Trastornos del estómago inflamado

Muchas veces, después de beber y comer, o a veces durante la comida, pueden aparecer un conjunto de síntomas que van desde el simple ardor, hasta una sensación de plenitud y molestias en el abdomen.

También puede acompañarse de distensión, náuseas o regurgitación. Esto, que es un claro síntoma de indigestión es una molestia que incluso a veces es muy dolorosa, en si misma y es una respuesta a errores o excesos en la alimentación.

La gastritis

La gastritis que puede aparecer con síntomas parecidos, es sin embargo una inflamación de la membrana que recubre el estómago. Puede ser causada por alimentos o remedios irritantes, como así también por alteraciones en la propia protección de la mucosa gástrica.

Todos estos trastornos son tratados por el médico con una dieta integrada por alimentos y preparaciones que no irriten la mucosa estomacal y puedan ser digeridos con el menor esfuerzo para el órgano enfermo.

El éxito en estos problemas pasa no solo por la selección y cocción de los alimentos, sino también y de un modo especial, por la conducta que asume el paciente en el momento de comer y la actitud de todo el entorno familiar a la hora de las comidas.

Conductas básicas en la mesa

  • Servir porciones pequeñas y hacer varias comidas livianas en lugar de dos o tres importantes.
  • Evitar los condimentos y el alcohol que son altamente irritantes.
  • Mantener absoluta tranquilidad y una actitud relajada y de placer durante las comidas.
  • Masticar correctamente y elegir alimentos preferentemente blandos, sin partes duras ni quemadas.
  • Eliminar las bebidas gaseosas o cualquier vía de ingreso de aire en el estómago. Evitar las frituras y el exceso de grasas.

Con estas actitudes se logra

  • Calmar la acidez existente.
  • Evitar la aparición de acidez.
  • Proteger las paredes del estómago para prevenir las ulceraciones.
  • Permitir una adecuada digestión de los alimentos en el estómago, como así también en el intestino.

Cuáles son los alimentos permitidos

Como en todos los casos, hay que respetar las instrucciones del médico o la nutricionista. Sin embargo hay una orientación básica que se puede observar en la mayoría de los casos.

  • Leche: Entera o descremada, fresca o en polvo.
  • Yogur: Entero o descremado, natural o saborizado.
  • Quesos: Blanco o los quesos tipo crema.
  • Carnes: Vacuna, tierna, desgrasada y picada.
  • Aves: Pollo o pavita.
  • Fiambres: Jamón cocido desgrasado, lomito desgrasado.
  • Pescado: Merluza, pejerrey, langostinos,lenguado.
  • Vísceras: seso.
  • Verduras: Pulpa de tomate sin semilla ni piel, cebolla ligeramente hervida, zapallo, zanahoria, remolacha, corazón de alcaucil.
  • Pastas: Arroz, harina de maíz, ñoquis de papa, pastas rellenas.
  • Huevo: Entero o clara batida a nieve.
  • Frutas: Comerlas cocidas y sin piel: manzana, pera, durazno, damascos, banana madura pisada.
  • Pan, galletitas: pan blanco en rebanadas finas y desecado, tostaditas,  vainillas y grisines envasados.
  • Dulce: en cantidades moderadas, jalea, miel, dulce de batata y gelatina.
  • Caldos: siempre colados y de verduras solamente.
  • Condimentos: muy suaves y empleados con moderación: sal, nuez moscada, laurel, chaucha de vainilla, canela en rama, cáscara de limón o naranja, ramita aromática.
  • Infusiones: té o mate cocido liviano.
  • Grasas: aceites y margarinas untables sin calentar ni freír, crema de leche.
  • Postres: Flanes y gelatinas.

Cuáles son los alimentos prohibidos

  • Quesos picantes.
  • Carnes firmes, duras, tostadas, ahumadas.
  • Cereales integrales, panes integrales, legumbres secas.
  • Dulces, mermeladas.
  • Picantes, bebidas con alcohol, gaseosas, frituras.
  • Caldos concentrados, extracto de carne.
  • Pastas gruesas.
  • Café, té cargado, chocolate, cacao, mate con bombilla.
  • Frutas crudas y con piel.

Aspecto y textura de las preparaciones

Deben ser de consistencia blanda, sin tostados intensos, no fritas ni gratinadas. Evitar las comidas muy dulces como así también las temperaturas extremas (ni muy calientes ni muy frías).

Métodos de cocción

  • Asadas sobre la parrilla o sobre la plancha sin tostados intensos.
  • Hervidas.
  • Al horno sobre rejilla, envueltos en papel de aluminio, a baño de maría y siempre sin gratinar.
  • Sobre vajilla antiadherente.
  • Al vapor.

Enfermedad ulcerosa

Las gastritis no tratadas adecuadamente pueden desembocar en úlceras. Cuando ello ocurre hay que respetar el riguroso tratamiento médico que deberá ser individual. Cuando en cuadro mejora, el médico podrá recomendar una «dieta blanda gástrica» con características semejantes a las indicadas en la «gastritis».

En esta circunstancia, todo lo indicado, es decir hábitos de la mesa, alimentos permitidos y luego algunas recetas, podrán ser de utilidad para incorporarlos a la mesa de todos los días como una nueva manera de comer.

Recetas para trastornos del estómago

Estas recetas fueron creadas para utilizar en las diferentes situaciones de trastornos del estómago. Responden a una orientación dietética simple, sin grasas, frituras ni alimentos agresivos.

Se incluyen los alimentos permitidos en las diferentes etapas de mejoría y se pueden armar menúes respetando las cantidades de alimentos indicadas en cada caso por el médico o la nutricionista.

Sopa de crema de pollo

Ingredientes

  • 1/2 de pollo cocido.
  • 1 1/2 litro de caldo desgrasado.
  • 2 zanahorias cocidas.
  • 1 papa hervida.
  • 2 cucharadas de fécula de maíz.

Preparación

  1. Desmenuzar el pollo y ponerlo en la licuadora con la papa y la zanhoria.
  2. Licuar con un poco de caldo, echar en una cacerola, agregar el resto del caldo.
  3. Espesar con 2 cucharaditas de fécula de maíz y cocinar revolviendo hasta que tome cuerpo.
  4. Servir.

Para congelar: guardar en un recipiente adecuado.

Para descongelar: Recalentar por cualquier medio.

Supremas de pollo «al durazno»

Ingredientes

  • 6 supremas sin piel.
  • 6 mitades de duraznos en almíbar.
  • 1/2 taza de almíbar.
  • 1/2 taza de caldo desgrasado.
  • Sal.
  • Laurel.

Preparación

  1. Mezclar el caldo de verduras desgrasado con el almíbar de los duraznos.
  2. Poner las supremas en una fuente para horno.
  3. Cubrirlas con la mezcla licuada, salar a gusto y poner la hoja de laurel.
  4. Tapar y hornear 35 minutos, a fuego suave.
  5. Licuar 3 mitades de duraznos, agregar el fondo colado de cocción de las supremas.
  6. Espesar con 1 cucharadita de fécula de maíz, echar sobre las supremas, acomodar las mitades de duraznos reservados en gajos, dar un golpe de horno y servir.
  7. Acompañar con arroz blanco.

Para congelar: Preparar las supremas con su salsa y congelar, sin espesar con la fécula.

Para descogelar: Recalentar por cualquier medio, espesar la salsa con la fécula y servir caliente.

Crema de zapallitos y sesos

Ingredientes

  • 1 seso mediano limpio y cocido.
  • 3/4 kg de zapallitos tiernos.
  • 1 taza de leche descremada.
  • 2 cucharaditas de fécula de maíz.
  • Sal.
  • Nuez moscada.
  • 1 cebolla chica.
  • 3 cucharadas de queso rallado, estacionado tipo postre.

Preparación

  1. Cortar los zapallitos por la mitad, quitarles las semillas y hervirlos con la cebolla.
  2. Licuar con la taza de leche, condimentar con sal y nuez moscada y cocinar agregando la fécula de maíz.
  3. Cocinar revolviendo hasta que tome cuerpo.
  4. Pincelar con aceite una fuente de horno honda y disponer por capas, una porción de sesos cortados en láminas delgadas y un poco de la crema de zapallito.
  5. Espolvorear con el queso y hornear sin gratinar.
  6. Retirar cuando el queso comienza a fundirse.

Comentario: En lugar de seso se puede utilizar carne de pollo cocida.

¿Qué te ha parecido?
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0

Deja una respuesta