La verdad es que siempre, en todo momento debes incluir una dieta balanceada. Es decir, en todo momento. Indiscutiblemente, no sólo en el desayuno, el almuerzo o en la cena.

Además, debes cuidarte de los antojitos que aparecen a la mitad de la tarde o incluso a mitad de la noche, pues no son malos, solo que debes ser riguroso con lo que consumes.

Pero, no te preocupes aquí te daremos unos consejos relacionados con los nutrientes, las vitaminas, las cantidades que deberían estar presentes en tus tres comidas diarias. tips que puedes usar al momento de preparar, las comidas necesarias para una buena calidad de vida.

Alimentos adelgazantes para una dieta sana

Dentro de cada grupo, hay alimentos con más y menos calorías. Estos alimentos adelgazantes son los que no deben faltar y los que aportan menos calorías.

✔️ Leche descremada liquida o en polvo: suele emplearse entre 200 y 300 cm3 diarios. Yogur descremado (natural o saborizado): reemplaza a la leche.

✔️ Quesos magros: tipo cottage, blanco descremado, petitsuisse descremado, ricotta descremada, muzzarella descremada y, en cantidad limitada, los de tipo cuartirolo y de postre.

✔️ Carne vacuna: cortes magros y aquellos a los que se le puede retirar la grasa antes de cocinarlos (cuadril, nalga, peceto, carnaza, lomo, etc.).

✔️ Achuras o visceras: riñón, higado, lengua y corazón (desgrasado).

✔️ Fiambres: jamón cocido o crudo desgrasado, lomito ahumado desgrasado, pastrón, salchichas tipo Viena desgrasadas (todas como variantes de la carne).

✔️ Aves: pollo sin piel, pechuga de pavita y perdiz.

✔️ Ovinos: churrasco de pata de cordero, costillas de cordero, chivito (todo muy bien desgrasado).

✔️ Pescados: en general, están todos indicados aunque en especial se aconseja reconocer y elegir los magros: en esta familia está el pejerrey, la merluza, el lenguado, el besugo, el mero, la pescadilla, el pollo de mar, el salmón, etc.

✔️ Mariscos: langostinos, mejillones, calamares, ostras, pulpo, pulpitos, cholgas, almejas.

✔️ Huevos: se utilizan como reemplazo de la carne, prefiriendo siempre las claras.

✔️ Vegetales de menor contenido en hidratos de carbono (tipo “A”): son los más utilizados en las dos comidas fuertes del día: acelga, apio, alcachofa alfalfa, aji, escarola, espinacas, hongos, champinones, lechuga, mastuerzo, nabiza, pepino, radicha, radicheta, berro, coliflor, espárragos, hinojo, rabanito, tomate, zapallito, achicoria, berenjenas, rabano, repollo, repollito de Bruselas, brotes de soja o bambú.

✔️ Vegetales de mediano contenido en hidratos de carbono (tipo “B”): por lo general se los utiliza en una sola de las comidas fuertes del día: alcaucil, cebolla, chaucha, nabo, palmito, puerro, remolacha, arvejas, habas, salsifi, zapallo, zanahoria.

✔️ Frutas con bajo contenido en hidratos de carbono (azúcares) (tipo “A”): ananá. frutillas, limón, mandarinas, naranja. melón, pomelo, sandia,fresas, grosellas, kinotos. 1 a 2 porciones por día (frutas para bajar de peso).

✔️ Frutas con mediano contenido en hidratos de carbono (tipo “B”): se utilizan en menor cantidad debido a su mayor porcentaje en hidratos de carbono (azúcares) y son: cerezas, ciruelas, duraznos, damascos, manzanas, membrillos, peras, guindas.

✔️ Harinas y granos integrales: aportan buena cantidad de fibras y por ello son incluidos en forma especial en algunas dietas, aunque no se puede olvidar que se trata de alimentos altamente calóricos. No obstante ello y en relación a su calidad, siempre es preferible un producto integral a uno refinado.

En los regímenes de bajas calorías deben consumirse moderadamente y con la autorización del médico o dietista.

Estos son: maíz y trigo entero, arroz integral, porotos de soja, lentejas, garbanzos, mijo y todas las harinas integrales.

✔️ Caldos desgrasados: se pueden abrir todos los menúes con una taza de caldo desgrasado o consumirlo entre comidas.

✔️ Infusiones: té, mate cocido o café sin azúcar; té de hierbas (preferentemente los menos estimulantes y menos laxantes).

Desayuno para una dieta sana

En primer lugar, el desayuno, como es de costumbre, debe ser la mejor comida del día. Indiscutiblemente es la comida del día que debe estar más cargada de carbohidratos.

Pues directamente de allí dependerá la energía que tengas para soportar las actividades que tienes que hacer en el día.

No sólo de carbohidratos, también es recomendable una cantidad considerable de vitaminas, minerales y nutrientes. Por ejemplo, puedes incluir vegetales, frutas, cereales, entre otros productos de origen natural.

Almuerzo para una dieta sana

Para el almuerzo es recomendable una comida un poco más suave, un poco más ligera. Sin embargo, no se deben descuidar, ni perder de vista los nutrientes más importantes, como lo son las proteínas. Es por esta razón que la mayoría de personas incluyen alguna carne o alimento rico en proteínas.

Por otro lado, también es necesario que esté presente alimentos ricos en vitaminas y minerales. Por ejemplo, puedes incluir vegetales (ya sean crudos o cocidos), cereales como el arroz o incluso alimentos proteicos diferentes a los mencionados con anterioridad.

Cena para una dieta sana

Principalmente, debes saber que esto sólo es un dicho, pues es necesario que cenes lo normal, sólo que no debes implementar los mismos alimentos que usas en las otras comidas. La cena debe ser rica en vitaminas, minerales y demás nutrientes (por ejemplo, los carbohidratos).

En consecuencia, es recomendable implementar platillos tales como sopas, cereales, verduras, etc. Es sumamente necesario que sea una comida ligera, algo que tu organismo no tarde tanto en digerir y le sea más fácil realizar el proceso de la digestión en la noche.

Por último, es importante recordar que la comida chatarra es fatal para la salud. Incluso en exceso puede llegar a provocar la muerte.

Es encantadora por su buen sabor, pero debes tener en cuenta que posee una altísima cantidad en grasas saturadas y alimentos hechos en su mayor parte con productos químicos, lo que es una fatalidad para nuestro organismo.

La dieta vegetariana

La idea de preservar la vida sustenta la alimentación naturista y quienes hayan adherido a esta filosofía inicialmente oriental o simplemente no les guste la carne, deben tener algunos puntos en cuenta relacionados a la dieta vegetariana.

Aunque convertirse al vegetarianismo puede significar prestar por primera vez atención a aquello que nos llevamos a la boca y tomar conciencia de lo caótica que suele ser nuestra alimentación, el exceso por el contrario también es contraproducente.

El organismo necesita proteínas y este es el factor importante. El requerimiento diario es de 60 gramos de proteínas, que una porción mediana de carne provee perfectamente. Pero también lo brinda el consumo de una taza de legumbres, una taza de arroz, dos papas (patatas) grandes o pan integral y huevo.

Si bien el naturismo excluye la carne y todos los derivados animales como leche, queso o huevos, la tendencia que más adeptos tiene (y la más variada) es la ovo-lacto-vegetariana Usted elige.

Alimentación bioenergética

Además de vitaminas y minerales, todos los alimentos tiene electricidad. Igual que la atmósfera, este planeta, los productos que la naturaleza proporciona al ser humano para que los lleve a su estómago tienen en efecto, una carga bioeléctrica.

Y el organismo se comportará frente a ellos con una reacción diferente. Así, ante un alimento electropositivo, el cuerpo responderá con un impulso electronegativo equivalente y lo transmitirá a las glándulas de secreción interna y a los órganos digestivos. Si por el contrario, se ingiere un alimento electronegativo, la respuesta será un impulso opuesto y equivalente.

Por último, si el producto ingerido es neutro, el impulso de respuesta será de menor intensidad. En este caso, como en los anteriores, el proceso digestivo será correcto, pero se cumplirá más lentamente.

Lo interesante es que ciertas combinaciones suponen una especie de “cortocircuito”. Al mezclar alimentos con cargas antagónicas, la respuesta corporal será confusa y transmitirá un impulso débil al aparato digestivo y las glándulas endocrinas.

Y una continua combinación de estas características terminará produciendo enfermedades: las defensas cederán, los órganos de eliminación funcionarán de forma ineficiente y el proceso de intercambio celular se alterará.

Para evitar entonces los “cortocircuitos”, resulta aconsejable no mezclar en una misma ingesta alimentos positivos y negativos. Lo ideal es combinar alimentos de un solo signo contrario. Haga usted mismo su tabla de alimentación bioenergética para vencer la celulitis con mayor efectividad.

Alimentos positivos para dieta vegetariana

Aceite de oliva, aceite de uva, aceitunas, ajíes, arvejas, ananá, banana, calabaza, cerezas, chauchas, ciruelas, dátiles, damascos, duraznos, frutillas, habas, higos, limón, mandarina, manzana y tomates.

Alimentos negativos para dieta vegetariana

Aceite de girasol, aceite de maní, aceite de maíz, almendras, arvejas secas, arroz, avena, avellanedas, castaña, cebada, centeno, coco, garbanzos, maníes, maíz, pan de trigo, porotos, soja, trigo y huevos.

Alimentos neutros para dieta vegetariana

Acelga, ajo, albahaca, apio, batata, cebolla, coliflor, lechuga, pescados, mariscos, puerro, perejil, radicheta, remolacha y zanahoria.

La dieta para niños pequeños

Aunque siempre se dice que la leche materna es el alimento ideal para el bebé, a veces es necesario complementarla con fórmulas infantiles, basadas en la leche de vaca. La mayoría de los bebés necesitan un consumo diario de 150ml de leche por kilo de peso. Cuando se prepara un alimento infantil en polvo, hay que seguir al pie de la letra las instrucciones del envase.

Los alimentos que son muy concentrados pueden lesionar los riñones del bebé y, en cambio, los que son poco concentrados pueden hacer que éstos no crezcan bien. Cuando el bebé alcanza los cuatro o seis meses, ya está preparado para empezar a recibir algunos alimentos sólidos y así completar su dieta.

Los sólidos que empieza a incorporar le proporcionan la energía adicional que requiere para seguir desarrollándose y le ayudan a que empiece a probar y gustar nuevas texturas y sabores.

Es el momento de empezar a incorporar papillas a base de patatas, zanahorias cocidas y carne bien picada, además de cereales y frutas blandas.

✔️ Cereal infantil: El cereal de arroz es muy recomendable para las primeras comidas de los pequeños. Es liviano, lo toleran muy bien y no tiene reacciones adversas.

✔️ Papilla de fruta: Las manzanas, peras, duraznos y damascos se pueden pelar y cocinar ligeramente sin azúcar, y después pasarlos por la procesadora. Conviene variar las frutas.

✔️ Papilla de verduras: Las zanahorias, papas, coliflores y calabazas se pueden cocinar y procesar. Si los rechaza hay que saber que, como los adultos, el bebé tiene sus gustos.

✔️ Tostadas: Hacia los seis meses se pueden incorporar tostadas. Lo ideal sería partidas o molidas de pan integral.

✔️ Pescado blanco: El pescado de carne blanca es una fuente de proteínas que los bebés encuentran fácil de digerir siempre que se le quiten bien las espinas.

Lo mejor para los niños

Incorporar en los niños hábitos alimenticios saludables es importante para su futuro. Todo niño con un desarrollo normal tiende a comer todo lo que precisa su organismo. Hay que evitar recompensarlos por comer algo que no les gusta. Eso puede resultar contraproducente, ya que podrá negarse a probar nuevo alimentos.

Las frutas y verduras los protege de las infecciones

La clave para la buena nutrición para los niños es introducir muchos nuevos sabores y texturas, y de este modo, estimular en ellos el disfrute de alimentos que son buenos para esta etapa de crecimiento.

Los niños de menos de cinco años dependen de sus padres para recibir la cantidad y variedad de nutrientes que más les conviene.

Hay que recordar que el exceso de dulces, galletas, papas fritas y bebidas gaseosas los hace engordar y no les aporta los elementos más importantes para crecer sanos y fuertes.

La hora de comer

La comida debe ser un momento placentero y además es importante rodear al niño con el resto de la familia, ya que estimulará en él sus hábitos sociales.

Para que la comida transcurra en un ambiente divertido, dele sólo lo que desea y en cantidades adecuadas, sin obligarlo a comer todo.

Frutas en lugar de dulces

Los niños queman tienden a comer alimentos entre muchas energías pues están en constante actividad y tienden a comer alimentos entre comidas.

Es preferible servirles alimentos nutritivos y frutas en lugar de bebidas dulces o galletas que contienen mucha grasa y azúcar.

Una dieta pobre durante la infancia afecta la salud de los dientes. Por el contrario, el consumo elevado de frutas y de verduras ayuda a reducir el riesgo de contraer infecciones en esta etapa tan propensa a los contagios.

La dieta saludable para cuidar el corazón

El control del peso y el ejercicio regular son fundamentales para mantener el corazón en forma, pero la comida que comes es muy importante también.

Una dieta saludable para el corazón puede reducir el riesgo de enfermedades a dicho órgano o un accidente cerebro vascular en un 80%.

Los alimentos y métodos de cocción son los que te van ayudar para que sean más saludables para tu corazón, que te ayudaran a prevenir o controlar la enfermedad cardíaca, la presión arterial alta, y tener una mayor calidad y duración de vida.

Las enfermedades del corazón pueden ser la principal causa de muerte en hombres y mujeres, pero eso no significa que no puedas protegerte.

Además de hacer ejercicio, debes tener cuidado de que alimentos comes y cuáles no, esto puede ayudarte a reducir el colesterol, controlar los niveles de presión arterial y azúcar en la sangre, y mantener un peso saludable.

Si ya has sido diagnosticado con la enfermedad del corazón o tienes el colesterol alto o la presión arterial alta también, una dieta cardiosaludable inteligente puede ayudarte y reducir el riesgo de ataque al corazón.

La mejora en tu dieta es un paso importante hacia la prevención de enfermedades del corazón, pero puedes sentirte seguro/a, porque voy a darte las pautas para saber cómo empezar.

Ningún alimento puede hacer que por arte de magia te ayude en tus problemas cardiovasculares o te quite el colesterol a la primera, el objetivo es saber incorporar una variedad de alimentos saludables y bien cocinados, y hacer que estos hábitos sean tu nuevo estilo de vida.

Comer más

✔️ Las grasas saludables: frutos secos crudos, aceite de oliva, los aceites de pescado, semillas de lino, o aguacates.

✔️ Los nutrientes: frutas de colores y verduras frescas o congeladas, preparado sin mantequilla.

✔️ La fibra: pan y pastas elaborados con cereales integrales, cereales integrales y legumbres.

✔️ Omega 3 y proteínas: aves de corral, marisco y pescado.

Comer menos

✔️ Las grasas trans de los alimentos fritos o parcialmente hidrogenados.

✔️ Todas esas grasas llamadas saturadas, que se localizan en las carnes rojas, lácteos enteros, pan, cereales de tipo granola, pastas refinadas o arroz, tocino, el pollo frito, las salchichas.

✔️ Las yemas de huevo, enteras, productos lácteos enteros como el queso o el yogur.

La peligrosa dieta Light para adelgazar

¿Cuántas veces no hemos oído el clásico “es light”, no engorda? Bien, en parte tiene algo de razón, pero para aquellas personas que construyen su alimentación alrededor de los productos light pueden estar adoptando un ritmo de vida muy poco saludable, por contradictorio que pueda parecer.

Hay costumbres que debemos interiorizar, como para el caso reducir el consumo de azúcares en nuestra alimentación cotidiana.

Como en todo, no pasa nada por comer azúcares, es más, en parte son necesarios, pero siempre de los márgenes recomendados y apropiados para cada persona en particular.

Los alimentos light son por ello una moda que surgió para aprovechar esta necesidad pero que se ha ido convirtiendo en un peligro por la masificación de productos light de todo tipo, que sustituyen azúcar por otros edulcorantes químicos o naturales.

La mayoría de personas tratan de controlar y ajustar su dieta, por lo que las precauciones acerca de los productos light deberían ser una más en su lista de prioridades.

De igual modo que debemos beber agua en la oficina, salir a hacer ejercicio físico o descansar unas horas de sueño de calidad, controlar esta ingesta de productos light debe ser una rutina más.

 ¿Por qué pueden ser nocivos los productos light?

Básicamente por su uso reiterado. Al sustituir el azúcar de los productos por otros edulcorantes, estaremos ingiriendo unos valores de edulcorantes muy por encima de las recomendaciones diarias.

De igual modo que nos podríamos pasar de azúcares, también nos podemos pasar con los edulcorantes, y estos tienen un efecto nocivo en cantidades no recomendadas. Un refresco de cola equivale a 16 cucharadas de azúcar.

¿Verdad que no se nos ocurriría ponernos 16 cucharadas de azúcar al café? Pues este tipo de baremos son los que debemos tener presentes cuando consumimos ciertos alimentos.

Y es que el equivalente a 16 cucharadas de azúcar en edulcorantes también será una cantidad elevada para poder mantener el dulzor habitual.

A fin de cuentas, las recomendaciones son las habituales. Beber agua, comer sano y hacer ejercicio.

Y de igual modo que no debemos dejar de llevar agua para la oficina pese a estar en horario laboral, o dejar de hacer actividad física pese a disponer de poco tiempo (seguramente sea un asunto de prioridades), tampoco debemos caer en la falsa dieta light.

Porque por mucho que lo deseemos, hay productos que no son adecuados para su consumo regular, entre ellos un mismo refresco de cola, pero como este otros muchos que bajo la etiqueta light nos permitimos comer con mayor frecuencia de la que lo haríamos de no tener este peligroso adjetivo que tendemos a relacionar con saludable. Light no significa sano

Eso es algo que no debemos olvidar a la hora de acudir al supermercado a hacer la compra semanal.

Elimina de tu dieta grasas saturadas y trans

De todas las posibles mejoras que puedes realizar en tu dieta, es disminuir o eliminar por completo las grasas saturadas y las grasas trans.

Ambos tipos de grasas elevan tu colesterol LDL, o nivel de colesterol “malo”, lo que puede aumentar el riesgo de ataque cardíaco y tener un accidente cerebrovascular.

Afortunadamente, hay muchas maneras de controlar la cantidad de grasas saturadas y trans que se ingieren. Aprende a evitarlos.

Limita la grasa sólida. Reducir la cantidad de grasas sólidas como la mantequilla, margarina o manteca que agregas a los alimentos al cocinar o servir.

En vez de cocinar con mantequilla, por ejemplo, dale sabor a tus platos con hierbas o jugo de limón. También puedes limitar la grasa sólida quitando la grasa de la carne.

Intenta obtener carne que no tenga mucha grasa, las patatas mejor las haces al horno y con salsa o yogur bajo en grasa en lugar de mantequilla.

Cuando cocines, utilice aceites líquidos como el de canola, oliva, cártamo o girasol, y sustituye dos claras de huevo por un huevo entero en las recetas.

Revisa las etiquetas de los alimentos en todos los alimentos que son preparados o precocinados. Muchos bocadillos, incluso aquellos con la etiqueta “grasa reducida“, se pueden hacer con los aceites que contienen grasas trans Una pista de que un alimento tiene un poco de grasa trans es la frase que nos pone que es parcialmente hidrogenado.

Hay que tener también cuidado con esas grasas que están ocultas, por ejemplo los frijoles pueden ser refritos y pueden contener manteca de cerdo, o cereales para el desayuno pueden tener cantidades significativas de grasa.

Cambia tus hábitos. La mejor manera de evitar las grasas saturadas o trans es cambiar sus prácticas de estilo de vida.

En lugar de patatas fritas, mejor aperitivos de frutas o verduras. Cocina con una pequeña cantidad de margarina o mantequilla. Siempre que comas en restaurantes, pide que te pongan las salsas o aderezos aparte, así siempre te pondrás la cantidad en pequeñas porciones.

Dieta para reducir la mucosidad

En época de catarros y gripes una dieta adecuada te puede ayudar a reducir la intensidad de este molesto síntoma.

Sin duda, frutas y verduras frescas son los alimentos que más te convienen en invierno para protegerte de resfriados y gripes porque estimulan el sistema defensivo del cuerpo y además son antioxidantes.

Pero si ya te has resfriado hay alimentos que son especialmente eficaces contra los síntomas propios de estas afecciones.

✔️ Dosis de vitamina C: A diferencia de lo que popularmente se cree, la vitamina C no evita que cojas un resfriado. Pero sí que te ayudará a que el catarro sea más leve.

✔️ Más betacaroteno: Los vegetales de color amarillo-anaranjado (zanahoria, calabaza, mango, etc.) o las verduras de hoja verde (espinacas, acelgas, brócoli, etc.) son ricos en esta sustancia conocida también como provitamina A.

✔️ Tiene efecto antioxidante y resulta imprescindible para mantener las mucosas sanas y regencia las que están inflamadas como consecuencia de los trastornos respiratorios. Ajo y cebolla. Convienen porque, además de antioxidantes, son antivirales y bactericidas.

✔️ Hidratarte bien es básico para favorecer la eliminación de la mucosidad. Beber como mínimo 8 vasos de agua al día.

✔️ Una buena práctica es tomar zumos caseros con propiedades anti-oxidantes como la naranja. También te irán muy bien las infusiones de plantas, como por ejemplo el tomillo, el saúco, la equinácea o el eucalipto.

✔️ Asimismo se ha demostrado que el caldo de ave (cebolla, patata, chirivía, nabo, zanahoria, apio, perejil y pollo) ayuda a superar mejor el catarro.

Menús que alivian el resfrío

Además de frutas y verduras, hay otros alimentos que te protegen de afecciones invernales:

✔️ Carnes blancas, pescado y marisco contienen zinc, mineral que ha demostrado su eficacia para atenuar los síntomas catarrales.

✔️ Frutos secos, cereales integrales, legumbres y chocolate negro también aportan zinc.

✔️ Las setas como las shiitake, y especias como la cúrcuma, el jengibre o la pimienta de Cayena también contribuyen a reforzar las defensas.

DÍA 1

  • Desayuno. Tazón de cereales integrales con bebida vegetal y un Kiwi.
  • Media mañana. Zumo de fresas y naranja. Un puñadito de nueces
  • Comida. Ensalada de escarola con bacalao y salsa romesco • Pollo asado con arroz integral y sofrito de cebolla y tomate • Piña natural Merienda. Yogur desnatado con miel
  • Cena. Sopa de ajo (con pan integral, pimentón dulce y sin huevo). Tortilla de champiñones y espinacas. Yogur desnatado.

DÍA 2

  • Desayuno. Café con leche desnatada • Medio sándwich integral con vegetales y queso fresco. Zumo de naranja casero.
  • Media mañana. Vaso de caldo de ave con limón. Tortita de arroz integral
  • Comida. Lentejas guisadas con cebolla, zanahoria y cúrcuma. Merluza con mejillones y verduras.Yogur desnatado con fresas Merienda. Infusión de eucalipto. Manzana asada.
  • Cena. Coliflor con patata, ajo y pimentón. Pavo con champiñones y perejil. Brocheta de kiwi y plátano.

DÍA 3

  • Desayuno. Infusión. Minibocadillo integral con tomate y jamón cocido. Kiwi.
  • Media mañana. Zumo de fresas y naranja • Un puñadito de almendras.
  • Comida. Ensalada verde con cebolleta, rabanitos y aguacate. Conejo con calabaza, puerro, cuscús y cúrcuma. Mandarinas.
  • Merienda. Yogur desnatado y una onza de chocolate negro.
  • Cena. Crema de zanahoria con cebolla, caldo de ave y picatostes. Sardinas asadas con escalibada. Yogur desnatado con kiwi.

DÍA 4

  • Desayuno. Café con leche desnatada. Tazón de muesli con bebida vegetal. Zumo de naranja casero.
  • Media mañana. Vaso de caldo de ave con limón. Un puñadito de nueces.
  • Comida. Crema de alubias blancas con verduras de temporada y jengibre. Bacalao fresco a la riojana (con salsa de tomate, ajo, cebolla y pimiento rojo). Yogur desnatado con trocitos de mango.
  • Merienda. Infusión de tomillo. Pera asada.
  • Cena. Alcachofas con salsa romesco. Tortilla de cebolla, calabacín y patata. Manzana asada a la canela.

DÍA 5

  • Desayuno. Infusión. Medio sándwich integral con vegetales y jamón ibérico. Kiwi.
  • Media mañana. Batido de plátano con yogur desnatado.
  • Comida. Pasta fresca rellena de setas con sofrito de ajo, cebolla y tomate. Solomillo de cerdo asado con manzanas. Brocheta de piña, pera y fresas Merienda. Dos o tres mandarinas y unas nueces.
  • Cena. Sopa de pollo con fideos integrales, cebolla y perejil. Pescadilla al horno con pimientos de Padrón. Yogur desnatado con trocitos de kiwi.

DÍA 6

  • Desayuno. Café con leche desnatada. Pan integral con tomate, aceite de oliva y pechuga de pavo. Zumo de naranja.
  • Media mañana. Vaso de caldo de ave con limón. Tortita de arroz integral.
  • Comida. Ensalada de lechuga y escarola con cebolleta, aceitunas negras y habas frescas. Salmón con almejas y arroz integral. Batido de fresas y yogur desnatado.
  • Merienda. Infusión de saúco. Yogur desnatado.
  • Cena. Crema de calabaza. Huevo al plato con gambitas, acelgas y nuez moscada. Piña natural.

DÍA 7

  • Desayuno. Infusión. Tazón de cereales integrales con bebida vegetal. Kiwi.
  • Media mañana. Zumo de manzana y pera. Yogur desnatado.
  • Comida. Sopa de pollo con verduras. Albóndigas de pescado blanco con salsa de puerros y setas. Macedonia de frutas Merienda. Dos o tres mandarinas y unas almendras.
  • Cena. Menestra de verduras con ajo y cúrcuma. Muslitos de pollo con espárragos a la plancha. Yogur desnatado.

El pan favorece a nuestra dieta

Muchas veces se cree que el pan es un alimento que a la hora de realizar una dieta es lo primero que se quita de ella.

Se dice que al consumir pan uno adquiere kilos los cuales se depositan en zonas que luego son complicadas de bajar, pero no imposibles de tratar.

Uno de los ingredientes principales del pan es la levadura. Por esta razón se dice que no es muy favorable consumirlo.

La verdad es que este alimento por si solo no es perjudicial, ya que no requiere de químicos y se realiza con pocos ingredientes que todos tenemos en casa. En realidad lo que si engorda es como lo comemos.

Muchas veces los nutricionistas prefieren que se consuma poco pan, solo o mas bien tostado acompañado por alguna mermelada light, queso crema o queso por salud bajas calorías que las típicas galletitas que solo se miran las calorías que tienen y no con que ingredientes están hechas.

Por esta razón todos esos mitos que se dicen acerca del pan han logrado que por ejemplo las mujeres dejen de consumirlo.

El pan tiene un contenido calórico como cualquier alimento, pero también es muy nutritivo, y en verdad no es que engorde. Pero como todo en la vida, si se consume en exceso obviamente hace mal.

La cantidad que se recomienda consumir es de 200 gramos diarios, en el caso de que tengan problemas de sobrepeso lo mejor es comprar el producto integral, ya que el pan integral tiene mas fibras, vitaminas y minerales los cuales brindan importantes beneficios para la salud, ya que conserva todas las propiedades y nutrientes de los granos sin refinar.

A la hora de su consumo se debe hacer con moderación ya que el exceso siempre es negativo.

Existen estudios que determinan que en comunidades donde menos pan se consume, es donde el índice de obesidad es mucho más alto. Lo malo del pan es un mito sin embargo muchas personas es lo primero que sacan de su dieta.

Pueden consumirlo y tenerlo en cuenta en su dieta ya que no perjudica en nada. Solo deben recordar que el consumo debe ser moderado y si es posible tostado.

El cardo: un alimento ideal en dietas equilibradas

Una de las verduras poco justipreciadas es el cardo. Pertenece al mismo género que el alcaucil; buen aperitivo, diurético, mineralizador y algo laxante; mejora la función del hígado y la secreción de la bilis. Abunda en la época en que hay pocas verduras.

Un buen cardo pesa de 3 a 6 kilos y a veces más. Pero se conserva muy bien y su precio por kilo es inferior al de las otras verduras.

Se cree erróneamente que es amargo, nos referimos al cardo cultivado. Se utilizan únicamente los troncos.

Las hojas se sacarán, cuidando que no queden espinas. Pasa sacarle toda la pelusa blanca que lo recubre, que es amarga, especialmente el centro que es grueso, se cepilla bajo el agua de la canilla con un cepillo duro.

El cardo queda completamente dulce al hervirlo y su caldo es excelente para preparar sopas o guisados o tomarlo bebido, ya que es agradable al paladar y útil a los hepáticos.

¿Eres de Tupper o menú del día?

Durante la jornada laboral, uno de los momentos de desconexión y relax llega con la hora de la comida.

Donde las oficinas o departamentos se separan entre aquellos que optan por llevar el tupper de casa o los que prefieren acudir a sus restaurantes de confianza de la zona a comer el menú del día.

Los que optan por llevarse el tupper o la comida de casa, suelen tener un espacio reservado para las comidas dentro de las empresas.

Las que son más grandes acostumbran a tener un pequeño comedor con microondas o incluso neveras para que cada uno pueda adecuar su dieta al día a día laboral.

Tampoco faltan las máquinas de agua en estas oficinas, pues son otro de los pilares de la salud de los empleados.

Este perfil de empleados suele cuidar más su alimentación, aquello que día a día consumen, en qué cantidades y proporciones.

No es casual que sean luego empleados metódicos y detallistas, puesto que la salud es un reflejo de cómo somos en el trabajo.

En cambio, aquellos que acuden a los restaurantes de la zona durante la hora de la comida suelen tener una mayor despreocupación por los alimentos que consumen, ya que es prácticamente imposible saber la forma en que se elaboran todos los platos, así como la calidad de los alimentos que se cocinan.

En el restaurante no encontramos máquinas de agua, además de ser una forma de romper con los hábitos laborales, así que puede optarse por otro tipo de bebidas refrescantes o de baja graduación.

Una buena práctica es ir una vez por semana por ejemplo a algún restaurante cercano a comer el famoso menú del día.

Con esto rompemos con la monotonía del tupper diario, encontramos un nuevo espacio que compartir con las mismas u otras personas en la oficina, y hacemos de ese día un momento especial durante la semana.

Al final, debemos ser conscientes del equilibrio que mantenemos entre los alimentos que ingerimos diariamente y los que deberíamos consumir para mantener un ritmo de vida saludable.

Tampoco debemos olvidar otros pilares esenciales de la salud como puedan ser el consumo adecuado de agua (especialmente durante el horario laboral en que podemos no acudir con la asiduidad recomendada a las máquinas de agua de la oficina) o bien realizar alguna actividad deportiva o ejercicio físico de forma regular.

En cuanto al ejercicio físico, tampoco es necesario un gran esfuerzo, y es que salir a caminar entre 45 y 60 minutos cada día puede ser suficiente para mantener el organismo activo y saludable.

Como vemos, una vez más el equilibrio y la lógica son los aspectos que debemos tener en cuenta a la hora de establecer nuestro calendario de comidas semanales.

Y es que lejos de hablar de comodidad, gasto económico o facilidades, nuestra prioridad debe ser siempre la salud personal.

La Alcachofa: Un alimento adecuado en dietas de adelgazamiento

La alcachofa (Cynara cardunculus scolymus) derivaría del cardo (Carduus). Muy cultivada en las regiones mediterráneas, su nombre parece provenir del antiguo italiano artictocco.

Los pueblos antiguos ya se dedicaban a su cultivo, sobre todo los griegos y los romanos; generalmente se preferían las provenientes del norte de Africa y de España. En Francia, la difusión de esta legumbre remonta al siglo xv.

Origen y descripción de la alcachofa

Todavía considerada como planta de adorno al final de ese siglo, se hablaba de ella como de una planta rara cultivada como originalidad.

Pasaría otro siglo antes de que su cultivo fuese utilitario. Actualmente las especies francesas son tan solicitadas como las italíanas o las españolas.

En Francia la carlina vulgar es muy común; es la antecesora de la alcachofa cultivada. La carlina acanto también se llama alcachofa silvestre.

Entre las especies más estimadas citaremos: “verde de Laon“, “In alcachofa chata de Bretaña“, “la alcachofa llamada de París” y “la violeta de Provenza“.

La alcachofa es una planta de la familia de las compuestas, cuyo tronco fibroso, que alcanza una altura de un metro, proviene de una raiz nudosa y retorcida.

Sus hojas son de variadas dimensiones, largas, muy recortadas, abriéndose hacia el exterior y de un color gris plateado.

Las flores, de julio a setiembre producen inflorescencias llamadas calátidas, cuyas bases, juntamente con las hojas centrales, constituyen la parte comestible. El fruto es un pequeño aquenio que contiene las semillas.

La reproducción de la alcachofa

La reproducción nunca se hace partiendo de las semillas pues el producto no resultaría de buena calidad; se utilizan aquéllas únicamente cuando se quiere obtener una nueva variedad.

Se prefiere la reproducción mediante los brotes que crecen en abundancia al pie de la planta madre, o utilizando los cardillos, especie de alcachofa silvestre.

El mejor terreno para la alcachofa

El terreno más propício para el cultivo de la alcachofa es el de las colinas, seco y de clima suave.

Los cambios bruscos de temperatura entorpecen su crecimiento; en igual forma la temperatura elevada provoca el nacimiento de muchas flores, impidiendo así que el fruto madure con todo su vigor.

El terreno debe estar muy abonado, ya que la alcachofa necesita mucho nátrógeno. Los mejores productos para el abono de esos terrenos son los provenientes de las aguas cloacales y el estiércol.

Esta planta también exige abundante irrigación. Se pueden encontrar variedades con o sin espinas, de hojas verdes o violetas.

Las especies que hemos citado como las más estimadas dan lugar, en la cocina francesa, a platos muy apreciados: alcachofas a la barigoule, a la provenzal y a la lionesa.

Enfermedades de la alcachofa

Insectos y enfermedades perjudican esta delicada planta de consumo.

Entre los males más conocidos podemos citar el Bremia lactucae que provoca manchas grises o pardas sobre las hojas y les roe la sustancia; la Ramularia cynarae, que produce el desecamiento de las hojas y la putrefacción de las raíces.

Entre los insectos más temibles debemos citar el afidio de la alcachofa, que succiona la savia de las hojas y de las cabezuelas

Beneficios y propiedades de la alcachofa

La alcachofa contiene un principio activo interesante la cynara, del griego kunara (alcachofa) utilizado en la terapéutica del higado y de los riñones.

A los diabéticos también se les aconseja una alimentación a base de alcachofas. Además, éstas contienen una apreciable cantidad de vitaminas B, y C.

Deja de comer gluten y bajarás de peso muy pronto

Hace algunos meses varias personas han empezado a promover una dieta sin gluten para bajar de peso de una vez y lograr su cuerpo ideal, esto ha difundido que se generen muchos comentarios acerca del tema y muchos sitios que revelan temas relacionados con esta dieta libre de gluten.

Con base en la información que he descubierto, no hay 100% de verdad de que una dieta libre de gluten te contribuya a bajar de peso, sin embargo es trascendental notar que la colectividad de los productos altos en grasa y poco saludables que existen ahora contienen entre sus materiales el gluten.

¿Qué es el Gluten?

Corresponde a una proteína que se elabora de manera natural en cereales como el trigo, esta se aplica para dar densidad y estructura a gran cantidad de alimentos, además permite unir otros ingredientes y mantenerlos unidos.

Lo puedes localizar en alimentos como el pan, pastas, galletas, pasteles, cereales e inclusive en las cervezas.

Algunos beneficios en que colabora una dieta libre de gluten son: disminuir de peso, pensamientos más claros y más energía, todo esto de acuerdo al veredicto de personas que actualmente utilizan una dieta de este tipo.

No es el gluten lo que te produce engordar

Es más bien la aleación de este con alimentos procesados que tienen muy altos niveles de azúcar como la harina y la grasa refinada que además no tienen nutrientes importantes para nuestro cuerpo, considerando esto, al suprimir el gluten nos encontramos dejando fuera los alimentos poco saludables y de esta forma enriquecemos todo nuestro sistema digestivo al comenzar a consumir alimentos más provechosos.

Como puedes notar la integridad de los alimentos que no poseen estas características son los naturales como las frutas y verduras, asimismo son bajos en calorías y fáciles de digerir.

Sin embargo hoy en el mercado se han multiplicado los productos con muy altos niveles de gluten todo a raíz de la perturbación genética de los cultivos para hacerlos más productivos, por esta razón es muy urgente que revises y utilices esta información en tus hábitos de alimentación para no ver afectado tu situación física y tampoco tu salud.

Actualmente existen muchas elecciones de alimentos para suplir los que poseen gluten.

Por ejemplo, para sustituir los granos y pastas se puede comer productos del maíz, el trigo sarraceno, la quinoa, el mijo o el arrurruz.

Aunque es obvio que existe una discordia en sabor y otras particularidades que los sustitutos no tienen, pero al final eso es solo una tarea de formar un mejor hábito en tus comidas.

Los errores más graves de la operación bikini

Con la llegada del verano volvemos a escuchar el habitual leitmotiv de estas fechas, catalogado como operación bikini pero que acaba provocando desórdenes alimentarios y en la salud física de muchas mujeres y niñas, aunque también cada vez más de hombres y adolescentes obsesionados con lucir bien sin camiseta.

Pero si la mayoría de personas tenemos claro que una dieta drástica no es una buena idea para la salud física, ¿por qué seguimos creyendo en las dietas milagro y en el “pierde 10 kilos en una semana?”. Hoy repasaremos algunos errores habituales:

Las dietas sin esfuerzo no existen. Ninguna pastilla, suplemento o alimento por sí solo va a conseguir que tengamos la figura que deseamos, y menos en un tiempo récord para llegar a tiempo al verano.

El agua no engorda. Parece que todos lo tenemos claro, pero en según qué procesos de adelgazamiento, hay personas que dejan de acudir al dispensador de agua en la cocina o la oficina para abandonar el consumo de agua.

Beber agua es imprescindible para el funcionamiento del organismo, y abandonar los hábitos saludables en cuanto a ingesta diaria puede convertir el proceso de adelgazamiento en un verdadero riesgo para la salud.

Seguir rellenando el botellín en el dispensador de agua de la oficina es una práctica 100% recomendable y saludable para cuidar la figura, y no a la inversa.

Sin ejercicio físico no hay dieta que valga. Para aquellos que quieran iniciar una dieta en el tiempo y saludable, la combinación con la práctica de algún deporte o actividad física diaria es esencial para habituar al cuerpo a nuevos y mejores hábitos.

Si simplemente comemos por debajo de lo que nuestro organismo reclama, siempre podemos acabar cayendo en el desequilibrio alimentario.

Mientras que manteniendo una dieta nutritiva y equilibrada juntamente con la práctica de alguna actividad física estaremos adoptando mejores pautas para conseguir bajar de peso.

Abandonar la dieta equilibrada. Así como dejar de beber del dispensador de agua era uno de los hábitos más vistos, una pobre alimentación y nutrición es otro de los principales problemas de estos objetivos de adelgazamiento desmesurados.

Dejando de lado los nutrientes básicos para centrarnos solo en aquellos menos calóricos puede ser igualmente perjudicial para nuestra salud.

La lista de errores habituales y consejos a seguir para seguir una dieta es muy larga, e igualmente conocida por la mayoría.

A fin de cuentas se necesita sentido común en muchas ocasiones, y no dejarnos llevar por mitos, estereotipos o miedos al ridículo.

Si durante el año nos sentimos bien, hacer un pequeño esfuerzo de cara al verano no es ningún problema.

Ahora bien, si durante el año ya creemos que tenemos un exceso de peso, en tal caso el verano podría ser un detonante para tomar medidas drásticas, cuando en realidad debería servirnos para poner en orden nuestra alimentación y ejercicio físico para y poder rebajar esos kilos de más paulatinamente.

Que el verano sea el toque de atención, no el objetivo.

¿Es verdad que las manzanas ayudan a perder peso?

Una forma de evitar el estreñimiento y tener una optima salud es pensar en las mejores recetas de jugo para bajar de peso ya que a su vez combaten las infecciones entre otros excelentes beneficios para el organismo, sin embargo en este artículo vamos a enfocarnos en las propiedades de las manzanas.

Una o dos al día. Una manzana al día, el médico alejaría, algunos estudios indican que 2 manzanas diarias pueden reducir el colesterol en un 16%.

Es recomendable comerlas en cualquier época del año (cada especie madura en un momento distinto), pero sobre todo en invierno, cuando sus nutrientes ayudan a mantener las defensas del organismo y a protegerlo de gripes y catarros.

Todas son buenas

Hay decenas de variedades, desde la reineta a la Golden pasando por la Fuji, cada cual con distintas concentraciones de nutrientes.

Elige las que estén de temporada, pues las frutas almacenadas pierden calidad.

Aprovecha su versatilidad

Crudas y enteras es el modo más común de tomarlas pero también peladas y en rodajas pueden usarse como guarnición o en ensaladas; cortadas y sin semillas se emplean en postres; pueden hervirse para hacer compota, etc.

Te Benefician Porque

Facilitan la digestión, pues estimulan las glándulas que segregan la saliva y los jugos gástricos. Benefician la actividad intestinal por su contenido en fibras vegetales y por sus taninos, un compuesto vegetal, que beneficia la mucosa intestinal.

Cubren parte de las necesidades de líquido del organismo, debido a su alto contenido de agua.

Actúan como un cepillo dental si las comes con piel y a mordiscos, manteniendo limpios los dientes y previniendo las caries.

Aportan pocas calorías y son muy saciantes, por lo que resultan ideales en toda dieta para bajar o controlar el peso; cuidan tu salud cardiovascular, ya que ayudan a reducir el colesterol que se acumula en las arterias.

Regulan el nivel de azúcar en la sangre, previniendo los aumentos y descensos súbitos de la glucosa. Sus compuestos ejercen una acción preventiva sobre virus, resfriados e infecciones respiratorias.

Lo Que Aporta

Vitaminas y minerales. Contiene calcio, fósforo, hierro y potasio, y vitaminas del complejo B y C, que fortalece las defensas inmunitarias y es antioxidante (protege las células del deterioro y el envejecimiento). Pectinas.

Un tipo de fibra vegetal no digerible que por un lado retiene mucho agua y aumenta el volumen de las heces (estimulando la evacuación), y por otro, fija y neutraliza las sustancias irritantes responsables de algunas diarreas.

También ayuda a reducir el colesterol y el azúcar en sangre. Flavonoides. Ayudan a mantener la fluidez de la sangre evitan-do que se espese y formen coágulos, reduciendo el riesgo de infarto.

Acido tartárico. Que inhiben la formación de fermentos nocivos y el asentamiento de bacterias enemigas en el tracto intestinal.

Mejor Entera

Debido a que mantienen estable el nivel de glucosa en la sangre, las manzanas enteras producen una sensación de plenitud mayor que tomadas en zumo, el cual provoca una sensación de apetito.

Por tanto, las manzanas enteras son un alimento más efectivo que el zumo para ayudar a perder peso.

Dime Qué Beneficios Buscas y Te Digo Cómo Tomarla:

  • Entera y cruda (con piel y corazón). Perfecta para combatir el estreñimiento.
  • Pelada y cocida. Para combatir las gastroenteritis, las diarreas.
  • Cruda y rallada (sin piel). Es muy útil para curar las diarreas agudas.

Los alimentos beneficiosos para llevar una vida sana

Muchos hemos sido regañados de niños por no querer comer las verduras o alguna especie marina, en especial cuando mamá preparaba un puré de espinaca o intentaba darnos de comer brócoli o probablemente no tolerábamos el sabor de algunas especies, como el camarón.

Sin embargo a medida que crecemos, entendemos la importancia de una alimentación sana y descubrimos que alimentos como la espinaca, el brócoli y el camarón trae beneficios a nuestro cuerpo.

Datos importantes de estos 3 alimentos saludables para una vida sana:

La espinaca

Combate la anemia. Además la espinaca previene la caries, el estreñimiento e incluso la cistitis por ser un diurético natural.

El Camarón

Por otro lado y paradójicamente, es uno de los alimentos que menos consumimos y que nos puede traer grandes beneficios, es el camarón.

Por si no lo sabias, el camarón es bajo en grasas y caloría, ideal para quienes están haciendo dieta.

El camarón contiene omega 3, uno de los ácidos grasos que ayuda a combatir afecciones al corazón y problemas cardiovasculares.

El brócoli

Generalmente el brócoli está presente en nuestras comidas cuando consumimos ensaladas o en alguna preparación con carnes saltadas, la preparación del brócoli también está presente en la comida china.

Una de las grandes ventajas del consumo del brócoli, es que podemos obtener grandes beneficios para nuestra salud:

  • Por su alto contenido de hierro, brócoli previene la anemia
  • El brócoli contra el cáncer de colon
  • El brócoli proporciona vitaminas y minerales a nuestro organismo.
  • Se le ha considerado al brócoli como la hortaliza anticancerígena.

Por si no sabías algunas ventajas de esta verdura, te contamos que el brócoli tiene vitamina C y E, además de contar con buenas porciones de calcio.

Probablemente tenemos estos alimentos en la cocina y no les prestamos atención.

El Chocolate: ¿Un verdadero aliado contra la obesidad?

El chocolate puede ayudar a las personas a bajar de peso y podría convertirse en una gran noticia. Así lo afirma un estudio de la Universidad de California a cargo de la Dra. Beatrice Golomb.

La Dra. Golomb estudió a 1000 personas e investigó dietas, ingestas de calorías e índices de masa corporal (IMC), una ecuación que sirve para medir la obesidad.

Encontraron que aquellos que comen chocolate algunas veces por semana eran, en promedio, más flacos que los que lo hacían de manera ocasional.

Golomb aclaró que:

nuestro estudio sólo muestra que, a la hora de perder peso, la importancia está en la calidad de las calorías, no sólo en su número.

Un estudio en ratas probaría que los compuestos antioxidantes presentes en el cacao, llamados catechins, podrían ayudar en la creación de músculos y también a reducir la talla de pantalón.

Aquellos animales que recibieron alimentos con epicatechin mejoraron su rendimiento físico y cambiaron su musculatura.

Están pendientes los estudios en humanos para probar su eficacia en nuestra especie.

Aunque los beneficios potenciales podrían ser muchos, los médicos recomiendan que las personas actúen con precaución, sin embargo no está mal comer un poco de chocolate de vez en cuando.

Ingerir demasiada cantidad podría ser perjudicial por su alto contenido de azúcares y grasas. La mejor opción sigue siendo incorporar frutas y verduras en una dieta variada.

La mejor forma de perder la pancita con éxito

Las dietas suelen tener como una de las promesas perder la grasa en la zona abdominal.  Milagros no existen, pero podemos ayudarte a través de unos consejitos que surgen efecto.

Lo principal consiste en no hacer de una dieta una ilusión. Magia no existe a la hora de bajar de peso. Una de las claves principales será el tiempo y la paciencia.

Modificar pequeños hábitos en nuestra alimentación será una fórmula exitosa. En realidad se trata de una completa “educación alimentaria” y no solo un tiempo haciendo dieta. Es una forma de alimentarse de modo consciente conectándose con lo que se ingiere.

Seguí estos tips y lograrás disminuir esa pancita que tanto molesta

La mejor forma de bajar de peso no es a través de comer menos, sino por el contrario, aumentar las raciones por día siendo estas de pequeña cantidad.

Rutina de ejercicios ayudará a bajar de peso

Esto no es una novedad. Es importante realizar tres veces como mínimo algún tipo de actividad física, así como hacerlo a conciencia.

Esto quiere decir, tomarse el tiempo de ejercicio en serio. Esto no se corresponde con ir a caminar al shopping, eso no es ejercicio.

Respetar un ritmo acelerado en donde nuestro corazón trabaje implicará un gasto calórico: “un trabajo cardiovascular”.

El ejercicio debe realizarse como hábito, y no solo por una cuestión estética, sino especialmente por nuestra salud.

El running, patinaje, spinning, pilates, son algunos de los ejemplos a seguir. El trabajo aeróbico ayudará a bajar los kilos de más, y el trabajo localizado servirá para mejorar en las zonas que quieras endurecer. Disfrútalo de forma placentera.

Escoger alimentos sanos, bajos en calorías y nutritivos

A la hora de cocinar, tendremos que seleccionar vegetales frescos o cocidos acompañados de una porción de proteínas.

La porción no es más que la palma de tu mano en relación a la proteína a incorporar que siempre es animal: carne roja:

Si los cortes son magros mejor, serán aquellos que posean menor cantidad de grasa interna.

Ejemplo de esto será el lomo, peceto etc. También se debe incorporar una vez por semana como mínimo carnes blancas, como pollo o pescado.

El modo de cocción será importante

Elegir cocinar al horno es más sano que las frituras. La cantidad de aceite debe ser pequeña, sin inundar la fuente.

Otra opción es cocinar al vapor o hervido, tratando de que el tiempo de cocción no sea muy largo ya que se pierden vitaminas en el caso de las verduras y en relación a las carnes se concentra más la grasa.

Bebidas e Infusiones

Elegir preferentemente tés saborizados. Y consumir menos cantidad de mate cocido, mate, café y bebidas con gas que provocan distensión abdominal.

Consumir colaciones cuando hay hambre

Si entre las comidas fuertes sentís hambre hay opciones que son de menos calorías como barritas de cereal light, yogurt diet, gelatina light, frutas, sopas light o alguna infusión.

No te prohíbas todo

Ya que no se trata de dejar de comer, sino todo lo contrario, ordenarse mejor el tiempo te ayudará a cambiar el metabolismo. Cuanto más te prohibís, más ganas tendrás de comer.

Elegí caminar en vez del auto o bus

Siempre que puedas es recomendable reemplazar un vehículo por tu cuerpo como medio de locomoción, ya sea caminando o en bicicleta, incorporar en tus hábitos el movimiento colabora con el gasto calórico necesario para eliminar grasas.

Abdominales

El mejor ejercicio localizado para la panza son los abdominales. Hacer series de diez parando luego de cada unos minutos te fortalecerá la zona abdominal.

No forzar el cuerpo es una forma de cuidarnos.  La medida justa será lo que tu cuerpo tolere pero siempre intenta un poco más, una serie más. También el ejercicio en bicicleta o andar en patines colabora.

Voluntad y decisión

Si no estás decidido a cambiar de hábitos no es posible que obtengas buenos resultados. No se trata de restringirse, sino de modificar una forma de vivir.

[orbital_cluster pages=”4692,58485,3651,50610,9620,50615,58462,47914,9812,3782,63495,9811″ order=”DESC” orderby=”rand” postperpage=”3″]


0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *