flor de irupé Información para niños Básica

La Flor de Irupé es una planta que habita en el agua y que se encuentra principalmente en el río Paraguay y en cercanías.

Se trata de un platillo de color verdoso que puede tener una dimensión aproximada de unos 2 metros de diámetro, por su tamaño una gran cantidad de pájaros comienzan su nido allí.

Sus flores son imponentes y cambian de color muy rápido, de un blanco a rojo. Por las noches se cierran y al comienzo del día aparecen capullos majestuosos.

La Flor de Irupé tiene unos frutos que se los conoce con el nombre de «maíz de agua» porque contienen semillas de gran tamaño que sirven de alimento para pájaros y hombres.

Existe una creencia guaraní que indica que el nacimiento de la flor de irupé.

De acuerdo a la leyenda, la Irupé es una flor joven y muy hermosa que amaba la luna y la veía como un muchacho bello.

Crecía sin pausa por las copas de los árboles para extender sus brazos lo más alto que pudiera y de esta forma tratar de dar un abrazo al amor imposible.

Además subía grandes alturas en las montañas, todo lo necesario para conquistarlo. Como nunca lo alcanzaba, la joven guaraní se volvía loca poco a poco.

Una noche, Irupé vio el reflejo de su imágen en el río y notó que detrás de ella, estaba la luna. Se zambullo al agua para estar cerca de su enamorado.

Lamentablemente se hundió y las corrientes la hicieron desaparecer. Nunca más se tuvo noticias de ella. Tupá, el dios del bien para los guaraníes, se compadeció de la joven y la transformó en una planta con forma de luna, de buen tamaño y que siempre mira para arriba en conexión con su viejo amor.

Por la noche, cuando lo tiene cerca, guarda sus flores, pero por la mañana cuando puede verlo, las despliega para lograr que al llegar la tarde, su amor vuelva por ella.

De noche, cuando lo tiene al alcance, guarda sus flores, pero de día, cuando no puede verlo, las despliega para lograr que, al caer la tarde, su amor vuelva por ella, encandilado por su belleza.

Deja una respuesta