Las graves consecuencias del bullying

bullying

A pesar de que se suele creer que el bullying es exclusivo de las escuelas públicas, en realidad el acoso escolar no distingue condición social ni sexo, aunque es cierto que hay más bullies (acosadores) hombres que mujeres.

El bullying no es un problema menor, no es algo que se deba tomar a la ligera como pasajera de chicos. Es algo que hasta ahora me cuesta comprender cómo es posible que los niños y adolescentes lleguen a extremos de adultos, pero así es.

La víctima del bullying presenta claros signos como depresión, ansiedad, nerviosismo, y problemas emocionales menos evidentes como baja autoestima y tendencias suicidas.

Un signo claro de que tu hijo es acosado en la escuela es que se resiste ir a ella. Le tiene miedo y pondrá mil y un excusas para no ir. Puedes comprobarlo en su reporte escolar: sus notas habrán bajado sensiblemente.

Esta condición emocional se manifiesta asimismo a nivel orgánico. Tiene problemas para conciliar el sueño, dolores de estómago, pecho, cabeza, náuseas, vómitos y llanto repentino y constante, entre otros.

No obstante, esto no quiere decir que un niño que presente estos síntomas es una víctima de bullying. Antes de sacar conclusiones, observa más de cerca a tu hijo y si es necesario, llévalo a un psicólogo.

¿Qué te ha parecido?
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0

Deja una respuesta