Mi refrigerador no enfría ni congela, haz esto

Si tu refrigerador no enfría, quizás debas tener en cuenta estas recomendaciones.

Refrigerador no funciona

La heladera es un electrodoméstico de gran valor en el hogar para la óptima conservación de alimentos, por lo que mantener su buen funcionamiento resulta elemental.

Si has notado que su rendimiento empeoró, presta atención a estos consejos.

Índice

    ¿Qué hacer cuando no congela el refrigerador? 

    Para repararlo, primero deberás encontrar la causa. Lo recomendable para asegurarte de obtener un diagnóstico correcto, será llamar a un técnico calificado. 

    Pero, que tu frigorífico no conserve el frio adecuadamente puede deberse a problemas que podrás detectar fácilmente tú mismo.

    Te presentamos los más comunes.

    ¿Por qué mi refrigerador no enfría?

    Posibles problemas en una nevera averiada:

    Corrobora que los ventiladores del refrigerador estén funcionando. Tanto el que corresponde al congelador como el que ventila el motor ambos deben estar encendidos.

    En caso de notar que el congelador funciona correctamente pero no el refrigerador, es probable que el lado del congelador esté produciendo escarcha.

    Checkea para asegurarte de que no sea así. Sobre todo, si es un modelo no frost el cual no debería escarchar.

    Si el compresor de la heladera, su motor, se encuentra averiado, lo notarás tocando la tubería de salida que va del motor a la parte trasera inferior del frigorífico. Si no está caliente, entonces el problema se encuentra aquí.

    Revisa que el estado de los burletes, las guías de goma que bordean el interior de la puerta, estén en buen estado.

    Si filtran aire o no logran un cierre hermético, tu heladera perderá frío y, además, generará un aumento de consumo eléctrico. 

    Otra falla corriente en los electrodomésticos frigoríficos es la falta del gas refrigerante. Generalmente se debe a una perdida, ya que su duración va de unos 14 a 18 años.

    Puedes determinar el agotamiento o escape de varias maneras: el tubo que va desde el motor a la parte trasera de la heladera debe estar caliente, corrobora que este no se congela y asegúrate que la parte interior no tenga goteras ni se congele con rapidez. 

    Si has logrado detectar que la heladera tiene una fuga de gas, ventila inmediatamente el ambiente ya que el gas es tóxico y potencialmente mortal si se inhala en un espacio cerrado por un tiempo prolongado. 

    Consideraciones para que tu heladera refrigere mejor

    Puedes conseguir un mayor rendimiento y prolongar la vida útil de tu heladera si tienes en cuenta algunas cuestiones.

    Abre la puerta solo cuando sea necesario y evita hacerlo con frecuencia. Esto debido a que la temperatura del exterior ingresa al refrigerador y por tanto implicará que le cueste más tiempo conseguir el enfriado. 

    no enfria refrigerador

    Un efecto similar es causado cuando guardamos en la heladera alimentos calientes.

    Por esto, es importante esperar a que tomen temperatura ambiente antes de guardarlos, permitiendo el trabajo correcto del motor. 

    Evitar llenarla demasiado. Si la distribución de alimentos permite que el frío circule por todo su interior, su enfriado se verá incrementado.

    Finalmente, tanto si has logrado o no detectar la falla por la cual tu heladera no enfría, te recomendamos que para su solución acudas a un técnico especializado que reparará de manera segura tu nevera. 

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Esta web utiliza cookies propios y de terceros para personalizar el contenido, anuncios y tráfico web. Más información