Receta de Carpaccio de salmón crudo o fresco

Carpaccio de salmón

En el siguiente texto nos toca compartir un riquísimo plato para disfrutar en familia.

Estamos hablando del carpaccio de salmón crudo o fresco, una receta muy simple de preparar y que les encantará a todos por su sabor inigualable.

Su preparación lleva poco tiempo, por lo tanto es la solución ideal para cocinar algo rápido.

Ingredientes
  • 1 unidad de salmón fresco de tamaño medio. (Si consiguen un producto congelado que sea de calidad).
  • 8 medidas abundantes de aceite de oliva.
  • Jugo de limón.
  • Ciboulette, cebollino, rúcula, canónigos o eneldo para decorar el plato.
  • 1 medida pequeña de pimienta negra, verde y roja (a gusto).
  • Sal, lo que deseen.
Índice()

    Tipos de Salmón fresco

    En el mercado se pueden comprar dos tipos de salmón bien diferenciados de acuerdo a su procedencia, calidad y aspecto visual:

    • Salmón "común y corriente" (el que más demanda tiene en el mercado en general).
    • Salmón salvaje (viene con menos grasa y color rosado).

    Cualquier producto que consigan servirá muy bien, pero claramente habrá variación en el precio.

    ¿Debo preocuparme de congelar el salmón crudo por seguridad?

    Si compran un salmón congelado se podrán olvidar por anisakis o similar.

    Si el salmón es fresco, este producto debería haberse congelado antes de su venta, pero si hay dudas es recomendable congelarlo durante 24 horas antes de su consumo.

    Cómo hacer Carpaccio de salmón fresco

    El primero punto a tener en cuenta, será que el salmón quede congelado aproximadamente 60 minutos, esto se recomienda para que luego será más sencillo su corte en láminas pequeñas con la ayuda de un cuchillo para pescado.

    Luego, en un tazón de buen tamaño colocar el aceite junto con el limón para lograr la "vinagreta", aquí agregaremos la medida de pimienta y sazonaremos a gusto.

    Es recomendable que los condimentos que se utilicen sean frescos, para que no se pierda su sabor más intenso.

    Carpaccio de salmón receta

    Después de esperar los 60 minuto, sacar del congelador el salmón fresco que utilizaremos para preparar nuestro delicioso platillo de Carpaccio, rebanar con la ayuda de un cuchillo especial para pescado en largos filetes.

    Realizar el trabajo con paciencia, ya que el resultado será asombroso.

    Si este platillo no se consumirá en el día, es una buena idea guardarlo en el congelador hasta que sea el momento indicado.

    Finalmente, se trabaja la decoración del carpaccio de salmón fresco con los condimentos que les guste para aportar tonalidades y sabores asombrosos.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir