madre para realizar una temprana consulta para que el bebé sea atendido de inmediato.

Deja una respuesta