Qué es un choque anafiláctico

Un choque anafiláctico es el tramo de una reacción alérgica más grave que puede experimentar una persona, el cual incluye la afectación del sistema cardiovascular y requiere de asistencia médica urgente ya que es potencialmente mortal.

También conocido como shock anafiláctico, este proceso se produce cuando el sistema inmune reacciona de forma exagerada ante una sustancia que percibe como nociva (alérgeno).

Lo hace al liberar histamina y otros químicos para defenderse, lo que genera la constricción de las vías respiratorias y diversos síntomas.

Índice
  1. ¿Qué provoca un choque anafiláctico?
  2. ¿Cómo se siente un shock?
  3. ¿Qué hacer en caso de un shock anafiláctico?

¿Qué provoca un choque anafiláctico?

La anafilaxia puede ocurrir como respuesta a cualquier alérgeno.

Las causas más comunes incluyen:

  • Alergia a medicamentos. 
  • Alergia a alimentos (frecuentemente pescado, cacahuates, cítricos, leche de vaca, huevo, entre otros).
  • Picaduras de insectos.

Aunque es menos común, también puede darse a partir de:

  • Alérgenos inhalados (partículas de alimentos en aerosol, polen, caspa animal).
  • Látex.

Además, algunas personas pueden presentar una reacción de este tipo sin una causa aparente.

Entre los factores de riesgo se encuentran: 

  • Antecedente previo de anafilaxia y nueva exposición al factor que la causó. 
  • Edad (es más frecuente en adultos).
  • Sexo (es más común en mujeres)
  • Enfermedades crónicas (como problemas cardiovasculares o asma mal controlada).

En función de las causas más comunes, deben prestar especial atención las personas que:

  • Practican deportes al aire libre.
  • Trabajan en apicultura.
  • Realizan labores de jardín.
  • Cosechan frutas.
  • Comen alimentos cuya composición desconocen (por ejemplo en un viaje).

¿Cómo se siente un shock?

Los síntomas que pueden presentarse durante un shock son los siguientes:

  • Piel fría, pálida y sudorosa.
  • Venas subcutáneas colapsadas.
  • Hipotensión.
  • Taquicardia.
  • Oliguria o anuria.
  • Defecación involuntaria.
  • Pérdida de conciencia
  • Paro cardíaco.

¿Qué hacer en caso de un shock anafiláctico?

El tratamiento para el choque anafiláctico debe hacerse lo más rápido posible en un centro médico, ya que es potencialmente mortal.

Si bien los pasos a seguir varían de acuerdo al cuadro, las acciones más comunes son las siguientes:

  • Detener inmediatamente la exposición a la sustancia sospechosa de provocar la reacción alérgica.
  • Valorar la permeabilidad de las vías respiratorias, la respiración, la circulación sanguínea y el estado de conciencia. 
  • En caso de parada respiratoria o circulatoria, iniciar la resucitación.
  • Administrar adrenalina subcutánea en la superficie lateral del muslo.
  • Colocar a la persona con las piernas levantadas, salvo si tiene trastornos de la respiración, vómitos o está embarazada.
  • Administrar oxígeno a través de una mascarilla facial.
  • En los casos más graves, en los que la hinchazón de la garganta impide el paso del aire hacia los pulmones, es necesario realizar una cricotirotomía.

Después del tratamiento puede llegar a ser necesario que el paciente permanezca algún tiempo hospitalizado para que el personal médico corrobore el funcionamiento de su organismo y evite que el shock ocurra nuevamente.

Hay quienes ya han sufrido alguna reacción de este tipo en el pasado o saben que poseen un gran riesgo de experimentarla, por lo que llevan siempre consigo un kit de emergencia que contiene adrenalina autoinyectable.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Qué es un choque anafiláctico puedes visitar la categoría Artículos.

Quizás también te interese leer..

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Debes de aceptar las políticas de Cookies. Más información