Mascarilla quirúrgica protectora para adultos

En esta ocasión te contamos sobre la mascarilla quirúrgica, cómo usarla, cuánto tiempo y demás. ¡Sigue leyendo!

El mundo cambió y nosotros tuvimos que cambiar con él. No sabíamos que podía ser tan drástico, sin embargo, lo es.

Hace casi dos años que enfrentamos una pandemia que puso la vida de muchos de cabeza: el covid-19.

Ante la crisis sanitaria, se volvió de uso obligatorio los –como prefieras llamarlos– tapabocas, cubrebocas, barbijos o mascarillas.

Hay de tela, con válvula, quirúrgicos, de protección…  y es una de las formas más efectivas que tenemos de evitar el contagio y, por supuesto, se convirtió en una prenda más de vestir a la hora de salir a la calle.

Índice
  1. Mascarilla quirúrgica resistente a fluidos
  2. ¿Cómo usar la mascarilla quirurgica correctamente?
  3. Pros y contras de la mascarilla quirúrgica 
  4. Saber si una mascarilla quirúrgica es de buena calidad

Mascarilla quirúrgica resistente a fluidos

Una de las cosas que hace de este tapabocas una buena elección es que, protege de contagios si se sabe usar.

Estos tienen una vida útil aproximada de cuatro horas y pasado este tiempo, su eficacia va disminuyendo.

A diferencia de las hechas de tela –lindas, pero con baja efectividad– la mascarilla quirúrgica , bien su nombre lo dice, son de uso hospitalario y evita que los fluidos que salen de nuestra boca y nariz, lleguen a otros individuos.

¿Cómo usar la mascarilla quirurgica correctamente?

Sabemos lo agotador que puede ser llevar un barbijo.

Suelen dejarnos sin aire al caminar muy rápido, molestan en las orejas si pasamos muchas horas usándolo y, en ocasiones, producen dolor de cabeza.

Por esto y temas de prevención, es recomendable usar la mascarilla quirúrgica y la forma correcta de llevarla es cubriendo la nariz, boca y barbilla.

También debes tomar en cuenta que, antes de colocarla debes higienizar tus manos.

Una vez puesta no toques por dentro, no te rasques la nariz y boca, no la bajes y si se rompe, deséchala.

Pros y contras de la mascarilla quirúrgica 

Como cualquier producto, la mascarilla quirúrgica tiene sus puntos negativos y positivos , te mencionamos algunos de ellos a continuación:

  • Son cómodas y permiten respirar mejor.
  • Recomendadas para evitar la propagación del virus.
  • Se ajustan fácilmente.
  • El material con el que está fabricado no irrita la piel.
  • Son desechables, así que deberás tirarlas al pasar el tiempo de efectividad.
  • Tiene poca duración.
  • Algunas se atan detrás de la cabeza.

Saber si una mascarilla quirúrgica es de buena calidad

Para que sea de buena calidad, el cubrebocas debe tener al menos trescapas.

La primera es la externa y nos protege del ambiente, la segunda es la que evita que evita que penetren las bacterias y, la última, está en contacto con nuestro rostro y atrapa cualquier fluido en forma de gota que pueda salir.

Anímate a usar este tapabocas y deja de lado los de telas que, no aportan tanta protección como los quirúrgicos y pueden llegar a ser sumamente incómodos.

Al final del día, estarás cuidándote a ti y a los demás.

Recuerda también lavar tus manos, usar alcohol y mantener distancia, nada de lo anterior expuesto funcionará si estas tres cosas las incumples.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Debes de aceptar las políticas de Cookies. Más información