El Arroz adecuado para cada receta

El Arroz adecuado para cada receta

Blanco, amarillo, en ensaladas o guisitos sustanciosos, el arroz es uno de los elementos más prácticos de la cocina.

La variedad hoy es enorme: grano largo, doble, parbolizado, integral, o de cocimiento rápido, cada uno tiene determinadas aplicaciones. Conózcalas.

1. Grano largo

Rara vez se pasa, así que es apto para manos inexpertas. Queda bien suelto. Pero no sirve para postres, porque no queda cremoso.

2. Grano corto

Es el indicado para un exquisito arroz con leche, ya que su exterior se hace tierno. Se pasa rápido.

3. Arroz parbolizado

Es de grano largo, sometido a un proceso que evita su recocción. Sirve para risottos y también se puede cocinar bastante y guardarlo para recalentar, ya que siempre queda suelto y entero.

Tiene una apariencia amarillenta y traslúcida, y conserva más sus nutrientes originales.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: