Lo más importante de un embarazo

Cuando una mujer se prepara con amor y alegría para enfrentar esta etapa, no tendrá dificultades y seguramente será para ella una experiencia satisfactoria y enriquecedora.

Muchas mujeres tienen el deseo de ser madres, pero el sobrepeso puede ser un límite que les impida llevarlo adelante.

Índice
  1. Cómo afecta la obesidad en la embarazada
  2. La importancia del embarazo y el naturismo
  3. Cómo es el embarazo en la lactancia
  4. Cómo descansar las últimas semanas de embarazo
  5. Cómo evitar trastornos de sueño durante el embarazo
    1. El Cansancio
    2. Comodidad Ante Todo
    3. Las Pesadillas
  6. Consejos para cuidar tus encias en el embarazo

Cómo afecta la obesidad en la embarazada

Especialistas, plantean que las mujeres que presentan obesidad tienen mayores riesgos al momento del embarazo debido a las alteraciones endócrinas y metabólicas.

Estas mujeres presentan más estrógenos y andrógenos lo que produce una alteración en la ovulación.

Generalmente no ovulan y a su vez pueden tener alteraciones en la menstruación, ya que el período puede durar 40 días o directamente no menstruar.

Es así que la mala calidad de los óvulos, y la dificultad de la recepción a nivel del endometrio hace difícil la implantación del embrión.

Consecuencia de esto será un posible aborto o alteración en la calidad del embrión.

Es recomendable que la mujer que planea un embarazo lo haga en un peso adecuado.

Se recomienda el descenso con un seguimiento a nivel médico, ya que durante el embarazo el aumento de peso debe ser progresivo y también controlado con un profesional.

Las mujeres que transitan su embarazo con sobrepeso tienen riesgo así como su bebé.

La posibilidad de contraer diabetes gestacional como hipertensión arterial es alta como también problemas al momento del parto y luego de él.

Los bebés de madres con sobrepeso tienen que enfrentarse con:

  • La posibilidad de un parto prematuro, defectos de nacimiento, necesitar atención especial en el sector de neonatología y en un futuro, ya en su niñez, la posibilidad de ser obesos.
  • Es posible que el bebé sea muy grande a la hora del parto o que sea necesaria una cesárea.
  • Si la madre se encuentra con sobrepeso en el inicio de su embarazo, es importante que no realice una dieta.
  • La pérdida de los nutrientes para el bebé podría traer consecuencias irreparables.

La importancia del embarazo y el naturismo

El naturismo es una corriente alimentaria con muchos adeptos entre la gente joven y es probable que alguna embarazada la siga sin conocer la importancia de alimentación en esta etapa.

Una dieta carenciada en hierro, proteínas o calcio puede ser grave para la madre y el hijo.

Por ello, si se elige como orientación alimentaria el naturismo, hay que observar los siguientes pasos:

  • Consumir leche y sus derivados como fuente de proteínas y calcio.
  • Ingerir diariamente uno o dos huevos.
  • Consumir diariamente una legumbre seca.
  • Completar la dieta con buenas cantidades de verduras y frutas.

Hay médicos orientados en la especialidad del naturismo que proveen a sus pacientes de las dietas a cada caso.

Cómo es el embarazo en la lactancia

Fisiológicamente, la lactancia materna es para el bebé, la vía natural de defensa contra numerosas enfermedades que pueden sobrevenir durante los primeros meses de vida.

Siempre que la madre esté sana y respete las normas elementales de higiene, la lactancia es la mejor manera de evitar que el bebé pueda sufrir algún trastorno alimenticio por contaminación de los mismos.

Para que la madre pueda amamantar correctamente a su hijo, la dieta básica debe cumplirse con:

  • Un aporte extra diario de 600 calorías y 22 gramos de proteínas.

Se consiguen a través de 300 gramos de leche (2 vasos medianos) o 50 gramos de queso o 2 yogures; 1 huevo; 1 porción abundante de vegetales de hoja, tomate y ají; 2 frutas medianas; 2 rodajas finas de pan integral.

Cómo descansar las últimas semanas de embarazo

Aunque son pocos los problemas que pueden aparecer durante las últimas semanas del embarazo, el estado de somnolencia es uno de ellos.

Pero, puede suceder que, a pesar del cansancio y la pesadez lógica de esa etapa, le cueste conciliar el sueño.

Esto ocurre porque, si bien el metabolismo sigue enlenteciéndose durante las noches, el del bebé no lo hace.

El, ignorando sus deseos, seguirá golpeando y haciéndose notar.

Otro inconveniente que suele presentarse es el de la postura.

A medida que la panza crece, se hará más complicado encontrar una posición cómoda.

Si, por ejemplo, intenta descansar de espaldas, el peso del bebé presionará sobre los principales vasos sanguíneos y los nervios cercanos a la columna, causándole entumecimiento y dolores varios.

De allí que conseguir acomodarse le llevará tiempo y, seguramente, necesitará de varias almohadas y almohadones.

Pruebe con algunas de estas fórmulas:

  • Respire profundamente y relájese, ambas prácticas son excelentes.
  • Puede intentar leer o escuchar música que la tranquilice.
  • Un baño caliente antes de dormir le ayudará a descansar toda la noche.
  • Levántese en medio de la noche y trate de realizar alguna tarea.
  • Si tiene temores, trate de visualizarlos como si estuvieran escritos. Luego arrugue el papel y deséchelos mentalmente.

Cómo evitar trastornos de sueño durante el embarazo

Muchas causas pueden ocasionar que durante el embarazo no descansen bien, pero hay maneras de dormir más y mejor, lo que beneficia también al bebé.

Ya desde los primeros meses, las embarazadas pasan por una gran cantidad de cambios físicos y emocionales que pueden incidir desfavorablemente en sus ritmos y el sueño.

El descanso es fundamental para sentirse plena y cómoda en esta etapa tan importante, no hay que tomar el sueño como un tema menor, sino ocuparse de dormir bien.

El Cansancio

Durante la etapa inicial, las futuras mamás suelen sentirse excesivamente soñolientas y cansadas.

  • Para hacer frente tratar de descansar el mayor tiempo posible.
  • Si el agotamiento es intenso, consultar con el médico.

Esto último es realmente importante para que preste atención a una posible anemia o deficiencia en la dieta producida, a veces, por las náuseas y los vómitos de los dos o tres meses.

Comodidad Ante Todo

En el segundo trimestre es más estable y hay menos malestares.

Pero cuando se aproximan los siete meses, la panza se hace incómoda y muchas embarazadas no encuentran una posición cómoda para dormir, además de padecer dolores lumbares con frecuencia y las piernas pesadas, lo que les dificultan la actividad diaria.

Para solucionar estos problemas pueden seguir estos consejos:

  • Descansar en un colchón duro.
  • Elevar la parte de los pies de la cama unos 20 cm con ladrillos o tacos de madera.
  • La mejor posición es de costado, con la pierna que queda arriba apoyada en una almohada extra o almohadón.

Las Pesadillas

Las emociones a flor de piel, los temores que muchas mujeres sienten ante el parto o la maternidad como desafío vital, todos estos factores se suman para que a menudo la noche se convierta en el escenario de sueños inquietantes sobre le bebé.

Si bien son angustiantes y es necesario comentarlos con el obstetra o, mejor aún en el curso de preparación preparto, jamás hay que tomarlos como “presentimientos”, sino como un llamado de atención.

  • Evitar los estimulantes como el café, en las horas previas al sueño nocturno.
  • Recurrir a masajes relajantes son muy útiles para descansar mejor.

También se les aconseja a las futuras mamás que se sienten bien cómodas con los ojos cerrados, e intenten imaginar a su bebé en la panza, con sus movimientos y sus rasgos, como una manera de comunicarle todo su amor y relajarse de a dos.

Consejos para cuidar tus encias en el embarazo

¿Sabías que entre el 60 y el 75% de las mujeres embarazadas sufren gingivitis del embarazo (inflamación de las encías) y que suele empeorar en el segundo trimestre?

Si es tu caso, tener en cuenta:

  • La prevención es la clave: Si estás embarazada o estas pensando en estarlo, tienes que visitar a tu dentista y solicitar una revisión completa de la boca.
  • Encías sanas: Sigue el tratamiento que tu dentista te programe.
  • Protege tu boca: Usa a diario los colutorios bucales especialmente después de náuseas o vómitos para evitar tener una erosión dental. También vas a obtener una sensación de frescor muy agradable en la boca.
  • Mima tus dientes: Tu cepillo debe tener filamentos suaves para cuidar tu boca pero sin ser agresivo. Cada 3 meses es aconsejable ir cambiando tu cepillo de dientes o si ves que los filamentos están ya muy deteriorados.
  • Acabado perfecto: Complementa la higiene bucal con sedas y cintas dentales o cepillos interpruximales para limpiar esas zonas inaccesibles.
  • Dos minutos, Tres veces al día: Por norma general debes cepillarte los dientes siempre que termines de comer.
  • Ni tabaco ni alcohol: No es recomendable su consumo durante el embarazo.
  • Controla los antojos y no abuses de los dulces: Recuerda que el azúcar es el gran amigo de las caries.
  • No te olvides de tu dentista: Piensa que en el embarazo, estas continuamente con cambios hormonales, así que es muy aconsejable que visites al dentista con más frecuencia.
  • Tu presente es tu futuro: Cuidando tu boca y tus encías, proteges tu propia salud y la de tu futuro bebé.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Lo más importante de un embarazo puedes visitar la categoría Salud.

Quizás también te interese leer..

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Debes de aceptar las políticas de Cookies. Más información