Curiosidades sobre perros que quizás no sabías

¿Sabes qué sueñan los perros cuando duermen?

Los dueños a veces suelen observar dormir a su mascota y notan ciertos comportamientos que son extraños y nos hace preguntarnos cuál será el sueño de los canes y porque da en algunas ocasiones patadas o algún tipo de gesto sin razón aparente.

Los sueños tanto en humanos como en perros tienen sus fases y las interpretaciones de cada uno de los sueños, ninguno debe ser tomado de forma literal e investigar a fondo de que se trata los sueños de los perros.

Fases del sueño del perro

Las distintas etapas que ocurre cuando un perro sueña es muy similar que van desde la primera fase conocida como SWS o por sus siglas Slow Wave Sleep.

Esta se caracteriza por ser la onda más lenta dentro de las fases, sucesivamente le sigue la fase REM que es donde ocurre el sueño como lo conocemos.

Las experiencias que los canes adquieren a través de sus sueños pueden ser favorables, los científicos pueden determinar si un perro está en una fase de sueño.

Tienen aparatos que miden las ondas cerebrales y determinan la actividad de su cerebro mediante gráficos que estudian la diferencia entre los sueños de los perros y los de los humanos.

Se destaca que en la fase REM es donde ocurre el sueño como lo conocemos mencionado anteriormente y allí es donde el dueño suele observar los cambios de comportamiento de su mascota.

¿Con qué sueñan los perros?

Los perros pueden tener sueños placenteros donde reviven recuerdos felices de las experiencias vividas pero también cabe resaltar que las experiencias negativas pueden ocasionar pesadillas así como a los humanos.

Cada perro es diferente por lo que sus sueños varían desde jugar que sería un momento feliz como alguna pesadilla horrible.

Los perros también necesitan descansar, reponer energías, al igual que los seres humanos se debe dormir un número aproximado de horas para permitir que el cuerpo recupere sus fuerzas.

¿Por qué tu perro no soporta a otros perros?

Se muere por llevar a su amigo al parque, o a un área donde él pueda jugar con otros perros y usted pueda intercambiar impresiones con otras personas, pero su perro, en realidad, es una especie de “ogro” que no soporta a ningún animal más. Es un problema. Pero ¿qué se puede hacer en estos casos?

La sociabilización de un perro con sus semejantes es fundamental. El perro, como el hombre, es un animal social.

Pertenece a una especie que vive en grupo con sus semejantes y construye relaciones estables, útiles para garantizar la organización y, en consecuencia, la supervivencia, tanto del grupo como de la especie a la que pertenece.

La sociabilización primaria, es decir, el conocimiento de sus semejantes, es necesaria para que un perro no les tema, se comunique con ellos de un modo correcto y para reducir al mínimo los posibles enfrentamientos.

El periodo más importante para la sociabilización es cuando un cachorro tiene entre 8 y 12 semanas. Las experiencias que viva en esa fase quedarán marcadas en él de por vida.

Lo que haga con otros perros puede ser más negativo que positivo, ya que lo pueden espantar o asustar, y así difícilmente tendrá, en el futuro, una buena relación con sus semejantes. Será complicado hacerle cambiar de idea y, seguramente, eso llevará mucho trabajo.

Recuerde que los perros que tienen miedo a menudo reaccionan con agresividad.

Ni raza ni edad ni tamaño

Hay razas (o cruces de razas) que, por el tipo de trabajo para el que fueron creadas, tienen más probabilidades de convivir adecuadamente en un grupo.

Si se piensa, por ejemplo, en las jaurías de perros, un Sabueso o un Beagle darán menos problemas en las relaciones con otros perros que un Cañe Corso.

Aunque esto es sólo en principio, ya que incluso las razas de perros creadas para las peleas, si se sociabilizan correctamente pueden llevarse bien con los demás.

No es ni tampoco una cuestión de talla, porque existen perritos pequeñitos que son muy agresivos. Como hemos dicho, es sólo cuestión de sociabilización, de carácter y de educación.

En cualquier caso, hay que estar atentos si se produce una pelea entre perros de diferentes tamaños, ya que el más grande puede producirle lesiones, o incluso la muerte, al de menor tamaño.

Cómo se debe comportar

En primer lugar, hay que evitar el “hágalo usted mismo”. Mejor consulte a un educador canino profesional.

De hecho, a menudo Inconscientemente, los propietarios de perros pendencieros ponen en práctica comportamientos poco adecuados, que refuerzan al perro y empeoran el problema, como tirar de la correa y regañarle cuando gruñe o ladra a otro perro, no permitiéndole que se Integre con sus semejantes…

Recordemos que existen herramientas como el bozal y que, si los perros más rebeldes se acostumbran a llevarlos, tienen más posibilidades de tener relaciones sociales con los demás sin causar daños mayores.

Los bozales también son útiles en los trabajos de recuperación del comportamiento de un perro con problemas de agresividad hacia otros animales o personas.

Incompatibilidad de género

Es cierto que la mayor parte de los ejemplares machos no castrados, que no han sido bien sociabilizados.

Difícilmente se llevarán bien con otros perros machos, sobre todo si se encuentran cuando van con la correa. Por lo general, las relaciones con perros de distinto sexo suelen ser más pacíficas.

Por eso es importante tener en cuenta la esterilización/ castración, y no sólo en lo que respecta al control de la natalidad.

La presencia de hembras intactas, que no están esterilizadas, aumenta la tensión entre los machos, sobre todo en los periodos de celo (incluyendo proestro y diestro). A menudo, las hembras, si no están dispuestas a que las cubran, agreden a los machos.

Los machos castrados, en cambio, tienen más posibilidades de llevarse bien con otros machos y de no considerarlos competidores y atacarles.

Hacer que un perro se Integre con otro del sexo opuesto puede reducir la posibilidad de peleas, pero no constituye una garantía, por lo tanto es inútil la clásica pregunta: «¿es macho o hembra?», que se escucha constantemente en los parques y en los jardines.

¿Los perros pueden comer mandarina?

Las mandarinas son frutas nutritivas para su mascota, quizás el sabor ácido que tienen pueda traer algún inconveniente, pero por lo general les encanta.

Por lo tanto, si a tu perro le gusta mucho la mandarina es de festejar ya que posee cualidades importantes para cuidar su salud. Esta fruta contiene vitaminas elementales para cuidar a nuestro mejor amigo.

A continuación vamos a conocer los beneficios más importantes de la mandarina para el can:

  • Alto porcentaje de vitamina C.
  • Caudal importante de agua para evitar la deshidratación del perro.
  • Gracias a la ingesta de la mandarina, se mejorará el tránsito intestinal.
  • Fuente importante de calcio y proteínas.

¿Cuál es la mejor forma de darle mandarina a los perros?

El primer punto a tener en cuenta antes de darle una mandarina a la mascota es que se deben retirar todas las semillas, si se come alguna no pasará nada pero no es aconsejable en cantidades importantes porque esto traerá inconvenientes digestivos.

También es recomendable quitarle la piel para evitar trastornos en su estómago, su digestión no será para nada sencilla.

Al momento de querer dar esta fruta como un premio comestible, no podrá ser más del 15 por ciento de sus calorías diarias. De lo contrario podría aparecer diarrea y otros problemas en su estomago. Por lo tanto es una buena idea la combinación de premios con golosinas.

Es elemental que antes de empezar a introducir esta fruta es su dieta diaria se consulte con un especialista para seguir sus consejos en relación a su nutrición.

Si la decisión ya está tomada, es importante que se haga de forma paulatina. Se puede dar comienzo con trocitos pequeños de mandarina y ver si le gusta o no. El sabor ácido no es del paladar de todos los perros, por eso la importancia de una “prueba” para saber si le agrada o no.

No se recomienda brindarle a nuestra mascota “jugo de mandarina” porque se pierde una cantidad importante de fibra. Por eso, lo ideal es ofrecerle gajo por gajo.

Otra idea interesante es darle la mandarina en forma de helado, lo que se debe hacer es lo siguiente: Poner los gajos en el congelador durante unas horas para luego dárselos como si fueran cubos de hielo.

Ahora ya conocen todos los secretos para brindar la mandarina a tu mascota sin problemas.

Mitos y realidades acerca del sexto sentido de los perros

Es muy común que los perros presientan la llegada de sus dueños cuando aún les faltan algunas cuadras para arribar a su hogar. Esto se conoce como el sexto sentido de los perros y es la habilidad de anticipar eventos minutos antes de que sucedan.

Expertos afirman que estas reacciones son de origen biológico y se producen por el desarrollo de los sentidos en los animales.

La habilidad de los canes no solo queda en presentir la llegada de sus amos, se ha comprobado que algunos perros son capaces de percibir tumores, ataques de epilepsias, embarazos, hipoglucemias y el momento justo del parto.

Esto no quiere decir que los perros sean adivinos sino que el cuerpo sufre cambios químicos que los perros pueden detectar con sus sentidos.

¿Pueden predecir desastres naturales los perros?

Los perros pueden presentir eventos naturales como tormentas y terremotos minutos antes de que sucedan.

Los expertos afirman que los perros al tener el oído muy desarrollado captan sonidos de baja frecuencia que son imperceptibles para los seres humanos. Estos sonidos ponen en alerta el animal antes que suceda el evento.

Los perros conocen a las personas

El vínculo formado entre una persona y su perro es tal que los perros pueden saber si una persona está triste, alegre, ocupada o furiosa.

De acuerdo al estado de ánimo de la persona los perros reaccionan ante ellas. Si una persona está triste los perros se acercan para confortarlas y darles un poco de apoyo.

¿Los perros pueden ver fantasmas o muertos?

La respuesta es no. Esta creencia surge debido a que algunos perros se paralizan de repente mirando y ladrando hacia una dirección donde no hay absolutamente nada.

La explicación a todo esto se centra en el olfato desarrollado del animal que puede percibir olores a larga distancia totalmente imperceptibles para los seres humanos.

¿Sabes que tan importante es la salud dental de los perros?

La buena salud en la dentadura de los perros es fundamental para que tengan una mejor calidad de vida. El descuido de la dentadura puede provocar mal aliento y enfermedades crónicas en los animales. Una de las enfermedades más comunes resultante de una mala higiene dental en los perros es la periodontitis.

El acceso de bacterias a la boca del animal puede generar enfermedades como la artritis, infecciones renales y enfermedades en la sangre.

Mantener la salud dental de los perros

Alimentación: Es un factor fundamental a tener en cuenta para mantener la buena salud de los dientes de los animales.

Los alimentos suministrados deben ser de buena calidad y la comida debe ser seca y consistente. Esto ayudará a mantener la dentadura fuerte y evitará rastros de comida entre los dientes.

Cepillado de los dientes: La frecuencia en la cual deben ser cepillados los dientes de los perros es una vez al día, de esta forma se puede prevenir la acumulación de sarro.

El cepillado debe iniciar cuando el perro aún es cachorro para que se acostumbre a la rutina diaria.

Dentífricos caninos: Más conocidos como huesos masticables y permiten fortalecer la dentadura del animal.

Es recomendable adquirirlos en tiendas especializadas para animales para evitar que tengan agentes tóxicos. El uso de dentífricos caminos con el cepillado diario da un excelente resultado.

Inspecciones bucales: Se deben realizar con frecuencia moviendo hacia los lados del animal para poder observar todos los dientes.

Si en el proceso de revisión se observa la presencia de sarro, caries o manchas es indicativo de que la salud dental del perro está comprometida.

Veterinario: Se debe llevar al perro a un veterinario de vez en cuando, al ser revisado por un especialista esté podrá tener un criterio más profesional acerca de la salud dental del animal.

De esta forma el veterinario tomará los pasos a seguir dependiendo del estado de los dientes del perro.

¿Los perros se parecen a sus dueños? ¿verdad o mentira?

Al momento de caminar por tu barrio, seguramente les llamará la atención que curiosamente algunos perritos se parecen a sus dueños.

En una gran cantidad de casos los pichichos pueden ser increíblemente similares a sus familiares. No siempre es así, pero de cierta forma los individuos terminan pareciéndose a sus perros o viceversa.

En algunas regiones del planeta hay curiosos concursos para descubrir qué dueño se parece más a su querida mascota. Es un mito o una realidad que los perros se asemejan a sus dueños? A continuación más información relacionada!

Una relación familiar

Lo que hace que los individuos interactúen para luego elegir a un perrito como mascota no está relacionado íntegramente con algo “consciente”.

Sin embargo en ciertas ocasiones, las personas pueden estar involucradas en lo que los psicólogos indican como: “el mero efecto de la exposición“.

Es una realidad la existencia de una relación entre lo psicológico y lo cerebral que puede explicar fácilmente este fenómeno y en ciertos casos es obvio. Todos los indicadores terminan en la palabra “familiaridad”, todo lo que nos resulta familiar está correct

En el caso de nuestra mascota finalmente es una especie de “reflejo” de su dueño, nuestro perro nos recordará a nuestra cara y este es un feliz sentimiento que transferimos a ellos.

La igualdad es una realidad

Diferentes profesionales que llevaron a cabo complejos estudios científicos durante la década de los 90 afirman que algunas personas se asemejan increíblemente a sus mascotas que podrían emparejarlos solo guiándose por una foto.

A su vez, explican que este fenómeno podría ser universal y algo común y corriente, restándole importancia a las creencias, cultura o region, etc.

En estos estudios se mostraron a las personas involucradas en el test tres fotografías, una persona y dos mascotas y les pidieron que unieran a dueños con perros. Los participantes de la prueba lograron emparejar positivamente 16 razas con sus dueños de un total de 25 pares de fotografías.

Cuando las personas seleccionan a un perro como mascota de acompañamiento, algunos se toman un largo tiempo porque tratan de encontrar una que se asemeje y cuando por fin encuentran al perro correcto obtienen lo que quieren.

La clave está en los ojos

En todo el mundo es conocida la frase: “Los ojos: el portal del alma” y realmente parece que es así. Una reconocida psicóloga japonesa llamada Sadahiko Nakajima confirma de acuerdo a sus estudios que los ojos son la llave del parecido entre los individuos.

Nakajima realizó experimentos donde seleccionaba fotografías de mascotas y personas que tenían la sección de la nariz y boca tapada y solo se podían divisar los ojos.

Con estas complicaciones las personas que participaban del test acertaron con éxito escogiendo a los perritos con sus respectivos dueños.

Sin embargo cuando se trabajó de forma contraria y solo se cubrieron los ojos, los participantes de la prueba no lo hicieron nada bien.

Volviendo al interrogante del título del artículo “mito o realidad”, podemos indicar que claramente es una realidad asombrosa.

En algunos casos la similitud es más notoria que en otros pero en su gran mayoría hay parecidos que no dejan duda.

Sin embargo lo “parecido” no siempre es coincidente con el aspecto físico de la persona, porque al seleccionar un perro de compañía de forma inconsciente tratamos de buscar uno parecido a nosotros de acuerdo a la personalidad o apariencia.

Por ejemplo si eres una persona tranquila seleccionaremos un animal calmado, mientras que si eres muy nervioso trataremos de encontrar un perro con dichas características.

¿Cuáles son los niveles de memoria que tiene tu perro?

Entendemos como niveles de memoria, el tiempo de retención de la información. El tiempo de retención irá condicionado por la impresión que causen las nuevas experiencias en el perro, y dependerá del grado de relevancia que tengan éstas.

En función de ello, nos encontramos con tres niveles de memoria:

  1. Memoria a corto plazo.
  2. Memoria a medio plazo.
  3. Memoria a largo plazo.

La memoria a corto plazo es la encargada de analizar toda la información procedente del entorno, rechazando o aceptando la información en función de la importancia que tenga ésta para el individuo.

La memoria a medio plazo tiene una duración que depende de su importancia.

En la memoria a largo plazo, la información será retenida permanentemente, porque la clasificación de la información sobre los estímulos es muy relevante para el perro. Los datos almacenados en este nivel de memoria son vitales para su supervivencia.

La consolidación se producirá al transferir una información referente a una asociación de la memoria a corto y medio plazo a la memoria a largo plazo, pasando así a influir de una manera determinante en la conducta del perro.

Memoria a corto plazo

Si el estímulo tiene una intensidad y duración alta, sus posibilidades de ser codificado serán mayores, especialmente si las sensaciones internas provocadas en el perro son negativas o muy positivas.

Memoria a medio plazo

En este nivel de memoria, la información permanecerá el tiempo que dure su relevancia. A medida que vaya perdiendo importancia, será sustituida por otras informaciones.

Memoria a largo plazo

La memoria a largo plazo influye de una manera relevante en la forma de actuación del perro, porque determinara sus respuestas.

Podemos concluir que en la memoria a largo plazo se consolidan en el perro asociaciones que él considera muy importantes, tanto muy positivo como muy negativas.

Las positivas, porque le aportan bienestar emocional, segundad, afecto, etc.; y las negativas, porque están directamente relacionadas con el bienestar, tanto en su estado emocional como físico.

¿Cómo hacer camitas para perros fácil y rápido?

La mayoría de las personas subestiman el efecto que puede ocasionar sobre un can su cama puesto que si es cómoda o no puede hacer una gran diferencia en el comportamiento.

Te darás cuenta que es uno de los factores más importantes a tener en cuenta para el buen desarrollo de tu mascota.

¿Cómo hacer camitas para perros?

El placer de dormir también es una de las necesidades más importantes de los caninos, buscan la mejor comodidad posible por eso es importante tomar buenos consejos al momento de hacer o elegir la cama que será el reposo de tu mascota.

Tomar esta decisión tendrá un antes y un después en el comportamiento de tu mascota. Por ello se hace necesario amoldar el tamaño de la cama al cuerpo del perro, todo debe estar en perfecto lugar para brindarle la mayor comodidad posible.

Si no hace énfasis en este aspecto el perro puede tornarse agresivo por no dormir bien.

Pensar en la comodidad del perro

Para darles a nuestras mascotas esa sensación de placer al dormir cuando se vaya a elegir la cama para que duerma lo más tranquilo posible se debe tener en cuenta ciertos factores que pueden elevar el nivel de comodidad.

Por ejemplo colocar almohadas, colchones, entre otras que sean sofisticadas para que sea lo más eficiente posible. Nuestras mascotas suelen buscar los ambientes que les son apetecibles para dormir.

A los perros cuando duermen así como a los humanos no les gusta ser molestados, quieren encontrar su paz y su tranquilidad óptima y que este refugio les proporcione una sensación de seguridad.

Una vez que el perro termine de dormir es imprescindible limpiar y organizar la cama del perro. Debe ser lo más higiénico posible, antes de comprar la cama se debe observar bien el material con el cual está hecho con el fin de conocer cómo es su adecuado mantenimiento.

¿Cómo hacer feliz a tu perro?

Los perros son amigos fieles que no necesitan de muchas cosas para ser felices, los pequeños detalles enriquecen su vida.

Por lo tanto vamos a compartir diferentes consejos para hacer feliz a tu perro:

Dar una buena recompensa cuando se porte bien

Los perros se sienten “plenos” cuando hacen las cosas bien y dan cariño a toda su familia.Por lo tanto, es una excelente idea organizar una especie de recompensas para reforzar los estímulos positivos.

Compartir momentos de entretenimiento

Si hay algo que le encanta a los perros es jugar. Por eso si desean que sean totalmente felices, encontrar momentos de diversión es una excelente idea.

Un paseo a diario

Se recomienda dar un paseo junto a tu perro todos los días. El animal necesita el contacto “directo” con olores, la naturaleza y otros espacios.

Prestar atención al perro en todo momento

Si sumaron un nuevo integrante a la familia, es obligatorio pasar tiempo con la mascota. El juego, caricias, palabras de cariño harán la diferencia en la relación con la mascota.

Qué sea sociable con el mundo que lo rodea

Es necesario que el perro sea “sociable” con otros animales. Los perros aprenden de sus congéneres cosas que no aprenderían con su dueño, además olfatear otros perros, correr con ellos, los lleva a sus sentidos más salvajes formando parte de una manada.

Consejos para evitar que su perro muera ahogado

Cuando estás con tu perro jugando en el agua, la Regla N º 1 es la seguridad. Aunque muchos perros pueden nadar como pez en el agua, algunos animalitos son un poco timidos al principio y necesitan de tiempo para acostumbrarse.

Aquí hay consejos para asegurarse de que el perro y su familia puedan tener un buen momento en el agua.

Antes de que su perro toque el agua, debe asegurarse de que está en buenas condiciones y no corre riesgo de hacerse daño. Consultar al veterinario si tienen alguna duda sobre su salud o condición física.

Cuando envían al perro al agua por primera vez, dejar que él de el primer paso a su ritmo!. Si la mascota es todavía un cachorro pequeño, redoblar la vigilancia.

Nunca asumir por ejemplo que sólo porque es un labrador retriever, naturalmente son capaces de nadar de forma segura en el agua.

Seleccionar una playa o una zona de aguas poco profundas. Encontrar un lugar seguro como medida de precaución, será mucho más fácil para su primera zambullida con el agua y más seguro. Llevar al perro a la orilla del agua y dejar que él se sienta cómodo.

No hacer un chapoteo o no lo lave con agua antes de estar realmente seguro de que su perro está listo para ingresar al agua.

Darle unos minutos para acostumbrarse a esta nueva experiencia. Si obliga al perro a entrar en el agua antes de que esté listo, se asustará y de esta forma se disminuyen las posibilidades para que vuelva a intentarlo.

También puede tratar con una golosina o tirar un juguete en el agua (asegurándose de que está a poca distancia de su familia y en aguas poco profundas).

De esta manera en poco tiempo él se sentirá más seguro y listo para ir más lejos, sobre todo si se sabe que esta usted estará ahí y, además, que quieren divertirse juntos.

Si en caso de que quiera llevarlo directamente al mar o a cualquier otro lugar peligroso, siempre se les puede comprar un chaleco salvavidas para perros.

Esto es particularmente importante si es nuevo para la natación o si se vuelve demasiado entusiasmado jugando en el agua. Asegúrese de que el chaleco alvavidas le quede bien.

¿Cómo extraer cuerpos extraños de la nariz del perro?

Después de varios estornudos, similares a los que se producen en los casos de alergias, y eventuales secreciones en la nariz hay que empezar a pensar que a nuestra mascota se le ha metido un cuerpo extraño en las fosas nasales.

Esto es muy frecuente en los perros de amplias narices y gran tamaño; y para sacarlos de tan incómoda situación, en ocasiones se requiere la habilidad del amo. Muchos suelen arreglárselas solos, provocando estornudos repetidos.

Como estos cuerpos extraños se introducen en la nariz en la medida en que el perro huele, en forma accidental, si son pequeños también son eliminados espontáneamente. La secreción nasal aparece para facilitar las vías de desalojo.

Pero cuando el objeto es de gran tamaño y se ha alojado sobre un lado de la cavidad nasal habrá que ayudarlo.

En primer lugar, habrá que limpiarle la nariz, luego con una linterna observar las cavidades para intentar localizar el cuerpo extraño: si está alojado en la profundidad difícilmente podrá verlo, en ese caso lo más conveniente será concurrir al veterinario.

Pero si está a la vista, proceda a su extracción utilizando unas pinzas de punta roma, con el auxilio de alguien que le ayuda a sujetar al animal.

Los elementos más difíciles de sacar son las semillas de algunas gramíneas que presentan unas prolongaciones largas y finas, llamadas aristas. Las más comunes de aspirar son las piedritas y los fragmentos de vegetales.

[orbital_cluster pages=”13471,1371,52015,2022,63532″ order=”DESC” orderby=”rand” postperpage=”3″]

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta