No hay abrigar demasiado a los bebés

los bebés

Llegan poco a poco los días frescos y con ellos el temor de que los pequeños pasen frío y se pesquen alguna enfermedad de temporada, por lo que muchas familias caen en la tentación de abrigarlos en extremo ya que cuanto más abrigo menor parece ser la chance de que se les enfríe el cuerpo.

Lo cierto es que hay que tener en cuenta que el abrigo en exceso también representa un riesgo, las autoridades de salud advierten que abusar del abrigo puede resultar perjudicial para todos, siendo los más afectados los bebés y niños pequeños que no pueden indicar que se sienten abrumados.

Otro de los inconvenientes derivados del abrigo excesivo es la deshidratación que da lugar a bajones de presión y a constipaciones ya que los intestinos se quedan sin la lubricación necesaria para funcionar como deben y por lo tanto encapsulan retenciones fecales que pueden provocar grandes cólicos al niño.

La recomendación es la de fijarse en el frío que siente uno mismo y el abrigo que se coloca sobre el cuerpo a la hora de abrigar a los pequeños, y colocarles en caso de que el día sea muy frío 1 sola capa extra de ropa de la que llevamos nosotros.

Es tan importante abrigar a los niños al sacarlos al exterior como el hecho de desabrigarlos cuando se los lleve al interior de una vivienda, ya que la calefacción de los hogares puede provocar sofocos, dolores de cabeza, náuseas y mareos que pueden evitarse sencillamente.

¿Qué te ha parecido?
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0

Deja una respuesta