Rollitos rebozados de calabacín con jamón y queso

Siempre es recomendable encontrar nuevos platillos para realizar en la cocina del hogar. Sobre todo si se pueden realizar con elementos que utilizamos a diario en este espacio culinario. El resultado final será algo grandioso, original y sobre todo podrán modificar el menú aburrido de todos los días.

Estos deliciosos rollitos rebozados de calabacín son simples de hacer y es una excelente alternativa para que los niños puedan probar este riquísimo vegetal, que en este caso se suma jamón y queso. Ya es momento de cocinar!

Ingredientes
  • Un calabacín de buen tamaño.
  • 100 gramos de jamón.
  • 100 gramos de queso.
  • Harina para trabajar el rebozado.
  • Un huevo.
  • Sal.
  • Aceite común de cocina.
Preparación

1- Ayudándose con un utensilio especial para pelar las papas, realizar cortes finos del calabacín, aproximadamente un milímetro y dejar en un plato.

2- En cada rodaja de calabacín añadir una feta de jamón y después una de queso. Tratar que todo esté cortado del mismo tamaño, esto para que al momento de freír no se abran.

3- Dar forma de rollo al preparado, dejando el jamón y el queso en el interior.

4- Agregar la harina en un plato, sumar el huevo batido.

5- Pasar lo rollitos de calabacín por la harina y el huevo revuelto, intentar que el rebozado sea el correcto siempre.

6- Ahora es momento de utilizar una sartén con una buena cantidad de aceite. Es de vital importancia cubrir los calbacines rellenos en su totalidad para no sufrir aperturas durante la fritura.

7- Realizar el freído durante 120 segundos cada uno de los calabacines rellenos con jamón y queso. Una vez que tomen color dorado, ya se pueden pasar a un plato con un papel de cocina para quitar el excedente de aceite.

Servir y disfrutar.

Deja una respuesta