Trastornos del intestino: Diarrea, estreñimiento y celíacos

Trastornos del intestino

Los trastornos del intestino, pueden aparecer con diferentes expresiones o manifestaciones (diarrea, constipación). Una vez que el médico haya diagnosticado el problema, la alimentación debe ser encarada como una parte integral e importante del tratamiento a la que todo paciente deberá ajustarse para superar el problema.

La diarrea es el tipo de trastorno intestinal más frecuente. El estreñimiento o constipación también lo es, sobre todo entre los habitantes de las grandes ciudades. En cuanto a la enfermedad celíaca (otra forma de trastorno intestinal), obliga a observar de por vida una dieta carente de glúten.

La diarrea

Los cuadros agudos de esta enfermedad provocan en las personas, especialmente en los bebés, chicos de corta edad y ancianos, pérdidas importantes de agua y sales que pueden poner en peligro sus vidas. Aquí se impone la presencia del médico, como así también el cumplimiento estricto de sus indicaciones.

En primera instancia, partir del reposo intestinal (no consumir alimentos) ingiriendo únicamente líquidos. El médico indicará cuáles, respetando su ingesta en la frecuencia y cantidades señaladas. En una segunda etapa se reinicia la alimentación sólida, generalmente a partir de té, caldos colados de verduras, clara de huevo cocida, arroz bien cocido (no integral) , quesos descremados muy suaves (blancos y tipo muzzarella), jalea de membrillo y a veces carnes blancas asadas o hervidas.

diarrea

En etapas posteriores se van agregando otros alimentos, según la tolerancia de cada persona, así como formas variadas de preparación.

Muchas veces quien cocina se siente desorientada sobre la forma de realizar este pasaje gradual de una etapa a la otra. Sin embargo, para ello basta observar algunas reglas sencillas

Recomendaciones para pasar de una etapa a otra

Después de la dieta líquida o período de reposo intestinal, enfocar las comidas de este modo:

  • Agregar poca cantidad de cuerpos grasos, ya que son difíciles de digerir aun en crudo.
  • Evitar los excesos de harina de trigo y azúcares, pues producen distensión abdominal (hinchazón, gases).
  • Incorporar de a poco los alimentos estimulantes del intestino porque pueden tornarse irritantes y agresores (ej: verduras y frutas).
  • Es importante masticar muy bien y comer con tranquilidad. Muchas diarreas tienen un componente nervioso.

El estreñimiento

Es un trastorno crónico muy común entre quienes habitan las grandes ciudades. Este mal, es ocasionado generalmente por la vida sedentario, el stress, la poca actividad física y el consumo diario de alimentos excesivamente refinados (panificados,harinas,etc).

La constipación no se cura recurriendo a laxantes cada vez más fuertes, sino adoptando una conducta alimentaria adecuada y una vida más natural. La dieta debe incluir una proporción significativa de fibra (la parte no digerible de casi todos los productos de origen vegetal), así como abundante cantidad líquidos.

estreñimiento

Por eso, quienes llevan una vida sedentaria por la índole de su trabajo, deben realizar cotidianamente una actividad física acorde con sus preferencias personales y estado físico.

Qué alimentos debe incluir esta dieta

Verduras con todas sus partes duras (acostumbrarse a no eliminarlas): troncos, tallos, hojas exteriores verdes y duras. Cocinarlas en tiempos cortos, al vapor o con poca agua.

  • Frutas: crudas, con piel, cáscara, hollejos y semillas.
  • Cereales: integrales (arroz, trigo, maíz) y los productos de panificación elaborados con harinas integrales.

Hay que tener en cuenta que los cereales integrales y las legumbres aportan una importante cantidad de proteínas. Cuando se los ingiere a diario y en forma variada, se puede reducir significativamente el consumo de carne (proteínas de origen animal), sin que la salud se resienta beneficiándose con un menor ingreso de grasas saturadas.

La enfermedad celíaca

Cuando una diarrea se prolonga en el tiempo y se hace resistente a los tratamientos comunes, quizás haya que sospechar en una intolerancia digestiva al glúten. Esta duda se esclarece con los estudios pertinentes.

El glúten es una proteína que se encuentra en algunos cereales como el trigo, la avena, la cebada y el centeno. Una vez detectada la intolerancia, su exclusión debe ser de por vida en toda la dieta. Algunas preparaciones y productos de origen industrial han adoptado, gracias a la iniciativa de un grupo de madres y médicos consustanciados en esta dolencia, una sigla «SINTACC», cuyo rótulo en los envases asegura la ausencia total de los cuatro cereales nombrados.

Este trastorno lleva a una nueva orientación alimentaria que el médico indica como «dieta sin glúten». A primera vista puede parecer muy simple seguir una dieta desprovista de glúten, sin embargo, como en la composición de muchos productos fabricados por la industria (chocolates, postres) entran derivados del trigo o de alguno de los otros cereales, el régimen puede resultar poco exitoso.

Por otra parte, basta una mínima ingestión de gluten para que la enfermedad (o intolerancia) no mejore y los episodios de diarrea continúen.

Esto nos lleva a comprender porqué, en la enfermedad celíaca los alimentos que se ingieren deben ser preparados en casa, con el control de quien los cocina. De este modo, el paciente podrá seguir una dieta completa, variada, sin elementos irritantes para su intestino.

Cuando por alguna necesidad específica se deba recurrir a alimentos envasados o industrializados, o cuando deban tomarse medicamentos, hay que verificar cuidadosamente la composición de los elementos que intervienen en este producto, para asegurarse que carecen de gluten.

Cuáles son los alimentos permitidos

  • Lácteos: leche, quesos no picantes, yogur.
  • Huevos.
  • Carnes blancas y rojas, sin grasa.
  • Verduras: Después de los trastornos intestinales que la intolerancia haya ocasionado, incorporarlos progresivamente, como se especificó para el tratamiento de la diarrea.
  • Azúcar.
  • Cuerpos grasos: Aceite, manteca, crema de leche pura.
  • Dulces y mermeladas: de frutas y hechas en casa.
  • Condimentos: Naturales y suaves (suprimir los picantes).
  • Fiambres: Sólo los elaborados exclusivamente con carne (jamón crudo, pastrón).
  • Pastas, panes, comidas amasadas: Preparadas con la harinas permitidas y en forma casera.

Cuáles son los alimentos prohibidos

  • Cereales: Trigo, avena, cebada, centeno y todos sus derivados.
  • Salsas, sopas y cremas comerciales (espesadas con harina de trigo o con cualquier otro de los cereales prohibidos).
  • Pastas (salvo aquellas realizadas con los productos permitidos).
  • Alimentos malteados.
  • Bebidas: Malteadas, cerveza.
  • Fiambres: Todos los compuestos, ya que suelen llevar harinas en su composición.
  • Otros: Polvo para hornear, extracto de carne, carne envasada, golosinas y mermeladas.

 

Deja una respuesta