10 curiosidades sobre árbitros profesionales

Curiosidades sobre los árbitro profesionales

Si quieres ser árbitro, quizás la siguiente curiosidad te haga pensar y decidir si realmente te interesa. Después de todo, este es uno de los trabajos más estresantes que se puede encontrar.

Necesitas el ingenio de un humorista

A medida que avances en la liga, aprenderás a llevarte bien, pero cuando ingreses a competencias profesionales, debes mejorar tus habilidades para que no te coman.

A veces, sacar una carta es más destructivo que cualquier otra cosa. Saber cuándo sacar una tarjeta y cuándo relajarse con un poco de humor es un arte.

El jugador no es el enemigo

Si nos reímos a carcajadas en el túnel antes de que comience el juego, también se los verá en la cancha. La tensión puede causar conflictos, por lo que los buenos árbitros deben hacer bromas o comentarios divertidos repetidamente para reducir la tensión.

La gran mayoría de árbitros mantienen una muy buena relación con los jugadores y establecen verdaderas amistades.

El árbitro come como un deportista

Un buen desayuno debe sustituirse por fibra y fruta. Los árbitros y los atletas deben tomar líquidos y la comida correcta antes del juego para reponer agua y energía.

Deben tener en cuenta que la tasa de recuperación y la tasa de alimentación de cada juego deben llegar al 100%.

Viendo el fútbol como un fan

Ser árbitro afectará inevitablemente la forma en que ve el juego. Tras ver el error, analizarás automáticamente la causa del error y las medidas que puedes tomar para que no se produzca el error.

El resultado de todo esto es que al final no se puede disfrutar de la misma forma, y ​​depende de quién deje de ver el partido como aficionado.

Aprenda a comunicarse con gestos

Muchos jugadores son extranjeros y terminan hablando con las manos, lo cual es peligroso porque puede causar confusión.

Los árbitros deben aprender a comunicarse con ellos con algunos gestos comunes para poder gestionar el juego.

El lenguaje corporal juega un papel importante en la superación de información, como la «calma» con las palmas hacia abajo.

Las decisiones siempre te perseguirán

Durante el juego, debido a la tensión y la emoción, olvidarás inmediatamente la decisión que tomaste. Cosas tan básicas como sacar la tarjeta de forma impulsiva, puede haber estado en nuestras mentes durante muchos meses.

Muchos árbitros buscan ayuda psicológica para lidiar con estas situaciones y pueden detener estos pensamientos y concentrarse en la vida fuera de la cancha.

Existen auténticas manías con las tarjetas

Todo árbitro quiere proporcionar un estilo personal para sus tarjetas. Elije formas y materiales ligeramente diferentes.

Desde cartas básicas, como las que podemos encontrar en diferentes tiendas en línea, hasta cartas avanzadas con tablas o marcas para anotar las sanciones que se producen a lo largo del juego.

Si alguien toca la tarjeta durante el juego, muchos árbitros se obsesionarán con la tarjeta e incluso perderán los estribos.

Al menos el 50% de los fans te odiarán

Está estadísticamente comprobado que durante todo el juego, la mitad de la audiencia odiará a los árbitros. A las pocas horas de que finalice el juego, el porcentaje se reduce al 35%.

Su presión en lugares públicos es mayor que la presión en campos deportivos

Sacar una tarjeta en el campo de deportes puede ser la causa de que el público grite, pero la multitud hace que la mayoría de sus gritos sean incomprensibles.

Pero en parques, bares, panaderías, todo cambiará. Muchos árbitros evitaran ciertos lugares públicos para no tener que escuchar comentarios desagradables con claridad.

Deja una respuesta