Cómo cuidarte tras una cesárea

En la actualidad, las cesáreas son procedimientos bastante comunes al momento del nacimiento del pequeño.

Con los avances de la tecnología y los procedimientos cada vez menos invasivos, hacen que la recuperación sea en menor tiempo que en el pasado y con más seguridad para las madres que están deseosas de tener a su bebé recién nacido en sus brazos rápidamente.

Después de una cirugía de cesárea hay que tener algunos cuidados preventivos para no sufrir desgarros, malestares o dolores repentinos.

Si programaron una cesárea pueden tener algunas precauciones con todos los elementos y los cuidados necesarios luego de la intervención. Si la cesárea fue repentina, es importante conocer estos cuidados básicos si es que los necesitan.

Cuidados en el hospital

Pasada la cesárea, la madre quedará en observación durante 4 días aproximadamente, sin complicaciones.

Allí recibirá las curaciones necesarias, se le dará toda la atención al bebé mientras la madre queda descansando en la cama, en un ambiente limpio y con atención periódica.

Además se revisará si aparecen secreciones de la herida, hemorragias, alergias o reacciones, etc.

Después, la madre se le dará el alta para volver a su casa con una curación (higiene y protección en la herida) y las instrucciones de su cuidado.

Reglas para cuidarte de una cesárea en casa

Si tienen ganas de levantarse de la cama, no es recomendable estar tirada todo el día. Caminar es una buena idea para mejorar los tiempos de recuperación. Sin embargo, siempre cuidándose y paso a paso ya que no hay apuro.

Nunca levantar peso y si no te queda otra alternativa, hacerlo con la fuerza de las piernas, nunca del abdomen.

Si aparece el dolor, más allá de que es normal sentir molestias, es prudente visitar al médico para contarle lo que te sucede.

Cuando pasen alrededor de 10 días, el médico quitará los puntos. Es recomendable que este procedimiento se haga en un consultorio médico.

Es fundamental pedir ayuda cuando sea necesario, el orgullo hay que dejarlo de lado ya que es un momento delicado, solo es por unos cuantos días y todos lo entenderán.

Curas y limpieza de la herida por cesárea

  • Seguir al pie de la letra todo lo que indiquen los profesionales. Siempre lavar la herida con jabón neutro y agua tibia.
  • Para desinfectar la herida, usar iodopovidona o un antiséptico iodado. Después de la limpieza, secar muy bien la zona con una gasa estéril para cubrir la herida. En algunos momentos del día debe «ventilarse» la herida para que «respire».
  • Es aconsejable utilizar una faja abdominal durante la 1º semana, incluso también luego.
  • Visitar al médico las veces que sea necesario, sobre todo si la herida se mantiene con un color rojizo o tiene hinchazón.
  • Hasta que la herida no se cierre, no se recomienda hacer actividad física, tampoco sexo o realizar movimientos bruscos.

Deja una respuesta