Cefaleas de tensión: Claves para identificar cualquier dolor de cabeza

Información sobre Cefaleas de tensión

El cerebro de los pacientes con cefalea, sobre todo migrañas, es muy sensible a los cambios, por mínimos y pequeños que sean.

Esos factores de riesgo pueden variar de una persona a otra, Para algunos una situación de estrés puede traducirse en un dolor de cabeza de forma fulminante, mientras que otros pueden acusar más la falta de sueño. Por eso es tan importante conocer qué desencadena las cefaleas de tensión.

¿Cuál es la causa de la cefalea?

Es paso obligado para aprender a evitarlo (sí puedes) o al menos intenta controlarlo con hábitos de vida sana que prevengan o neutralicen el ataque de dolor. Detectar cuándo ocurre te será muy útil.

El Estrés

Es la causa más frecuente tanto de migraña como de cefalea. El estrés es la principal causa de contracturas cervicales. Por eso, si aprendes a gestionarlo reducirás en gran medida las crisis.

Practicar deporte es uno de los mayores des estresantes que existen. Los ejercicios de relajación y la meditación (requiere un aprendizaje con un experto pero es muy efectiva para controlar el estrés) también lo mantienen a raya.

El cambio de horarios

Procura mantener la misma rutina todos los días (tanto laborables como festivos). Acuéstate y levántate a la misma hora, respeta los horarios de las comidas. El cerebro te agradecerá un equilibrio a largo plazo.

Mucho ejercicio físico

El ejercicio, si es brusco (sobre todo en personas no acostumbradas) puede acabar provocando cefaleas de tensión.

Pero si lo realizas con moderación puede ayudar a controlar el dolor de cabeza severo. Tú misma debes descubrir el punto justo.

El viento

El viento sobre todo el caliente, la exposición al sol excesiva o los cambios bruscos de temperatura pueden actuar como desencadenantes de migraña.

Es cierto que es un factor que no puedes controlar pero sí ser precavida. Evita salir en días de mucho viento, no te excedas con el sol.

Los estímulos sensoriales fuertes

Un olor intenso que te resulte excesivamente molesto o una música muy alta. Todo esto también favorece las cefaleas de tensión.

Te ocurrirá la primera vez, pero si sabes que hay ciertos ambientes (como lugares públicos, restaurantes, etc.) que te afectan, intenta evitarlos.

¿Sabías que lo que comes puede provocar cefalea?

Seguro que más de una vez has oído decir que el queso, el chocolate o el vino provocan dolor de cabeza. Y es que la relación entre alimentación y dolor de cabeza ha dado mucho que hablar.

Sin embargo, no todas las afirmaciones que se dan por ciertas están demostradas y a veces es mucho peor ayunar o beber poca agua que comer cierto alimento.

¿Pasas horas sin comer nada?

En las consultas de neurología, más que de alimentos concretos -bebidas alcohólicas aparte-, los pacientes sobre todo hablan de retraso u omisión de comidas principales y otros tipos de ayuno.

De hecho, el ayuno prolongado genera dolor de cabeza a un 16% de los pacientes y el consumo de alcohol a un 10%, Las comidas copiosas también suelen ser la causa. Así que, más que lo que comes, es cómo comes.

Lo mejor, la Dieta Mediterránea

Nuestro cerebro es un gran devorador de grasas saludables, el magnesio, las vitaminas, el calcio, el acido fólico, el cobre, el fosforo y lo que mejor le sienta es la Dieta Mediterránea.

Si comemos los alimentamos correctamente, tendremos más posibilidades de mantenerlo sano y de sufrir menos cefaleas.

La polémica sobre la enzima DAO

Se habla mucho del déficit de la enzima DAO como causa de la migraña, pero ciertos científicos advierten que tal relación no está demostrada.

La diaminooxídasa (DAO) es una enzima que se encuentra en el intestino delgado y que degrada la histamina de los alimentos, favoreciendo su eliminación a través de los riñones, hay teorías que apuntan que cuando su actividad es baja, la histamina pasa al torrente sanguíneo y puede acabar provocando migraña.

Sin embargo, no se ha demostrado que eliminar aquellos alimentos que liberan más histamina pueda ayudar a controlar la migraña.

Y tampoco que el dolor de cabeza se produzca por el déficit de esta enzima o que esta pueda ser suplida con suplementos orales.

Los únicos suplementos hasta ahora eficaces para prevenir la migraña son la vitamina B y el magnesio.

Alimentos potencialmente peligrosos

Si que hay un 10% de personas que relacionan su dolor de cabeza con la ingesta de algún alimento. Normalmente, los generadores de crisis son los ricos en nitritos, glutamato monosódico, aspartamo, ciertos quesos y bebidas estimulantes.

En todo caso (y salvo la ingesta de alcohol) no existe un único alimento que provoque dolor de cabeza a un porcentaje de pacientes lo suficientemente reseñable.

Es por esta razón que no se deben eliminar de la dieta alimentos sin haber comprobado que realmente te «dan» migraña. Si lo haces puede haber un déficit de vitaminas y oligoelementos en tus menús.

¿Sabías que abusar de los fármacos provoca cefalea?

Los fármacos también pueden desencadenar cefalea, bien porque un medicamento concreto los genera como efecto secundario, o por abuso de analgésicos para combatirla.

El efecto rebote

¿Tomas pastillas para el dolor de cabeza durante más de 15 días al mes y no mejoras? Seguramente padeces lo que se denomina cefalea de rebote por el uso excesivo de medicación para aliviar el dolor y los síntomas de los ataques de migraña.

El abuso de fármacos hace que la enfermedad empeore, se trasforme y se padezca a diario o casia diario.

Además, no responde a los tratamientos habituales. Se considera uso excesivo de medicación cuando se toman triptanes más de 10 días al mes o analgésicos más de 15 días al mes, y durante 3 meses o más de forma continuada.

Fármacos que dejan huella

Además de las cefaleas de tensión por el abuso de analgésicos, los fármacos que más dolor de cabeza provocan como efecto secundario son los antidepresivos, los usados para controlar el síndrome de las piernas inquietas o los anticonceptivos orales.

Si te ocurre díselo al médico para encontrar un tratamiento alternativo.

Avances médicos que si funcionan

En la actualidad hay una gran variedad de tratamientos efectivos. Desde los triptanes (fueron los primeros fármacos selectivos para tratarla), pasando por las terapias de neuroestimulación, hasta la toxina botulínica (útil en la migraña crónica).

Ahora se está investigando, unos nuevos fármacos para la prevención de la migraña: los anticuerpos monoclonales, que actúan contra una proteína implicada en el dolor.

Aún se tienen que realizar más ensayos clínicos, pero los estudios iniciales son esperanzadores.

Tratamientos siempre personalizados. En todo caso hay que tener en cuenta que no todos los tratamientos funcionan igual en todos los pacientes.

Esta es otra razón por la que es importante acudir a un especialista para su diagnóstico: personalizar el tratamiento y las medidas a tomar cuando aparece el dolor es fundamental.

[orbital_cluster pages=»4692,58485,3651,50610,58511,9620,50615,58462,47914,9812,63495,9811″ order=»DESC» orderby=»rand» postperpage=»3″]

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.