Artículos, Negocios

Como elegir el Currículum Vitae correcto

A la hora de elaborar un Currículum Vitae hay que tener en cuenta diferentes factores: a quién nos dirigimos o a qué tipo de empresa se lo vamos a enviar.

No podemos pretender que un mismo currículum nos sirva para todos los puestos.

Recordemos que es el escaparate de nuestra experiencia y formación para el departamento de recursos humanos.

Es muy positivo saber elegir qué tipo de currículum es el adecuado, porque existen diferentes modalidades:

El CV básico

Muy utilizado por jóvenes que recién inician su búsqueda laboral. Un empleador valorará en este tipo de material su presentación, el camino profesional recorrido (aunque sea breve), etc.

Es sencillo y sin pretensiones. Se redacta casi telegráficamente sin narraciones de ninguna índole.

Será suficiente para dar una imagen exacta de tu perfil laboral y se recomienda para jóvenes profesionales con poca experiencia o que buscan sus primeros empleos.

El CV funcional

Es altamente recomendable para aquellas personas que cuentan con una experiencia profesional más abultada y que han desempeñado su trabajo en diversas empresas y/o sectores.

No importan tanto los períodos trabajados como los resultados y la capacidad que se han obtenido a lo largo del desarrollo laboral.

No deberán usarlo quienes no posean una buena experiencia profesional.

Será más narrativo y esto conlleva ciertas habilidades y estrategias. Es conveniente asesorarse antes.

El CV Cronológico

Es el más adecuado para todo tipo de personas ya que resulta muy sencillo de escribir y de leer.

Posee un estilo directo y telegráfico que permite a los encargados de seleccionar personal examinar múltiples ítems en muy poco tiempo.

No se recomienda para aquellas personas que hayan pasado extensos períodos sin trabajar pues se reflejará en la consigna cronológica del material y llamará la atención sobre los motivos por los cuales el candidato no pudo trabajar en dichos lapsos.

Otras de las claves que no deben faltar en esta hoja de vida son:

  • Deberá ser de fácil lectura: nunca hay que extenderse mas allá de las dos páginas y, por supuesto, no deberá contener enmiendas, tachones ni diferentes tipos de letra.
  • Deberá ser sencillo y ordenado: hay que evitar las complejas y retorcidas frases de presentación y los términos grandilocuentes.
  • Deberá ser veraz: incrementar un CV con datos falsos será un arma que tarde o temprano se volverá en tu contra.
  • Fotografía ¿sí o no?: sólo si es expresamente requerida en el anuncio del empleo. En tal caso deberá ser una imagen reciente y del tamaño de una foto carnet como máximo.
  • Deberá estar minuciosamente corregido: es muy poco atractivo un material plagado de errores ortográficos o gramaticales.

One Comment

  1. Pingback: Consejos antes de usar las referencias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Instagram