Mujer gastó todos sus ahorros para parecerse a una muñeca inflable

mujer deformada

La fascinación por la fama puede hacer que muchas mujeres gasten todos sus ahorros en cirugías costosas, se expongan a deformidades o incluso pierdan la vida, y todo por querer alcanzar un «ideal de belleza», como si fuera una muñeca.

Un claro ejemplo es el de una joven llamada María Magdalena que gastó $ 115,000 para cambiar su apariencia al de una muñeca inflable.

Esta chica ansiosa por llamar la atención aumentó su implante mamario a un asombroso 38J, después de tres cirugías mamarias. También se sometió a tres operaciones de nariz, levantó las cejas e instaló sensores en sus mejillas y labios

En su extensa lista, también practicó la liposucción y recientemente se colocó unos implantes de glúteos. Su objetivo es convertirlos en «los más gordos del mundo».

Ella dijo que odiaba las fotos tomadas antes de la conversión. A ella le gusta lo que es ahora y dice que la gente le gusta su nuevo look.

Deja una respuesta