Fernando de Noronha, paraíso del buceo en Brasil

Fernando de Noronha

El archipiélago de Fernando de Noronha, es uno de los últimos reductos de costa naturales completamente vírgenes de Brasil.

Un conjunto de unas 21 islas, donde sólo una de ellas está habitada, fueron declaradas por el gobierno como un Parque Nacional Marino donde está prohibida la presencia humana, más allá de las zonas habilitadas de la isla principal.

Con una infraestructura mínima, tan sólo para brindar servicios básicos, el archipiélago es ideal para los amantes del buceo y el ecoturismo.

Fernando de Noronha brasil

Situado en el estado de Pernambuco, a poco más de 500 kilómetros de la ciudad de Recife, el archipiélago de origen volcánico fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año 2001 por la riqueza natural de sus paisajes, costa y especialmente, su fauna marina.

El archipiélago Fernando de Noronha está considerado uno de los mejores lugares para practicar buceo dentro de Brasil. La isla principal, es la más grande y la única poblada.

Sin embargo, las construcciones e infraestructura es muy básica y rudimentaria, por la situación de aislamiento, y la política de protección aplicada por el gobierno.

Algunas de las pocas urbanizaciones son Vila do Trinta, Vila Floresta Nova, Vila dos Remédios (el centro histórico de la isla), la Vila do Boldró, todas comunicadas por un sencillo sistema de transporte público en autobús.

viajando a Fernando de Noronha

También a un mayor costo, se pueden utilizar los taxis, o lo ideal, alquilar un coche para recorrer la isla. Existen alojamientos en forma de posada, y mínimos servicios al turista.

Lo que buscan quienes visitan el archipiélago es precisamente lo que van a encontrar: un paisaje rústico y una naturaleza exuberante que se muestra sin alteraciones.

Disfrutar de la naturaleza es la premisa, en un paisaje que nada tiene que envidiar a muchos puntos del Caribe. La isla, fue históricamente aislada del resto de las zonas urbanizadas de Brasil.

Afectada con fines militares, y en períodos, como una colonia presidiara y correccional, las islas de Fernando de Noronha llegaron a la actualidad como un punto donde el mundo actual parece no haber llegado.

buceo en Fernando de Noronha

Una visita de cinco días es el mínimo recomendado para aprovechar al máximo el lugar, haciendo reservas, al considerar que un cupo de personas por día están autorizadas a pernoctar en la isla, previo pago de una tasa de preservación.

Ideal para desconectarse, disfrutar de la naturaleza a pleno, el sol y las playas, o una idílica luna de miel, las islas del archipiélago ofrecen paseos en tierra, embarcados, o bajo el agua, descubriendo la fauna multicolor de peces, tortugas y cientos de especies únicas.

Múltiples formas de disfrutar un buen secreto de Brasil y un santuario ecológico que destaca en el mundo.

¿Qué te ha parecido?
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0

Deja una respuesta