Saber cuánto cobrar por un trabajo independiente

Comenzar un modelo de trabajo freelance puede ser toda una travesía para los que aún no sabe de qué se trata este mundo. Son rutinas nuevas, diferentes papeles y responsabilidades nuevas.

Tanto si ya son trabajadores independientes full time como si sólo van a tomar unas cuantas horas al día de proyectos remotos para ganar un dinero extra, al comienzo es difícil entender hasta lo más básico, como por ejemplo cuánto cobrar por el trabajo realizar? Con esto en cuenta, a continuación vamos a compartir algunos tips que pueden ayudar a resolver la cuestión.

¿Cuánto vale una hora de trabajo?

Uno de los primeros conceptos a considerar es el valor que tiene una hora de trabajo. Para esto, hay que estudiar muy bien lo que se desea ganar de forma mensual y cuál es el salario de los profesionales que ya trabajan en el mismo mercado.

Si el salario es de 2000 dólares a 40 horas por semana, por ejemplo el valor de la hora es aproximadamente de 12 dólares. Este punto es un buen comienzo, porque pueden contar cuántas horas van a dedicar al servicio, pero también hay que pensar cuánto se gastará para dar ejecución al trabajo.

¿Cuánto gastará para ejecutar el proyecto?

Es importante tener en cuenta si por ejemplo hay gastos de materiales para comenzar el proyecto, porque de acuerdo a este concepto, el precio del trabajo comenzará a variar.

Es elemental pensar en ello antes de cerrar cualquier número con el cliente por dos razones básicas: no cobrar los gastos extras puede traer una «perdida» y renegociar el precio mal puede dejar una mala imagen con el cliente.

¿Cuál es el precio fijo del servicio?

Otro punto relevante que no deben dejar pasar es el valor de mercado que cuesta este tipo de producto o servicio que se ofrece. Qué no de vergüenza conversar con amigos o colegas que hicieron trabajos remotos, porque ellos tendrán un panorama mucho más clarificador con el tema del precio.

Una alternativa que muchos freelancer utilizan es chequear las listas de precios de las principales compañías que trabajan en el sector, especialmente en la misma región que se opera, si el cliente es local o internacional etc..

En algunos casos, fijar precios por debajo del precio de mercado puede ser una buena estrategia pero es recomendable que no se transforme en algo rutinario, hay que valorizar el trabajo que se hace.

¿Cuál es el dominio sobre el tema?

Cuanto más se puedan especializar en un tema en particular, más ascenderá el precio de los servicios que se ofrezcan. El mercado independiente no está ajeno a ello y sucede lo mismo que en el tradicional. Al comienzo, es normal que se cobre menos para ingresar rápidamente al mercado, fidelizar clientes y construir una buena reputación.

Cuanto más grande sea la cartera de clientes, más se puede cobrar. Si aún se les dificulta en alguna especialización, es una buena idea comenzar un entrenamiento intensivo antes de aceptar un trabajo remoto en esa área. Usar el proyecto del cliente para realizar «prácticas» es muy mala idea.

¿Cuál es la forma de pago más apropiada?

Finalmente, es importante negociar cuál será la forma de pago correcta. Si el proyecto es de grandes dimensiones y exige semanas de trabajo, en lugar de cobrar el 50% antes y la otra mitad después, optar por hacer la división de la entrega de las tareas en etapas.

De esta forma, el cliente puede sentirse parte del proyecto, siguiendo cada paso que se dé y tiene garantías de recibir el trabajo en tiempo y forma.

Deja una respuesta