Claves para mantener un cutis perfecto

Claves para mantener un cutis perfecto

Para tener un cutis liso y joven es necesario, como paso principal, desmaquillarla y limpiarla todos los días sin excepción. Aunque los productos y los cosméticos ayuden a minimizar las arrugas, el único elemento que le devuelve frescura a la cara es la limpieza.

Lo ideal es realizar este operativo a la noche, puesto que es el momento en que más tiempo se posee y, además, resultará perfecto para obtener una sensación de bienestar muy agradable, precisamente, antes de acostarse. Por otro lado, permitirá que las cremas actúen durante varias horas para, a la mañana, encontrar el cutis sin rastros de cansancio.

Uno de los objetivos principales de la limpieza es eliminar la suciedad acumulada a lo largo del día, darle brillo y elasticidad a la piel y mejorar su apariencia opaca otorgándole una coloración rosada y saludable. Si se realiza en forma continua, se previenen las arrugas y las antiestéticas manchas.

Limpieza de un cutis normal 

Desmaquillar el cutis con una crema de limpieza teniendo la precaución de colocarla sobre la piel con los dedos y retirándola, luego, con un algodón embebido en un tónico refrescante y humectante o una loción antiarrugas.

Una vez que se ha quitado toda la crema y se ha limpiado el rostro se podrá notar una mayor luminosidad y tersura.

Los masajes que deben realizarse en forma ascendente y con alguna crema nutritiva vitaminada, con germen de trigo o colágeno, pero siempre intercalándolas día a día para no producir acostumbramiento a sus principios activos.

Los masajes se efectúan durante 10 y 15 minutos. Finalmente se retira el excedente de crema con un apósito de algodón embebido en algún tónico refrescante.

Aplicar una máscara antiarrugas a base de colágeno para que actúe durante 15 minutos. Con un trozo de algodón mojado en tónico refrescante, puede colocarse un refuerzo protector de acción nocturna, como cremas con nanósferas, o ampollas de aceite de germen de trigo, colágeno, elastina o áloe vera.

Limpieza de un cutis graso 

La limpieza tendrá que hacerse con leche o geles en lugar de cremas y demás productos untuosos.

El tónico será a base de pepinos o calénduala. Por último, se coloca una crema humectante, en caso de que sea necesario, pero sólo en la zona de las ojeras y comisuras de los labios.

De todos modos y si su piel es muy sensible, antes de probar suerte con algún tratamiento, conviene que consulte con un dermatólogo.

Prepare El Cutis Antes De Maquillarse

Para que la piel luzca verdaderamente rejuvenecida y fresca, nada mejor que prepararla antes de aplicar el maquillaje, sobre todo en los días de mucho calor. Por lo general, las corridas diarias y cierto descuido en la propia apariencia dan como resultado una piel ajada, con impurezas y falta de elasticidad.

Si quiere recuperarla y dejarla revitalizada, intente con estos consejitos:

Distribuya una buena crema de limpieza por el rostro y el escote, sin olvidar la zona del cuello.

Dése una ducha o un baño de inmersión, si prefiere con mucho vapor. Esto facilita que se abran los poros y se eliminen impurezas y toxinas.

Retire la crema con un algodón embebido en agua tibia o fría, si tiene la piel grasa. Haga una pastita con aceite de maíz y sal fina. Después, con suavidad, pase esté preparado por el rostro, cuello y escote. Es ideal para pulir la piel. Finalmente, limpie con agua tibia. Luego utilice una loción astringente o reemplácela con jugo de naranja y limón, recién exprimidos.

Aplique crema nutritiva por toda la cara y cuello. Si prefiere continuar con los truquitos caseros, mezcle aceite de maíz con el jugo de una zanahoria. En el momento del maquillaje, enjuague con agua tibia y aplique una crema humectante, bien liviana.

Remedios caseros para tener un cutis perfecto

Busca una mascarilla que ataque las manchas y tener un cutis perfecto, elige aquellas con extractos de frutas, que le darán luminosidad e hidratación a tu rostro; así como ácido cítrico, pues la vitamina C de éste ayuda a ‘quebrar’ las capas superiores de tu piel y promover la regeneración celular.

Piel grasosa y con tendencia al acné: Es de lo más molesto tener la piel grasosa y estar lidiando con los brotes. Para solucionarlo, no hay nada mejor que las mascarillas de arcilla.

Manchas en la piel: Las tonalidades oscuras en tu piel – ya sea por exposición al sol, cicatrices de acné o hiperpigmentación – son un tanto complejos de tratar.

¿Lo mejor? En la mayoría de los casos son resultados inmediatos, pues la arcilla funciona como una esponja que absorberá ese brillo y aceites naturales que produce tu rostro.

Busca versiones ligeras, si tu rostro comienza a arder un poco es normal, pero si de plano no puedes aguantar la comezón, ¡enjuaga de inmediato y a disfrutar de un verdadero cutis perfecto.

El Kit Desmaquillante Brinda Una Limpieza Absoluta

Crema o gel desmaquillante: La textura y los ingredientes activos del producto variarán de acuerdo con el tipo de piel de quien vaya a usarlo.

Discos de algodón: Son indispensables para limpiar la zona de los ojos y de los labios. En el primer caso deben pasarse siempre desde el vértice interno del ojo hacia el extremo. En el segundo caso, desde el exterior al interior de la boca.

Hisopos: Serán muy efectivos para quitar los restos de rímel y maquillaje que quede en el área de las pestañas.

Papel tisú: Este suave papel ayudará a remover las células muertas. Todo lo que debe hacer es aplicar el desmaquillante con los dedos y quitarlo con el papel a través de movimientos largos, siempre desde el centro de la cara y hacia afuera.

Brocha: Es ideal para las pieles grasas. Se humedece la brocha y el rostro, se aplica sobre el cutis el desmaquillante (preferentemente en gel), se pasa la brocha mediante movimientos circulares y se retira con agua.

Los pro y los contra del agua sobre el cutis

La piel necesita del agua para no marchitarse, en especial, la del cutis, pero esto no implica lavarla cada dos horas porque puede producir el efecto contrario.

En realidad, cuanto más se pulveriza agua sobre el rostro y no se lo seca, se corre el riesgo de resecar la piel en exceso y volverla más quebradiza. Este es un recurso válido para las que tienen piel grasa, siempre y cuando no tengan más de treinta años.

Para humedecer la piel sin perjudicarla, opte por ingerir mucha cantidad de líquidos, consumir alimentos con vitamina A, evitar los medicamentos que desequilibran la faz acuosa, y practicar deportes al aire libre con protección adecuada para la piel, es decir, un filtro solar con el factor de protección que su piel necesite.

Usar productos humectantes y nutritivos que posean en sus fórmulas ingredientes encargados de llevar humedad a las células y elasticidad a la piel.

Antes de colocarse el maquillaje no se olvide de proteger el cutis con cremas humectantes o hidratantes, y para la noche, aplique cremas nutritivas a base de aceites vegetales.

Claves para mantener un cutis perfecto

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: