¿Por qué tenemos calambres?

calambres

Esos fuertes dolores como una cuchillada y que te dejan inmóvil por un rato, llamados calambres, le pueden pasar a cualquiera, así seas un deportista profesional o una persona con un ritmo tranquilo de vida.

Los calambres nocturnos son los peores, hasta lágrimas te sacan, pero no queda de otra que aguantarse y esperar que el dolor pase. Pero, ¿por qué me ocurre esto?

No se sabe exactamente por qué ocurren los calambres, pero los expertos creen –y es la explicación más conocida- que se debe a un bajo nivel de potasio o calcio en la sangre.

Otras posibles causas son la deshidratación muscular o la insuficiente circulación de sangre a través de los músculos.

Veamos también en qué situaciones y a qué tipo de personas les dan calambres con frecuencia:

  • Las embarazadas: puede ser que se acalambren porque el bebé absorbe la mayor parte de los nutrientes de su cuerpo o porque no están tomando suficientes líquidos.
  • Las que usan zapatos inadecuados: llevar un zapato de una talla que no te corresponde, usar tacones demasiado altos, zapatos sin contención adecuada para el pie o no usar zapatos deportivos al hacer ejercicios puede producirte calambres.
  • Las que exigen demasiado a sus músculos: hacen ejercicios muy fuertes para su cuerpo, no hacen calentamiento antes de la actividad deportiva o se sumergen en aguas muy heladas (cambio de temperatura).
  • Las que tienen problemas circulatorios, han tenido ciertos tipos de cirugías o usan ropa muy apretada que les corta la circulación.

¿Alguna de estas situaciones te es familiar? Si una o varias lo son, corrige esos malos hábitos y verás como tus piernas y pies se sienten mejor.

Deja una respuesta