Blinis, un desayuno novedoso de origen eslavo

Los blinis es un curioso desayuno que proviene de tierras rusas, y el cuál se consume relleno o solo. Hay diferentes formas de preparación pero todo dependerá de cada persona, algunos prefieren hacerlo frito mientras que otros lo preparan al horno para bajar el consumo de grasa.

Estas riquísimas tortitas finas son el complemento ideal para preparar un desayuno diferente al que se prepara todos los días. En la antigüedad, este alimento se relacionaba con el sol por su forma circular y su color “oro”.

Ingredientes
  • 70 g de harina.
  • 75 mililitros de leche.
  • 50 g de yogur griego.
  • Media cucharadita de levadura.
  • Un huevo
  • Media cucharada de sal.
  • Manteca.
Preparación

1- En un tazón añadir la harina, sal y separar.

2- Disolver la levadura, triturándola dentro de la leche. Agregar el yogur griego y volver a mezclar con paciencia.

3- Separar la clara de la yema del huevo y también separar. Añadir la yema a la preparación de leche y yogur griego, revolver hasta lograr la unión de todos los elementos.

4- Derramar la harina de trigo de una vez y mezclar para lograr la combinación con los líquidos. Tapar el bol y esperar a que fermente, en un sitio templado durante 60 minutos.

5- Una vez que pasó 1 hora, sumar la clara que separamos a punto de nieve. Agregar la clara a la mezcla ya fermentada. Añadir poco a poco, con movimientos envolventes.

6- Nuevamente esperar que la mezcla fermente, dejar descansar el preparado durante 120 minutos en un lugar templado.

7- Calentar un poco de manteca en una sartén. Cuando se funda, agregar un poco de masa con la ayuda de un cucharón.

8- Tratar de buscar la forma “redonda” a los blinis con la ayuda de una cuchara sopera y esperar que se cocinen, a fuego intermedio, hasta la aparición de burbujas en la masa. En este instante dar la vuelta con una espátula y cocinar unos 5 minutos extra.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta