Experimentos para Niños

Experimentos para Niños

Experimentar significa descubrir o comprobar ciertas creencias o fenómenos que vemos y porque lo vemos son ciertos.

Cuando se trata de hacer un experimento se comienza con hipótesis y una vez evaluadas las salidas y encontradas las respuestas con sus resultados se validan las teorías, aseverando que el experimento se llevó a cabo satisfactoriamente.

Y es que se realizan experimentos se realizan descubrimientos, por esa razón el hombre no se cansa de probar y aún más importante, por eso es tan importante realizar experimentos para niños.

Índice

    Importancia de los experimentos con niños

    Cuando se realizan experimentos con niños se abre un nuevo mundo para ellos. Es como si se quitara de sus ojos una venda que antes no los dejaba ver la razón de porqué ocurrían algunas cosas o de cómo sucedían otras.

    Ahora bien, cuando se realizan experimentos para niños se escogen aquellos acordes para su edad que van a desarrollar un pensamiento creativo y mucha confianza para futuras investigaciones científicas.

    Para un niño, adaptarse a la compleja actividad que no deja de ser divertido, no deja de observar, tomar notas y lograr con éxito un resultado es una tarea que lo ayudará a seguir parámetros en el futuro, además que hará de él una persona adulta curiosa, más inteligente y analista.

    A través de las actividades que un niño pueda realizar con los experimentos tendrá más relación con la realidad y con todo lo que tiene que ver con la ciencia y las leyes que la gobiernan.

    Primeros experimentos que puedes realizar con niños

    Para comenzar a desarrollar la curiosidad en los más pequeños, siempre es bueno que empieces por lo más sencillo.

    Los experimentos con agua siempre son muy fáciles y se corre poco riesgo, por lo que aquí uno que puedes hacer:

    El experimento de la lluvia

    • Llena un frasco de vidrio con agua hervida, debes tener mucho cuidado de no quemarte.
    • Tapa la boca del frasco con un plato pequeño y coloca algunos cubitos de hielo sobre ese plato.
    • En cuestión de segundos comenzarán a caer gotas de lluvia desde la tapa del frasco como si cayera lluvia.

    El experimento de la espuma química

    En un vaso vierte bicarbonato de sodio y un poco de vinagre, echa proporciones ideales para que crezca una espuma que deje a los niños deslumbrados.

    El experimento de las plantas que cambian de color

    A los niños les encanta ver cómo se transforman las cosas, por esa razón escoger las flores para que vean como hasta lo más natural puede variar es perfecto para despertar su interés.

    • Escoge un frasco transparente y vierte agua hasta la mitad.
    • Toma un colorante natural del color de tu preferencia y echa una cantidad generosa en el agua hasta teñirla del tono que quieras.
    • Toma una planta, de preferencia una que lleve una flor de color blanco e introdúcela en el frasco con agua.
    • Espera unos minutos, poco a poco, a través del tallo de la planta el colorante comenzará a ser absorbido por la planta y la flor blanca irá tomando el color con que teñiste el agua.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Esta web utiliza cookies propios y de terceros para personalizar el contenido, anuncios y tráfico web. Más información