Consejos antes de usar las referencias

referencias

Una de las estrategias más usadas para conseguir un empleo es la de las referencias.

Es decir, información laboral sobre alguien. Es muy positivo tener referencias de los empleos anteriores, pero hay que tener en cuenta algunas recomendaciones para no hacer un mal uso de ellas.

Las referencias pueden ser utilizadas o no, pero si se usan serán consultadas, sin duda.

1. No es bueno colocar como referentes a personas con las que no se ha tenido trato, sólo porque ocupan altos cargos en la empresa.

2. No colocar el nombre de alguien al que no se le ha pedido permiso, principalmente por cortesía y estrategia.

Si no se le ha consultado seguramente se molestará por saberse aludido sin estar al tanto de ello.

3. Antes de confeccionar el currículum vitae es mejor pedir asesoramiento a las personas que se usen como referentes.

De este modo, se tendrá la seguridad de que se comprometen con la búsqueda del nuevo empleo y que responderán favorablemente si se les pregunta por la capacidad del trabajador.

4. No colocar como referentes a personas muy jóvenes y recientes en la empresa. Tampoco a personas con las que se hayan tenido conflictos. Éstas son propensas en mayor medida a hablar de las debilidades más que de las fortalezas.

5. Si la búsqueda es del primer empleo, se pueden usar como referentes a profesores para que expongan el grado de responsabilidad, cumplimiento y capacidad proactiva que se tiene.

Hay que ser conscientes de que los referentes son los testigos de la productividad y ejercicio laboral.

Son aquellos que pueden testificar sobre el buen desarrollo en un puesto de trabajo y recomendar una nueva contratación.

Por estos motivos es muy importante que, aunque un trabajo no atraiga y se desee dejarlo, se guarden buenas relaciones con compañeros y jefes que, en el futuro, pueden ser excelentes referentes y no enemigos.

What’s your Reaction?
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0

Deja una respuesta