Cómo hacer crema para depilar casera

La crema depilatoria casera es una excelente opción para eliminar el vello no deseado de forma rápida y sencilla.

En primer lugar, necesitarás una taza de azúcar blanco o moreno, que actuará como el agente depilatorio principal.

El azúcar se adherirá al vello y lo arrancará de raíz cuando se retire la crema. También necesitarás el jugo de medio limón, que actuará como un agente exfoliante y ayudará a aclarar la piel.

El siguiente paso es agregar una cucharada de miel a la mezcla. La miel tiene propiedades hidratantes y suavizantes que ayudarán a calmar la piel después de la depilación.

También puedes añadir unas gotas de aceite esencial de lavanda o manzanilla para obtener un aroma agradable y calmante.

Una vez que hayas reunido todos los ingredientes, mezcla el azúcar, el jugo de limón, la miel y el aceite esencial en un recipiente hasta obtener una pasta espesa y pegajosa.

Luego, calienta la mezcla en el microondas durante aproximadamente 30 segundos o hasta que esté tibia al tacto.

Una vez que la crema esté lista, aplica una capa delgada y uniforme sobre la zona a depilar, asegurándote de cubrir todo el vello.

Deja que la crema actúe durante unos 10-15 minutos, o hasta que se haya endurecido ligeramente. Finalmente, retira la crema con movimientos rápidos y firmes en dirección contraria al crecimiento del vello.

¡Y voilà! Tendrás una crema depilatoria casera lista para usar.

Índice
  1. Crema depilatoria casera con bicarbonato
  2. Crema depilatoria casera con bicarbonato y pasta dental
  3. Crema depilatoria casera con pasta de dientes

Crema depilatoria casera con bicarbonato

Si estás buscando una alternativa a la cera o las cuchillas para depilarte, una crema depilatoria casera con bicarbonato puede ser la solución perfecta para ti.

El bicarbonato de sodio es un ingrediente natural que tiene propiedades exfoliantes y suavizantes, lo que lo convierte en un excelente aliado para eliminar el vello no deseado.

Para hacer esta crema depilatoria casera, necesitarás los siguientes ingredientes: bicarbonato de sodio, agua y aceite de coco.

El bicarbonato de sodio será el encargado de exfoliar suavemente la piel, mientras que el aceite de coco la mantendrá hidratada y suave.

Para comenzar, mezcla en un recipiente dos partes de bicarbonato de sodio con una parte de agua hasta obtener una pasta espesa.

Luego, añade una cucharada de aceite de coco y mezcla bien todos los ingredientes hasta que estén completamente integrados.

Antes de aplicar la crema depilatoria casera, es importante que limpies y seques bien la zona donde quieres eliminar el vello.

A continuación, aplica la pasta sobre la piel en dirección contraria al crecimiento del vello, cubriendo toda la zona que deseas depilar.

Deja actuar la crema durante aproximadamente 10 minutos, o el tiempo recomendado en las instrucciones del envase del bicarbonato de sodio.

Luego, retira la crema con una espátula o una toalla húmeda, enjuaga la piel con agua tibia y aplica una crema hidratante para calmar la piel.

Recuerda que cada piel es diferente, por lo que es recomendable hacer una prueba en una pequeña área antes de aplicar la crema depilatoria casera en todo el cuerpo.

Además, evita usar este método en zonas sensibles o irritadas.

Crema depilatoria casera con bicarbonato y pasta dental

La crema depilatoria casera con bicarbonato y pasta dental es una opción económica y efectiva para eliminar el vello no deseado.

El bicarbonato de sodio es conocido por sus propiedades exfoliantes y blanqueadoras, mientras que la pasta dental actúa como un agente adhesivo que ayuda a eliminar el vello de manera suave.

Para elaborar esta crema depilatoria casera, necesitarás los siguientes ingredientes: bicarbonato de sodio, pasta dental, una cucharada de agua caliente y una cucharada de aceite de oliva.

En un recipiente, mezcla una cucharada de bicarbonato de sodio con dos cucharadas de pasta dental hasta obtener una pasta homogénea.

Luego, añade una cucharada de agua caliente y una cucharada de aceite de oliva, y mezcla nuevamente hasta que todos los ingredientes estén bien incorporados.

Antes de aplicar la crema depilatoria, asegúrate de que la zona a tratar esté limpia y seca.

Aplica la crema sobre el vello no deseado, asegurándote de cubrir toda la zona. Deja actuar durante 10 a 15 minutos para que los ingredientes penetren en el folículo piloso.

Luego, utiliza una espátula o una toalla húmeda para retirar la crema en dirección contraria al crecimiento del vello.

Es importante realizar una prueba de sensibilidad antes de utilizar esta crema depilatoria casera en una zona extensa.

Aplica una pequeña cantidad de la mezcla en una parte de la piel y espera al menos 24 horas para verificar que no haya ninguna reacción alérgica.

Si experimentas enrojecimiento, picazón o irritación, no utilices la crema en esa zona.

Recuerda que esta crema depilatoria casera no es permanente y el vello volverá a crecer con el tiempo.

Sin embargo, es una opción económica y accesible para aquellos que prefieren evitar los químicos y los costosos tratamientos de depilación.

Si deseas mantener la zona libre de vello por más tiempo, puedes repetir el proceso cada dos semanas o cuando sea necesario.

Crema depilatoria casera con pasta de dientes

La crema depilatoria casera con pasta de dientes es una alternativa económica y efectiva para eliminar el vello no deseado.

Esta receta utiliza ingredientes comunes que se pueden encontrar en cualquier hogar, lo que la hace accesible para todos.

Además, la pasta de dientes tiene propiedades que ayudan a suavizar la piel y reducir la irritación después de la depilación.

Para preparar esta crema depilatoria casera, necesitarás los siguientes ingredientes: pasta de dientes, azúcar blanca y jugo de limón.

La pasta de dientes debe ser blanca y sin gel, ya que los otros ingredientes no se mezclan bien con los componentes adicionales de la pasta de dientes en gel.

El azúcar blanca actúa como un exfoliante suave y el jugo de limón ayuda a aclarar el vello.

La preparación de esta crema es muy sencilla: mezcla dos cucharadas de pasta de dientes, una cucharada de azúcar blanca y una cucharadita de jugo de limón en un recipiente. Revuelve bien hasta obtener una pasta homogénea.

Si la mezcla está demasiado espesa, puedes agregar un poco más de jugo de limón para alcanzar la consistencia deseada.

Antes de aplicar la crema depilatoria casera con pasta de dientes, asegúrate de que tu piel esté limpia y seca.

Aplica la mezcla sobre la zona a depilar en dirección contraria al crecimiento del vello.

Deja actuar durante unos 10-15 minutos o hasta que la crema se haya secado por completo. Luego, retira la crema suavemente con movimientos circulares y enjuaga con agua tibia.

Es importante tener en cuenta que esta crema depilatoria casera puede no ser adecuada para pieles sensibles o irritadas.

Antes de usarla en una gran área del cuerpo, realiza una prueba en una pequeña zona para asegurarte de que no haya reacciones alérgicas. Si experimentas irritación o enrojecimiento, suspende su uso de inmediato.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Cómo hacer crema para depilar casera puedes visitar la categoría Cremas.

Quizás también te interese leer..

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tu valoración: Útil

Subir

Debes de aceptar las políticas de Cookies. Más información