Las mascotas aumentan el autoestima en los niños

autoestima

Entre los múltiples beneficios derivados del hecho de que un niño pueda crecer con el privilegio de compartir su infancia con una mascota, destaca un punto importante, ya que se ha podido comprobar que esta relación puede aumentar la autoestima y disminuir los niveles de estrés propios del crecimiento, además los niños que tienen mascotas tienden a jugar de forma más convencional por momentos, usando el cuerpo y el espacio físico, por lo que realizan mayor actividad y se sienten más felices.

Muchas familias en ocasiones dudan de la idea de incorporar una mascota a la familia, ya sea por falta de espacio, de tiempo o de costumbre, pero lo cierto es que la recomendación no es otra que una afirmación a esa posibilidad, ya que compartir la vida con un animal puede ser una experiencia enriquecedora para todos, sobretodo en el caso de los niños, ya que brindan grandes beneficios, mucho más si se trata de un perro.

Los expertos indican que representan un apoyo tanto físico como psicológico en los niños, que tienen la posibilidad de jugar con ellos cuando están aburridos y ponerse en movimiento, o de quedarse en silencio en su compañía cuando se sienten tristes, molestos o cansados.

Estudios diversos demuestran que un niño que tiene mascota mejora notablemente sus niveles de confianza y de autoestima, por lo que por resultado obtenemos niños más felices, tranquilos y seguros, además son más activos y disfrutan más de aprender sobre lo que los rodea, son más perceptivos y desarrollan mejores niveles de empatía y comunicación con el prójimo, ya que entre el niño y el animal se desarrolla una conexión sumamente especial que vale la pena experimentar, ya que fomenta en el niño el sentido de respeto por la vida.

Deja una respuesta