Lo que debes saber sobre los demonios

¿Te interesa saber sobre demonios? Aprende con el siguiente artículo

Los innombrables, los ángeles caídos, los malévolos de la religión. ¿Sabías que el Diablo no es el único demonio? ¿Y que no todos son como él?

En este texto hablaremos de lo que debes saber de ellos y sus tipos. 

Nos aterra pensar en la imagen tanto como en la maldad que estos pecadores poseen y ciertas veces tememos ser poseídos por alguno.

Por eso, generalmente evitamos nombrarlos, tratar el tema o incluso pensar en que sea cierto que existen.

Sin embargo, existe una rama de la teología enfocada en el estudio y análisis de tales entidades maliciosas.

Esta es la demonología, gracias a la cuál podemos conocerlas mejor. Ya que evadir la cuestión y su existencia no nos asegurarán estar exentos de sus acciones. 

Saber de ellos nos permitirá enfrentarnos de otra manera a su existencia. 

Todos conocemos sobre Satanás, pero no es este el único enemigo demoniaco de Dios.

La importancia que el mismo tiene se debe a que representa al líder de todos los demás.

¿Cuántos más hay? No solo existen otros, sino que también se categorizan por tipos.

Índice
  1. Tipos de demonios en el cristianismo
  2. En el nombre de Jesús los demonios huyen

Tipos de demonios en el cristianismo

Así como cada religión tiene su propio Dios, todos tienen su equivalente maligno, su opuesto o adversario.

Según nuestras creencias, en las escrituras del Nuevo Testamento se representa por Satán, el Diablo, por la serpiente o por el gran dragón en el Libro de Job, el Evangelio de Mateo, el Génesis o el Apocalipsis correspondientemente.

Al igual que Lucifer, el conjunto de demonios del infierno se conforma por los ángeles caídos o expulsados del cielo.

Todos aquellos desterrados por su rebeldía antes Dios, maldad y afán de destrucción. 

Se diferencian entre sí a partir de varias categorías.

Dependiendo de que aspecto de la demología se los analice. Una de las diferenciaciones más difundidas es la que definió Peter Binsfeld, teólogo alemán, en 1589.

La misma se condice con la de su colega inglés John Wycliffe basándose en los siete pecados capitales. 

El tipo de “Principes del Infierno” distingue a siete demonios del infierno correspondidos cada uno con un pecado capital que lo identifica.

  • Lucifer, el líder del séquito representa el ego.
  • Asmodeo, la lujuria.
  • Belcebú, asociado a la glotonería.
  • Satanás, la ira.
  • Mammon, el de la codicia.
  • Belphegor, la pereza.
  • Leviatán, se identifica con la envidia.

Estos son los tipos de demonios y sus nombres más popularizados, pero la lista ha de ser amplia si se los trata en detalle. 

Todos estos demonios, ¿Dónde existen? Y, si son poderosos, ¿cómo eliminarlos?

En el nombre de Jesús los demonios huyen

Así es, estos demonios existen como espíritus malignos. Y tienen poderes como la destrucción y el engaño. Pero sus dominios encuentran los limites en el nombre de Cristo. 

Desde el nombramiento del hijo de Dios, o del Padre mismo, estamos seguros de que cualquier demonio se mantendrá lejos nuestro.

La oscuridad que los convoca desaparece con la luz del Señor.

Refugiémonos en nuestro creador, acudiendo a los versículos de autoridad sobre los demonios y estaremos seguros de que ninguno sobrepasará su divinidad. 

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Lo que debes saber sobre los demonios puedes visitar la categoría Artículos.

Quizás también te interese leer..

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tu puntuación: Útil

Subir

Debes de aceptar las políticas de Cookies. Más información