Consejos para mantener tu cerebro saludable

Puede parecer una ironía que, en la actualidad, haya más consejos y minuciosas guías destinadas a mantener un ordenador personal óptimo, con el fin de que el mismo tenga una larga vida; pero en lo que respecta a nuestro ordenador natural, es decir, el cerebro, poco se sabe o se hace por mantenerlo en condiciones.

Y es que el cerebro es la computadora más importante entre todas las demás, la más compleja y poderosa de cuantas se conoce.

Por fortuna, podemos seguir una serie de pautas para mantenerlo en óptimas condiciones; previniendo muchas enfermedades degenerativas asociadas al deterioro neuronal, como la perdida de la memoria o, en el peor de los casos,  el Alzheimer.

En este sentido, se siguen adelantando estudios sobre cómo mantener la vitalidad de nuestro cerebro, incluso en la tercera edad.

El Instituto de Neurocirugía Maxine Dunitz, indica que la mayoría de las personas pueden incorporar hábitos de o actividades que tienen por finalidad conservar la salud cerebral.

¿Cómo mantener una mente ágil?

Por ello, daremos una serie de tips que pueden ser aplicados por cualquier persona e incluso en cualquier lugar, para mantener una mente ágil.

Rompecabezas

Este tipo de juegos, junto con las adivinanzas, obligan al cerebro a incrementar la actividad neuronal. Al jugarlos no solamente nos estamos divirtiendo sino también evitando patologías como la demencia.

Nutrientes para el cerebro

Existe, como es bien sabido, una gran cantidad de vitaminas dispuestas en el mercado; pero solo en casos excepcionales se las busca para mantener saludable nuestro cerebro.

La principal vitamina recomendada para ello son las del complejo B, que ayudan a incrementar la memoria y la concentración.

Dormir

Más de una persona habrá tenido que pasar una noche desvelado y aún así tener que ir a trabajar o ir a la escuela, de seguro notaste como tu rendimiento bajó ese día.

Y es que, dormir bien es vital para el cerebro, ayudándolo a almacenar mejor o recuperar recuerdos.

Actividad física

Al hacer ejercicios no trabajamos únicamente nuestro cuerpo sino también nuestra mente. Estamos liberando endorfinas que despejan la cabeza y dan sensación de bienestar.

Cuidado con el azúcar

El azúcar es fundamental para la actividad cerebral, sin embargo es recomendable obtenerlas de frutas y verduras, antes que de la comida chatarra o los azúcares simples.

Ir al médico

Chequear los niveles de colesterol y la presión arterial no está demás, pues son causantes de derrames cerebrales.

Ejercicios mentales para mejorar la memoria

Las civilizaciones más antiguas ya comprendían que era fundamental mantener relajados el cuerpo y la mente con ejercicios mental es y a través de ceremonias religiosas y contemplación, por ejemplo, pero el objetivo era claro: vivir en armonía y sin preocupaciones.

¿Usted no quisiera vivir sin preocupaciones? ¿No le gustaría liberarse de ellas y vivir plenamente cada día, a pesar de las dificultades familiares y el trabajo en casa o la oficina?.

Preocuparse significa ocuparse de las cosas antes de que ocurran. Ocuparse previamente o lo que es lo mismo, adelantarse a los hechos, pero sin tener la certeza de cómo ocurrirán.

Esto le producirá ansiedad y, entonces sentirá esa sensación de amargura y dirá:

No sé qué me pasa, estoy tan preocupada..

Le propongo liberarse de las preocupaciones diarias, pero esto no significa desatender su casa, ni su trabajo, ni adoptar una actitud indiferente hacia todo lo que la rodea. Significa cambiar lo interior. Usted no volverá a ser “torturada” por esas preocupaciones de todos los días.

Ejercicios mentales para no perder la armonía

Veamos dos ejercicios para conseguir un estado de calma y liberar todo aquello que la preocupa.

Ejercicio 1

✔️ Baje los párpados y permita que lleguen a su mente todas las vivencias posibles. Si son buenas o malas, no importa. Deje que fluyan y fluyan.

✔️ Déjese deslizar hacia la calma mientras aparecen las imágenes. No piense nada en forma voluntaria. Si no puede concentrarse no se obligue a sentirse en calma. Siga con sus tareas y espere una o dos horas.

✔️ Cuando aparezcan las imágenes, tenga en cuenta las sensaciones que experimenta su cuerpo, calor, temblores, escalofríos, por ejemplo.

✔️ Asocie una imagen determinada con una sensación. Supongamos que aparece en su mente una escena familiar y usted siente calor. Ponga atención a este punto porque es fundamental para el desarrollo del ejercicio.

Ejercicio 2

Cuando haya logrado asociar varias imágenes a varias sensaciones físicas, podrá comenzar a liberarse definitivamente de las preocupaciones.

Actúe de este modo:

✔️ Concéntrese hasta que aparezca una imagen en su mente y transmita la sensación (calor, pesadez, liviandad) a uno de sus brazos.

✔️ Repita ahora: “Todo el peso está en mi brazo derecho”. Hágalo cuatro veces.

✔️ Repita de inmediato: “Estoy en perfecta calma” Hágalo seis veces.

✔️ Una vez transmitida esa sensación a su brazo derecho, pase a su brazo izquierdo y repita: “Todo el peso está en mi brazo izquierdo”. Hágalo cuatro veces. De inmediato: repita “Estoy en perfecta calma”.

✔️ Hay que concentrarse ahora en los dos brazos, con las siguientes palabras: “Tengo el peso en los dos brazos”. Todo debe hacerse muy lentamente. A continuación, vuelva a decir: “Estoy en perfecta calma”.

✔️ Ahora deberá repetir estos pasos con otras partes del cuerpo. Primero con las piernas y luego con el resto, hasta repetir: “Tengo el peso en todo el cuerpo”. Y a continuación: “Estoy en perfecta calma”.

Una vez logrado esto, proceda así:

✔️ Comience a respirar, con los párpados bajos, en profundidad: inhale por la nariz, retenga el aire y exhale por la boca. En cada exhalación repita mentalmente: “Me libero de mis preocupaciones”. Hágalo unas 15 veces.

✔️ Abra los párpados y levántese muy despacio. Continúe con sus tareas habituales.

Recuerde que puede complementar estas técnicas con ejercicios mentales, relajación y armonización. Las preocupaciones diarias pueden ser muchas, pero no viva con ellas. Domínelas y libérese.

Ejercicios mentales para mejorar tu capacidad

¿Qué comí ayer de primero? ¿Dónde he dejado las llaves? ¿ Cuál es la clave de mi tarjeta de crédito?

Seguro que en más de una ocasión te has encontrado haciéndote alguna de estas preguntas. Y es que la memoria es una capacidad mental que se puede ir deteriorando con el paso del tiempo, aunque no siempre tiene por qué ocurrir así.

Esta pérdida de vigor mental, pese a lo que muchas personas creen, no es un proceso inevitable a partir de una determinada edad, por lo que la resignación no es la actitud más aconsejable para hacerle frente.

Hasta hace poco tiempo se creía que el cerebro crecía rápidamente durante los primeros tramos de vida y que este mecanismo de desarrollo finalizaba al llegar, más o menos, a los veinte años.

A partir de ahí, el deterioro era una consecuencia inevitable, y se daba incluso por normal que en la vejez alcanzara unas cotas máximas.

Sin embargo, en los últimos tiempos se está aceptando cada vez de forma más generalizada que, al igual que el buen tono muscular es producto de una actividad física más o menos habitual, nuestro cerebro consigue un mejor rendimiento cuando se le aplica una “tabla de ejercicios mentales” variada y constante.

Los científicos que se dedican a investigar el cerebro han demostrado que las neuronas, son las únicas células de nuestro organismo humano que, una vez que han muerto, no son sustituidas por otras células, basan su funcionamiento no en cantidad, sino en la red de circuitos que se establecen entre ellas.

Es decir, cuanta más actividad cerebral nos impongamos, más frecuentes y estables resultarán las conexiones neuronales, que, además, se pueden incrementar.

Entonces, si es algo que depende de nosotros, ¿Cómo podemos conseguir que se incremente el número de esas conexiones? De una manera muy fácil: usando la cabeza. Lo primero: mejora tu atención

La atención capta y la memoria retiene, de ahí que sean los puntos clave para la gimnasia mental. La atención es previa a la memoria; lo primero para memorizar es registrar todo lo que interesa. Luego hay que buscar las asociaciones para extraer lo aprendido previamente y trae a tu actualidad.

Algunos ejercicios fáciles:

✔️ Trata de recordar lo que has comido durante la última semana de primer plato.

✔️ Con otra persona, lee una frase al azar de un libro. Ciérralo y repítela exactamente, para que tu compañero, a su vez, pronuncie las mismas palabras.

✔️ Por la mañana, haz el propósito de realizar un acto concreto en un momento del día. Por ejemplo, proponte echarte una crema hidratante en las manos a la una de la tarde.

✔️ Cuando vayas por la calle, observa las matrículas de los coches. Haz el ejercicio de ordenar las cifras de mayor a menor o de menor a mayor.

Ejercicios mentales para agilizar la mente

Lo hemos escuchado hasta el aburrimiento: los seres humanos sólo usamos el 25% de nuestra capacidad cerebral; el 75% restante permanece en letargo durante casi toda nuestra vida.

Sí, lo sabíamos. Pero ¿hay alguien que intente despertar sus neuronas adrede? ¿Quién está más preocupado por sus cerebro que por su estómago, su vista, sus músculos? Pocos, seguramente.

Sin embargo, aunque no nos demos cuenta, nuestro cerebro trabaja sin parar, por lo que ejercitarlo y mantenerlo activo resulta imprescindible si queremos vivir saludablemente.

La técnica de actividad cerebral es entonces un entrenamiento para la mente que debe realizarse tres veces por día durante quince minutos. ejercicios prácticos que son juegos, sirven para desarrollar la actividad perceptiva, es decir, nuestro cinco sentidos:

  • Actividad visual y espacial: superficies, volúmenes, distancias.
  • Actividad de estructuración: capacidad de unir elementos para formar un todo.
  • Lógica: capacidad de descubrir la coherencia de una idea o situación.
  • Actividad verbal: nuestro sentido de la plata.

Estos son algunos de los ejercicios

✔️ Elija un objeto o persona para observar por día y vaya dibujándolo mentalmente al caer la noche. Al final de la semana, reconstruya los siete objetos o personas. Entrénese para reconocer los objetos con los ojos cerrados y a las personas por sus voces y por el ruido de sus pasos.

✔️ Memorice los nombres y números de teléfono de todas las personas que conozca. Cada siete días mida de cuántos se acuerda y de cuales se olvida.

✔️ Determine las distancias que la separan a usted de los objetos y las personas. Dibuje en su mente el plano de su lugar de trabajo con la mayor cantidad de detalles posible. Compárelos con la realidad y recomience la operación todos los días hasta que no haya olvidado nada.

✔️ Al entrar en una habitación, determine rápidamente la ubicación de las personas, los muebles, los objetos. Al irse, dibújela en su mente y luego constate.

✔️ Siempre que pueda y si no se aburre mortalmente realice cálculos mentales y arme rompecabezas.

✔️ Practique todos los juegos (cartas, ajedrez, damas, palabras cruzadas, juegos de ingenio), en especial los que le resulten más difíciles.

✔️ Invente sus propias reglas memotécnicas para memorizar sin tener que anotar.

✔️ Salga de lo habitual, trate de solucionar problemas de una forma distinta a la que está acostumbrada, manténgase abierta a lo que pasa a su alrededor y a las novedades.

Ejercicios mentales para resolver problemas con la intuición

Cuántas veces antes de tomar una decisión, iniciar un proyecto o simplemente pronunciar una palabra percibió cierta voz interior o determinada imagen que de alguna manera le indicaba qué hacer? Esta suerte de premoniciones (lo que conocemos como “sexto sentido“) es una capacidad que todos los seres humanos poseemos.

La intuición (ya que de eso se trata) es un saber interior que nos llega repentina y espontáneamente sin mediar proceso racional alguno, como una suerte de radar interno que debemos tomar en cuenta en cada situación de nuestra vida.

¿Cómo utilizar la intuición para tomar decisiones?

En primera instancia, resulta importante eliminar el estrés y la ansiedad. Para lo cual los especialistas aconsejan realizar diariamente una buena relajación de esta manera:

✔️ Siéntese cómoda en un sillón o acuéstese sobre su cama, cierre los ojos y respire profundo. Imagine un paisaje tranquilo, una playa desierta o un bosque, y luego recorra mentalmente su cuerpo desde la cabeza hasta los pies. Relaje sus párpados y sienta su cuerpo laxo: imagine que vuela.

✔️ Recurra a este método de una a tres veces por día, entre cinco y quince minutos, y observará que puede ponerse en contacto más fácilmente con su intuición, o “sintonizar” con ella.

Estos dos ejercicios la ayudarán en la tarea y le aportarán información interior cuando tenga que resolver algún conflicto o tomar una decisión.

Siéntese tranquila, lápiz y papel en mano, conteste las siguientes preguntas anotando lo primero que se le ocurre:

  • Bajo ninguna circunstancia yo haría..
  • Yo siento que…
  • Las cosas que me preocupan son…
  • Lo que yo sé de tal situación es..
  • A veces pienso que podría ocurrir..
  • Otras personas involucradas piensan…
  • Las cosas de las cuales no estoy segura son..
  • Yo lucharía para que ocurra..

El método del vaso de agua es otra técnica

✔️ Unos minutos antes de irse a dormir llene un vaso con agua, cierre los ojos y beba la mitad mientras se dice a sí misma: “esto es todo lo que necesito para solucionar mi problema“. Luego coloque el vaso sobre su mesa de luz y duérmase.

✔️ Es posible que durante la noche se despierte luego de haber encontrado la solución en algún sueño o bien que la recuerde durante la mañana. Si esto ocurre, bébase el resto del agua y dé las gracias.

✔️ Si la solución no ha llegado a su mente, cierre los ojos y beba el agua restante mientras repite mentalmente:  “Esto es todo lo que necesito..” Aunque le resulte increíble, la solución aparecerá casi mágicamente durante la jornada.

Ejercicios mentales con juegos

Los juegos y aplicaciones pueden mantener al cerebro en actividad y entrenamiento, mejorando las capacidades mentales.

Es así que existen muchas aplicaciones que están al alcance de todos, puede ser desde el Smartphone, Tablet y ordenador, ya que sin duda resultarán útiles para tener un cerebro ágil.

Ejercitar La Mente Con Sudoku

Al igual que los crucigramas o pupileras, el sudoku también está a disposición de todos. Este juego es preferido por los fanáticos de los números, ya que según estudios ayuda a mejorar las capacidades analíticas de una forma sorprendente.

Empieza con algunos números encerrados en las casillas, se debe de completar las casillas que se encuentran vacías con números de 1 al 9 sin que sean repetidos, ya sea horizontal, vertical o en la sección.

Ejercitar La Mente Con Math Workout

Seguramente cuando asistías al colegio el profesor de matemáticas siempre decía que lo veas como un juego para poder que sea más fácil de comprender y sin duda él tenía razón.

Porque con este entretenimiento se podrá mantener la habilitad y capacidad aritmética para resolver las cuentas rápidamente.

El objetivo de Math Workout es resolver las operaciones que se muestran en pantalla con los números determinados que están en las opciones.

Ejercitar La Mente Con Flow Free

Es uno de los más divertidos y populares que se puede descargar en el Smartphone o Tablet. Este juego consiste en unir los diferentes puntos con sus respectivos colores sin que se crucen, aunque parece simple la dificultad irá aumentando a medida que se avance de nivel.

Tiene 150 niveles por superar por lo que puedes tardar varias horas para concluir solo una fase. Su finalidad es construir de manera lógica por lo que tu mente empezará a trazar estrategias.

Ejercitar La Mente Con Crucigramas HD

Como mencionábamos anteriormente, al igual que el sudoku, este juego estimula al cerebro y mejora la concentración.

Además, también permite mejorar el vocabulario por lo que será muy útil para aquellos que llevan una vida sedentaria.

Ejercitar La Mente Con Ajedrez

Desde hace varios años el ajedrez es uno de los juegos más importantes para descubrir y desafiar las capacidades intelectuales y de estrategia.

Este juego requiere de una excelente capacidad analítica donde se desarrollarán las habilidades mentales. Ahora con la ayuda del internet se puede aprender más rápido descargando este juego desde Chess.com, donde también se puede encontrar lecciones de maestros y diferentes opciones de tácticas.

Ejercicios mentales para idear frases de cumpleaños

Para ejecutar la actividad de idear frases para cumpleaños, hay que no solo gozar de creatividad y ganas de ponerse manos a la obra, también es necesario invertir esfuerzos mentales en dicho proceso de desarrollo, por lo que prácticamente podríamos venir a inferir que esto de alguna manera se relaciona con el tema de los ejercicios, puesto que se precisa compromiso, y esfuerzo como se dijo antes, en conjunto con otros elementos de esta clase.

En un cumpleaños se le hace compañía a una persona llamada “el homenajeado”, que se refiere a quien cumple años y quien goza de un cumpleaños feliz totalmente agradecido debido en gran parte, a los buenos deseos, el estar acompañado, y el recibir bondades de las personas más cercanas a su ser.

Componer agradecimientos de cumpleaños

Cuando intentamos dar lugar a una producción escrita, se necesita disponer de relajación y una mente ilustrada; en primeras instancias podría parecer algo complejo y difícil de conseguir, pero con la constante practica, y la llevada a cabo de este tipo de actividad, la cuestión se va a volver cada vez más amena y sencilla de lograr.

Te mencionamos unos consejos que te van a ayudar en este proceso de idear frases para agradecer en un cumpleaños, o incluso para redactar textos de otro tipo como de amor, amistad, u otras categorías.

✔️ Asegúrate de encontrarte en un lugar libre de distracciones. Evita iniciar tus tareas de redacción del escrito de cumpleaños, en un lugar muy transitado o frecuentado por otras personas, o donde hayan elementos destructivos como televisores; estar en un lugar libre de esta clase de cosas te va a permitir lograr un estado de relajación y suficiente lucidez mental.

✔️ Anota la temática principal de tu composición, y los posibles elementos. Esto hace referencia al tipo de escrito que vayas a realizar, algo que debes tener en cuenta por ejemplo anotándolo, y partir de esto anotando a personas, objetos, o ideas que vayan surgiendo y te llamen la atención tanto como para tenerlas en cuenta en la producción del texto.

✔️ Inicia a redactar un par de borrador y mira a ver que surge. Puedes iniciar algunas frases dependiendo de la cantidad de texto que preveas, y ver hacia donde te vas dirigiendo.

Muchas veces solo hace falta iniciar algo sin rumbo, pero iniciar, y después de un rato podrás darle dirección a lo que has iniciado.

✔️ Revisa creaciones de otros e inspírate a través de ello. Una manera muy eficiente de inspirarse en este proceso de redactar textos para dedicar en cumpleaños, es revisar creaciones de otras personas, ya sea en un medio físico, o más fácil aun, a través de la red, cosa que te va a dotar de ideas e inspiración para llevar a cabo lo que te corresponden.

 En un cumpleaños dos partes intervienen

Cuando nos referimos a un cumpleaños, hay dos partes que intervienen, una persona que es la homenajeada y el motivo de que se celebre una determinada fecha, y del otro lado, la familia, los amigos, y aquellas personas cercanas que traen bienestar a la persona homenajeada, y quienes le acompañan en su día tan especial.

Estas dos partes se unen por amor, amistad, y esta clase de sentimientos tan fuertes que permiten la comunión entre dos o más personas.

Se agradecido es supremamente importante, más allá de su significado corto que todo el mundo conoce, puesto que lo que verdaderamente dota de esencia a “agradecer”, es ponerlo en práctica y darse cuenta de todos los beneficios que esto puede traer a la vida (tanto a la de uno, como a la de la persona a la cual se agradece; o de la misma manera, pero al revés).

En aquel tema de agradecer, hay que dejar claro que tan solo las palabras dedicadas, pueden tener un resultado muy alentador en otra persona, puede realzarle y mejorar su día de una manera que no alcanzamos siquiera a imaginar; por ello es que si vas a redactar un texto para agradecer a una persona en un cumpleaños, debes tener en cuenta que la inspiración debe nacer desde el corazón.

Alimentos que ayudan a la memoria e inteligencia

Los alimentos que ayudan a la memoria son los integrales, las frutas, verduras variadas y las semillas son la base de una dieta para mantener en forma al cerebro.

Los suplementos con vitaminas del grupo B y ácidos grasos esenciales también es útil.

A partir de los sesenta años aproximadamente una de cada cuatro personas ve afectada su memoria o su estado de ánimo.

Normalmente es algo que se acepta como consecuencia inevitable del envejecimiento del cerebro.

Según Patrick Holford, prestigioso nutricionista inglés especializado en nutrición ortomolecular y autor de Nutrición óptima para la mente:

“si suministramos al cerebro los nutrientes necesarios, no hay motivo para que la memoria y las facultades mentales se vean afectadas por la edad”

Numerosos estudios han demostrado que los suplementos con cantidades moderadas de vitaminas y oligoelementos pueden ser muy útiles.

Entre ellos, el más amplio es el realizado por el doctor Rakesh Chandra, de la Memorial University de Terranova (Canadá).

Comprobó en ochenta y seis personas sanas de más de sesenta y cinco años que la toma de suplementos durante un año mejoraba de forma muy significativa los resultados en test cognitivos.

Con una dieta equilibrada no siempre se obtienen todos los nutrientes que se necesitan, y menos al envejecer.

Por ejemplo, muchas personas ven como su estómago segrega menos ácido clorhídrico, lo que afecta inmediatamente a la capacidad de digerir y, por lo tanto, de absorber, proteínas, vitaminas y minerales.

¿Cuál es el mejor alimento para el cerebro?

Los cinco principales alimentos que ayudan al cerebro de los que debemos hacer un aporte extra para mantenerlo en óptimas condiciones son:

Las vitaminas del grupo B, antioxidantes, oligoelementos (sustancias que están en muy baja concentración en el organismo), ácidos grasos esenciales y fosfolípidos (ayudan a fabricar membranas cerebrales y uno de ellos, la fosfatidilcolina, tiene un papel importante en la formación y el mantenimiento de neurotransmisores).

Para cubrir la ingesta de todos estos nutrientes, deberemos:

Consumir alimentos integrales y evitar los alimentos refinados y demasiado cocidos. Consumir más de cinco raciones de verdura y fruta al día.

Evita el azúcar y los alimentos que lo contienen. Combinar siempre proteínas animales o vegetales con carbohidratos.

Comer pescado tres veces por semana, dos de ellas pescado azul, y mejor especies pequeñas.

Si se toma carne, que sea ecológica.Los huevos también deberían serlo.

Comer nueces y semillas. Las mejores son las de lino, cáñamo, calabaza, girasol y sésamo.

Se aprovechan mejor moliéndolas y esparciéndolas sobre sopas, cereales y ensaladas.

Usar aceites de primera. Come lo mínimo posible alimentos fritos, alimentos procesados y grasas saturadas de la carne y productos lácteos.

¿Qué puedo hacer para fortalecer el cerebro?

Es recomendable tomar suplementos multivitamínicos y minerales, aunque, como siempre, conviene consultar antes con un especialista:

  • Vitamina C: 3 g al día, en dos tomas, que deberían aumentarse con la edad.
  • Vitamina E: la dosis es 100 UI al día por cada década de vida.
  • Ácidos grasos esenciales: el suplemento debe proporcionar 1.000 mg de EPA/DHA.

Tomar un suplemento formulado con nutrientes para el cerebro que contenga fosfolípidos(fosfatidilcolina, citicolina y serina), piroglutamato, DMAE, ácido pantoténico y ginkgo biloba.

Esta planta mejora la circulación en el cerebro y, por lo tanto, el aporte de nutrientes.

Es recomendable que el suplemento escogido tenga una concentración del 24% de flavonoides y tomar de 30 a 50 mg tres veces al día.

Tanto el ginkgo biloba como los ácidos grasos es mejor no simultanearlos con la toma de anticoagulantes.

¿Es posible obtener información del cerebro con una maquina?

La ciencia ficción lleva décadas imaginando la interacción entre cerebros humanos y computadoras. Algunas de las cosas que nos han contado son pesadillas espantosas. Y ahora algo de esas historias se van colando en la vida real de manera discreta.

Un equipo de investigadores, encabezado por Ivan Martinovic, profesor del Departamento de Ciencias Computacionales de la Universidad de Oxford, reportó una posibilidad real de extraer información de un cerebro humano con hardware y software ya existentes.

Según declararon Martinovic y sus colaboradores, una persona malintencionada podría, con el equipo y conocimientos apropiados, obtener datos precisos del cerebro de cualquiera (el NIP de una tarjeta de débito, por ejemplo) aun en contra de su voluntad.

No es como en las historias de ciencia ficción. No se abre un agujero en el cráneo de la víctima; ni se le ajusta un puerto para conectar directamente el cerebro a un microprocesador.

Las interfaces cerebro-computadora (Brain Computer Interfaces, o BCI) son tecnologías mucho menos aparatosas y mucho más simples: consisten de un electroencefalógrafo muy sencillo que se lleva en la cabeza, para recoger impulsos del cerebro y que no lo afecta de modo alguno, por supuesto, y el software que lee e identifica esos impulsos.

Aunque primero sólo se les podía encontrar en laboratorios y hospitales, actualmente hay BCls de costo relativamente bajo que se pueden usar para controlar computadoras personales o consolas de juegos.

Como demostró la investigación de Martinovic y compañía, una BCI puede identificar una respuesta particular del cerebro conocida como P300: un patrón de ondas relacionado con procesos de toma de decisiones y de reconocimiento.

La persona cuya información se quiere extraer se pone el encefalógrafo; el software muestra en una pantalla Imágenes seleccionadas (números, fotografías) y detecta los momentos en los cuales el cerebro reconoce algo de lo que está viendo.

En su primera etapa experimental el sistema tuvo una exactitud de entre 10% y 40% para detectar el momento en que los voluntarios reconocían su lugar de residencia, sus contraseñas y otras informaciones semejantes, sin que hubiera necesidad de hacerles pregunta alguna.

La cultura popular de nuestro siglo ya ha especulado en muchas ocasiones alrededor de la idea de hackear nuestro propio cerebro. En sus versiones más horribles, esta noción no sólo Implica leer la memoria o el pensamiento, sino controlarlos.

Quién sabe si algo así será posible. En todo caso, estas herramientas no son distintas que todas las otras que ha creado nuestra especie: siempre hemos sido capaces de darles usos benéficos, pero también espantosos.

¿Es verdad que nuestro cerebro se adapta a la red?

El cerebro sigue siendo un gran enigma, a pesar del enorme número de estudios que se le dedican. Aquí, una selección de las investigaciones, las publicaciones y las conclusiones más interesantes.

Era cuestión de tiempo y parece que por fin ha sucedido. Los nuevos usos de la era digital, al igual que todas las actividades y decisiones que hacemos cada día, han empezado a reconstruir la manera en que pensamos e interactuamos.

Ante la ingente cantidad de información que recibimos en la actualidad, nuestra atención comienza a dispersarse, dedicamos menos tiempo a fijar e integrar conceptos.

Paradójicamente, el aumento de información disponible no se está traduciendo en un aumento de la sabiduría, sino que nos está llevando, en opinión de algunos expertos, a uno de mayor ignorancia al no permitimos asimilar adecuadamente todos los datos de los que disponemos.

Por ejemplo, existen ya aplicaciones que resuelven problemas matemáticos, de manera que ya nadie tiene -si no quiere- por qué realizar los cálculos mentalmente, con lo que ello supone.

Otro aspecto que se ve afectado gravemente por los usos actuales de Internet es la capacidad de concentración y atención.

Poco a poco se está implantando en nuestros cerebros la incapacidad de fijar la atención durante más de unos minutos en una misma tarea, de manera que el pensamiento anterior, lento y pausado, poco a poco va cediendo terreno.

Si Descartes impuso la máxima “pienso, luego existo”, lo hemos sustituido por el “comparto, luego existo” de Mark Zuckerberg. Para todos los expertos no se trata de un problema, sino simplemente de un cambio de paradigma.

Las redes sociales e Internet nos facilitan muchas tareas v el acceso al conocimiento, pero es nuestra responsabilidad separar el grano de la paja, buscar lo útil entre la marea de información que tenemos a nuestra disposición.

De esa manera, nuestra responsabilidad es mantener y cultivar el pensamiento crítico, reseñando periodos de tiempo a cultivar un pensamiento más profundo.

Como decía Ortega a sus alumnos, acostúmbrense a pensar un rato todos los días; es fatigoso, pero… ¡verán que bíceps se les ponen!

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta