Infidelidad en la pareja y sus significados

Infidelidad en la pareja

La infidelidad tiene significados amplios en las diversas áreas de la vida, siempre asociado a la traición y en la pareja refiere a estar con otra persona que no es aquella a la cual le prometió “exclusividad” como cláusula de un contrato social entre las partes de la pareja.

El error no es creer en un vínculo eterno sino intentar de hacer eterno una relación tan bella como la pareja, mediante un escrito o promesa oral porque los seres humanos tienen emociones y sensaciones que no se pueden ver a futuro pero si renovar a cada momento.

En algunas sociedades es asociado al pecado, en otras culturas es parte de un estilo de vida el tener varias concubinas … la fidelidad que le prometes a otra persona no debiera ser primariamente un compromiso contigo y luego brindar aquello que tienes a las personas que amas.

La primer vinculación de este término es el de estar físicamente con otra persona que no es tu pareja/esposa-a/concubino/a y en ese caso es cuando más aflige a la otra persona, por eso me pregunto: ¿infidelidad no es faltar a los valores propios perjudicando a los ajenos?.

Reflexiono desde mi estilo de vida, primero es hallar el equilibrio interior propio y después poder compartirlo con quien eliges.

De este modo hallarás la fidelidad como modo de relacionarte y no como mandato social, así mismo en el hombre es visto como una conquista de su hombría vigente y en la mujer es condenada sobre todo si hay hijos en común.

Es uno de las principales temores que llevan a las rupturas en las parejas actuales y  las tendencias de crisis en el matrimonio moderno como consecuencia del estilo de vida es una causante más a las mencionadas.

Si tomas al matrimonio o la pareja que convive como mandato social a cumplir, sin la posibilidad que puede quebrarse por miles de cuestiones estás equivocada/o. la relación en la pareja es construir un castillo de cristal … deben cuidarlo entre los dos para que no se rompa .

Buscar maneras nuevas de hacerlo, implementar tiempos juntos para leer o caminar mientras exploran que estar juntos es un mundo maravilloso del gran amor que existe.

Cómo reaccionar ante una infidelidad

Estos son algunos consejos de qué hacer si somos víctimas del engaño de la persona que amamos.

  • Mantén la calma, ninguna decisión apresurada puede resultar bien.
  • Si es posible lo ideal es callar y esperar para ver si te confiesa esta situación. Los interrogatorios enfurecidos suelen arrancar solo mentiras.
  • A pesar de ser una situación en extremo dolorosa evalúa la posibilidad de rescatar tu pareja, posiblemente la tercera en discordia haya sido algo circunstancial y ya esté fuera de sus vidas.
  • Recuerda que para que una pareja fracase o caiga en la infidelidad hay dos que han fallado. Examínate para ver si tienes parte de culpa en esto.
  • Cuando sea el momento preciso habla abiertamente del tema con tu pareja, solo se puede recuperar la pareja si el tema se dialoga a fondo.
  • Analicen entre los dos los motivos que llevaron a esta situación.
  • Tomen un tiempo para plantearse si las razones por las que decidieron formar esta pareja aún siguen siendo válidas.
  • Si deciden continuar con la pareja no utilicen jamás esta infidelidad para recriminaciones hacia el otro. Solo continúen si son capaces de perdonar y olvidar.
  • Lo más sabio es buscar ayuda profesional para seguir adelante.
  • Si decides abandonar a quién te fue infiel, hazlo con la certeza de que serán momentos duros y dolorosos pero de los que siempre se sale. Y sobre todo recuerda que habrá una nueva oportunidad de sentirte amada y respetada.

La infidelidad en las mujeres

La imagen de la mujer pura y casta es una que todavía se mantiene en el siglo XXI, por lo cual todavía no se considera común el hecho de que una mujer casada engañe a su marido, pero la realidad es que las “señoras de” tienen amantes y no solo saben ocultarlos mejor que los hombres, sino que también se involucran más con ellos

Según diversas encuestas y estadísticas el mayor motivo por el cual las mujeres engañan es el de salir de la rutina matrimonial y poder recuperar el romance y la pasión en sus vidas, mientras que los hombres suelen tener aventuras solo para satisfacer su deseo sexual, algo que también puede perderse en un matrimonio.

Pero la ventaja que tienen las mujeres sobre los hombres en cuanto tener un amante, es que pueden ocultarlo con más facilidad ya que no se espera que tengan un romance extramatrimonial.

Además el simple hecho de sospechar que su mujer busca satisfacciones en otro hombre es un golpe al ego tan grande que los esposos prefieren evitar pensarlo.

En cuanto a la desventaja, las mujeres pueden tener un romance que se vaya de su control ya que suelen involucrarse sentimentalmente con sus amantes mas seguido que los hombres, por lo cual lo que ellas consideraban simple aventura puede terminar con la ruptura de su familia al dejar a su esposo por otra persona.

La infidelidad ¿es un patrón humano?

El tema de la infidelidad (de la manera que sea manifiesta) es un disparador para guiones de películas de televisión o cine, charlas entre amigas/os, discusiones en la pareja y hasta trama para historias de libros produciendo una amplia diversidad de sensaciones cercanas a la mentira, el engaño, las escondidas cuando una de las partes está con una persona ajena a ambos.

Algunas veces puede estar inducida por: celos desmedidos, invasión de uno sobre el otro, pérdida de interés en compartir, trato poco cordial, instancias familiares difíciles de alguno de los dos, curiosidad por aquello que “no” debe hacerse por haberlo pactado sino que debe sostenerse por el respeto por el otro.

Puede suceder que comiences a controlar los mensajes de texto,  sigas sus pasos de día y de noche,  revises sus casillas de emails,  espíes los contactos en el teléfono celular, si es cierto que cena con sus amigos entre otras opciones que se me ocurren y que tú has pensado o vivido.

Si en las mencionadas opciones encuentras la conformidad de la infidelidad porque también notas:  gran alegría a la que no le hallas aparente razón, aumento del uso del teléfono móvil en horarios poco habituales, pérdida de interés paulatina, aumento de las horas de trabajo, cambio de look  … atención estimado/a lector/a puedes estar en la dualidad de dialogarlo y perdonar para seguir adelante o decidir la ruptura.

Esta actitud no responde a un sexo (femenino o masculino) en particular sino a elecciones personales combinadas con situaciones del momento.

Podrás perdonar dicha acción si primero la admites entonces haciendo de la suposición una realidad concreta encontrarás el modo de poder dialogar al respecto para continuar la relación con cambios o pueden hallar en ella el punto de partida para la ruptura definitiva de la pareja … en esta última es reencontrarse como seres humanos con la búsqueda de la armonía para que los dos sientan bienestar y no culpa o derecho al pase de factura.

Deja una respuesta