La dieta del frijol

frijol

El frijol es una legumbre polémica porque solemos asociarla con la pesadez de estómago y los gases, pero resulta que es excelente para reducir el abdomen y para mejorar la elasticidad de la piel, y así reducir las líneas de expresión.

El frijol es rico en carbohidratos, proteínas, ácidos grasos poliinsaturados, hierro, cobre, zinc, fósforo, potasio, magnesio y calcio. Y es además muy económico, variado (existen diversos tipos de frijoles) y abundante en la mayoría de países de Latino América.

Índice()

    Al despertar

    • 4 onzas de jugo de uva concord.
    • 1/2 cucharadita de aceite de oliva.
    • 1/2 cucharadita de vinagre de vino.
    • Agua

    Desayuno

    • 4 onzas de pan blanco (baguette, pan cubano, bolillo, etc.).
    • 1/2 taza de frijoles negros machacados y untados.
    • 2 cucharaditas de aceite de oliva (para mezclar con frijoles).
    • 2 onzas de queso mozzarella rallado.
    • Agua.

    Media mañana

    • 1 plátano mediano.
    • 4 almendras o 4 mitades de nuez.

    Almuerzo

    • 1/2 taza de garbanzos o frijoles bayos.
    • 1/2 taza de tomate picado.
    • 1/2 taza de cebolla picada.
    • 1 cucharadita de aceite de oliva.
    • Agua.

    Merienda

    • 1 taza de uvas.
    • 4 almendras o 4 mitades de nuez.

    Cena

    • 2 onzas de pechuga de pollo, res o pescado.
    • 1 taza de verduras.
    • 1 cucharadita de aceite de oliva.
    • Jugo de naranja.

    Antes de dormir

    • 4 onzas de jugo de uva concord.
    • 1/2 cucharadita de aceite de oliva.
    • 1/2 cucharadita de vinagre de vino.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir