Las cosas que ellos más odian en la cama

odian en la cama

No importa cuanta experiencia sexual tengas, ninguna mujer está libre de cometer errores durante el sexo. No todos los días pueden ser buenos para el sexo, ¿no?

No obstante, puedes ahorrarte y ahorrarle a tu pareja la frustración al conocer esas actitudes, gestos o acciones que aniquilan la pasión y que pueden ocasionar la aparición de problemas entre ustedes.

¿Qué es lo que ellos más odian en la cama?

Que estés tiesa en la cama

Hay mujeres que se acuestan y esperan que él lo haga todo, y no es así, ellos esperan que la mujer se mueva mucho así esté debajo.

Que solo él te bese

De nuevo la reciprocidad. A los hombres les encantan que los besen y que jugueteen con su cuerpo.

Que seas chapada a la antigua

A ellos no siempre les gusta tener que tomar la iniciativa, les parece aburrido.

Si en el fondo tú quieres darle instrucciones para que te satisfaga mejor, pues hazlo. A veces a ellos les excita cuando la mujer los controla.

Que no demuestres sensibilidad hacia él

Por lo general las mujeres esperamos esto de ellos, pero también ellos lo esperan de nosotras. Ellos también son sensibles.

Que seas egoísta

Vamos, preocúpate por lo que él siente. Pregúntale “¿cómo te gusta esto?”, “¿qué tal se siente eso?”.

Hazle sentir que te preocupas por él y por darle placer. Él disfrutará ser el centro de “tu” atención.

Que seas aburrida

Sorpréndelo con cosas que nunca hayas hecho antes como hacerle un striptease, prepara un encuentro romántico, sugiérele probar nuevas poses, etc.

No permitas que la vida sexual de ambos caiga en la rutina.

Que no le demuestres tus emociones

Él necesita saber si te gusta lo que te hace o no. Grita, gime, dile lo que sientes sin vergüenza.

Si le haces saber lo que te gusta, ten por seguro que vas a recibir tu recompensa.

Que nunca tomes la iniciativa

Él llega a aburrirse de ser siempre el que da el primer paso.

No tienes por qué ser tímida ni anticuada con tu pareja, hazle saber que te gusta el sexo y cuéntale sobre tus deseos.

Que seas demasiado higiénica

Cuando te pones a limpiar y ordenar la cama, estás matando la atmósfera sexual que se creó mientras tú y él hacían el amor.

Deja las cosas como están, recuéstate y relájate con tu pareja.

Que hables demasiado

Menos es más, sobre todo en la cama. A los hombres no les gustan las mujeres que hablan mucho durante y después del sexo, a menos que sea para decir cosas provocativas o decirles que los aman.

Deja una respuesta