Cómo hacer para quitar la ansiedad

Aunque no es para nada descabellado tener presión a la hora de un evento importante, la realidad es que millones de personas sufren trastorno de ansiedad, que es más que una simple preocupación.

Este tipo de trastornos puede pasar de ser una simple preocupación a un trastorno de pánico junto con palpitaciones cardíacas, temblores o transpiración frecuente.

Las personas que sufren el trastorno de ansiedad deben buscar ayuda rápidamente para reducir los ataques o simplemente reducir la ansiedad acumulada a largo plazo.

Tanto la terapia como la medicación pueden ser buenas estrategias para solucionar este inconveniente pero existen otras propuestas a tener en cuenta como por ejemplo: cambiar el estilo de vida, comer sano, quitar el alcohol y la cafeína.

A continuación vamos a compartir 10 consejos útiles para ayudar a relajar y olvidarse un poco de todos los problemas cotidianos.

Preocuparse por el hoy

El estado de ansiedad siempre juega una mala pasada pensando en el futuro. Pero en lugar de preocuparse por lo que aún no paso , pensar en lo siguiente ¿Qué pasa hoy? ¿Estaré tranquilo? ¿Hay algo que pueda hacer ya mismo? Si esto no es así, lo mejor es organizar una agenda con las propias preocupaciones y de esta forma evitar estos pensamientos que desvían del camino.

Estar consciente de lo qué sucede

El ataque de pánico por lo general hace que las personas se sientan muy mal, como si se estuvieran por morir. Recordar siempre estas palabras: «Esto es un ataque de pánico, pero no me hace daño, es solo por un tiempo y no hay nada que pueda hacer«.

En resumen, el cuerpo activa la respuesta de pelear o huir, el sistema que lo mantiene vivo.

Estudiar los pensamientos que se tienen

Las personas que pasan por estados de ansiedad piensan en las peores cosas. Para dar batalla a estas preocupaciones, pensar si en verdad son realistas. Por ejemplo si tienen que dar un gran discurso, no piensen «voy a explotar» sino todo lo contrario «tengo nervios, pero lo voy a lograr».

Algunas cosas saldrán bien y otras no tanto. Pensar y estudiar los «miedos» es una excelente alternativa que tiene el cerebro para encontrar una manera racional de lidiar con los conflictos internos.

Respirar

La respiración es fundamental para lograr calmarse. Si bien existen «ejercicios de respiración» no es necesario contar la cantidad de respiraciones que se hacen. En lugar de ello, enfocarse en inhalar y exhalar de forma uniforme. Esto es sumamente beneficioso para el control de la respiración.

Ser consciente de respirar, es decir la sensación de que ingresa y sale el aire de las fosas nasales. Colocar una mano sobre el vientre y la otra sobre el pecho. Respirar profundamente y contar hasta cinco. Aguantar la respiración 3 segundos y exhalar a la cuenta de cuatro. La mano en el vientre deben entrar al inhalar y salir al exhalar.

Prestar atención a la respiración y olvidarse de los problemas. La mente estará ocupada, incluso podrán sentir que la meditación está haciendo que la mente esté más ocupada, pero en realidad es que se vuelven más consciente de lo ocupada que está la mente.

Tratar de «cortar» los pensamientos que llegan como cascada a la mente y solo concentrarse en la sensación de la respiración. Si descubren que la mente se fue y está siguiendo los malos pensamientos, se debe regresar rápidamente a la respiración.

Repetir este proceso las veces que sean necesarias hasta que la mente sea parte de esta respiración. Cuanto antes esto se convierta un un hábito matutino, se relajará con más frecuencia.

Seguir la regla 3-3-3

Primero nombrar 3 cosas que vean cerca suyo. Luego, nombrar 3 sonidos que escuchen. Por último mover 3 partes del cuerpo: tobillo, dedos o el brazo. Siempre que sientan que la mente no para ni un segundo, usar este truco mental para ayudar a centrar los pensamientos.

Hacer algo

Mantenerse en movimiento, salir a caminar, correr o andar en bici, cualquier acción que corte con la línea de los malos pensamientos será perfecto para la recuperación del sentido de control.

Pararse recto

Al momento de sentirse nervioso, automáticamente damos protección a la parte superior del cuerpo, donde se sitúa el corazón y los pulmones, por medio de encorvamiento.

Un remedio natural para contrarrestar este impulso es tirar los hombros hacia atrás, sentarse con los pies separados y abrir el pecho. Esto ayudará a que el cuerpo comience a sentir que tiene nuevamente el control.

Lejos del azúcar

Si bien es algo delicioso cuando uno se siente deprimido o con ansiedad, pero azúcar hace más daño del que creen.

Expertos afirman que comer demasiada azúcar puede traer graves problemas de ansiedad. En lugar de comprar una barra de chocolate, es preferible tomar un vaso de agua o comer proteínas.

Pedir otra opinión

Comunicarse con algún amigo y trate de pedir consejos sobre su situación. También es una buena idea escribir los pensamientos que se tiene en un papel.

Mirar un vídeo que le saque una sonrisa

Cuando se sientan mal, nada mejor que ver una película divertida o clips de un comediante famoso. La risa es el mejor antídoto para la salud mental. Un estudio encontró que el humor es beneficioso para quitar la ansiedad, incluso más que el deporte.

Meditar

Estar calmado el la mejor solución. Siempre encontrar un momento de relajación interna y nada mejor que concederse 10 minutos de soledad y buenas energías. Pensar con calma y mente abierta. Las actividades diarias se corresponderán.

Practicar automasajes

Hacer un masaje relajante, de no saber ni por dónde empezar, existen muchos vídeos en la red que ayudarán a conocer la técnica antistress.

Recortar gastos «hormiga» del presupuesto

Los problemas de dinero es una de las razones frecuentes de llegar rápidamente a comenzar una terapia. Las deudas despiertan a cualquiera a medianoche y contribuirán a que los sentimientos decaigan.

Tomar el control de las finanzas y dejar de gastar en cosas innecesarias.

Llevar un control de cada gasto que se hace día a día y luego analizar que se puede reducir de los gastos que se hacen.

Mantener el orden

Estamos seguros que saben el tiempo que se pierde cuando no se encuentra la billetera, lo más probable es que el desorden en el hogar sea inmenso, por lo tanto no es mala idea comenzar con el orden:

  • Elejir un cajón para guardar elementos personales.
  • Clasificar las cosas que no se usan.
  • Diferenciar 3 cajas: la primer con artículos para desechar, la segunda con prendas para donar y la tercera con artículos para la venta.
  • Hacer una venta de garaje.

Todo esto ayudará en la economía diaria.

Planificar viajes cortos

Mantener un tiempo de relajación es una gran idea para oxigenar la mente y el cuerpo de los ajetreos del día a día.

Lo más probable es que haya un lugar tranquilo para descansar un par de horas.

Ir a la cama temprano

Puede parecer una tarea titanica pero no imposible, la falta de sueño es un causante de ansiedad en grandes niveles.

Es imposible tener un funcionamiento de las emociones adecuado sin un sueño reparador.

Despertarse 10 minutos antes

Tomarse con calma las primeras horas de la mañana, empezar el día relajado es la mejor opción, si comienzan a preocuparse por los problemas tan temprano el día será fatal.

Lavanda

Comprar en una tienda especialidad el aceite de lavanda ya que cuenta con propiedades curativas y puede ser usado como remedio natural para eliminar la ansiedad y otros problemas nerviosos.

Añadir aceite de lavanda a un baño reparador es una excelente idea porque ayuda a aliviar las articulaciones y los músculos.

Dejar la cafeína, el azúcar y los alimentos procesados

El café es uno de los causantes de las palpitaciones cardíacas y sobre todo los ataques de pánico. La hipoglucemia también causa palpitaciones.

El azúcar causa ansiedad y ataques de pánico porque actúa como un estimulante suprarrenal. También olvidarse de los productos refinados de harina.

Estar un poco nervisoso/a es algo normal durante el transcurso de la vida. Sin embargo, un poco de ansiedad no es algo malo, te pone consciente del peligro, motiva a estar organizado y preparado ante los riesgos. Pero si la ansiedad se transforma en una lucha constante, es momento de hacer algo para que no se convierta en una bola de nieve.

No poder mantener el control de la ansiedad puede traer conflictos con la calidad de vida.

Deja una respuesta