La natación uno de los deportes más completos, ya que pueden practicarlo personas de todas las edades. Este deporte es muy utilizado para la rehabilitación de las personas con alguna dificultad física. Como ejemplo tenemos la gimnasia acuática en agua caliente, lo cual aumenta la sedación del dolor.

Ya que una actividad física prolongada es un dolor corporal en sí: para poder seguir practicando natación, el organismo secreta hormonas que tienen poder anti dolor y antinflamatorio.

La hormona que combate el dolor forma parte de las endorfinas, cuyas propiedades son semejantes a las de la morfina. Esa hormona es realmente poderosa.

La hormona que combate el dolor es el cortisol, cuyo derivado es ampliamente conocida como la cortisona. Al favorecer la presencia de estas hormonas, puede hacer que disminuya algunos dolores.

La natación para combatir dolor en las articulaciones

En este caso es absolutamente necesario luchar contra la anquilosis y propiciar la práctica de un deporte o de una actividad física para que las articulaciones no se bloqueen, esto es posible gracias a ciertas sustancias segregadas por el organismo que tienen una función reparadora.

Por eso la natación ayuda a que el cuerpo este más liviano y permite realizar todo tipo de movimiento fortaleciendo los músculos y articulaciones y con ello contribuye a mejorar el ritmo cardíaco.

Es muy importante trabajar simultáneamente el aspecto mental y la respiración por eso es recomendable realizar los ejercicios con un profesional que tenga experiencia en la actividad en este caso la natación.

En términos generales, el efecto del ejercicio físico es producir calor localmente. Esta forma de hipertermia posee considerables efectos sedantes sobre el dolor.

Además los ejercicios con agua caliente en el baño o en la piscina también pueden mitigar el dolor de manera rápida y durable.

La natación para combatir el estrés

Otro de los beneficios de la natación es que disminuye el estrés, ya que al concentrarnos en la actividad nos ayuda a liberarnos de las obligaciones que la vida moderna impone al ser humano porque al realizar la actividad misma estamos realizando un desgaste físico y esto nos ayuda a poder conciliar un sueño más profundo a la hora de descansar.

La natación para combatir el envejecimiento

Ayuda también contra el envejecimiento, ya que una persona de 65 años que haga ejercicio a diario tiene mayor capacidad física y vital que una persona de 45 años que no realiza ninguna actividad física, al tener mejor estado físico se retrasa muchas variables del envejecimiento.

Estilos de natación: Crol, Espalda, Mariposa y Braza

Los estilos de natación se conforman de cuatro maneras o estilos de los cuales se suelen distinguir en las competiciones.

Crol

En este estilo de natación, usamos un brazo para moverlo en el aire en el aire y con la palma hacia abajo para que esté totalmente dispuesta a entrar en el agua cuando avancemos, además que el codo debe estar completamente relajado, mientras el otro brazo tiene que estar bajo el agua.

Las piernas se deben mover de acuerdo con el movimiento de nuestros brazos, por lo que se requiere de una completa sincronización, también se requiere que las caderas se muevan de arriba y abajo, y los pies hacia adentro. Al hacer las brazadas se requiere de ocho patadas oscilantes.

En este estilo se debe de respirar relajadamente. Se recomienda tomar una respiración completa por cada brazada, inhalando por la boca cuando la cabeza este a un lado del brazo y exhalar bajo el agua cuando el brazo avance.

Brazadas

En este nuevo estilo de natación, el, nadador se mantiene boca abajo, con los brazos apuntando hacia el frente, y se comienza haciendo movimientos horizontales en donde se abren los brazos hasta quedar en una línea recta con los hombros, siempre debe estar encima o debajo de la superficie del agua.

También se deben encoger las piernas para acercarlas al cuerpo y apuntar hacia afuera las rodillas y los dedos de los pies, luego se estiran con un fuerte impulso en el momento en que los brazos vuelven a su posición inicial, junto en ese momento deberás iniciar devuelta todo el ciclo.

El nadador exhalando debajo del agua y Las brazadas de forma lateral. Llegados a este punto no debes para el ritmo o te lesionaras, para eso se debe de ir disminuyendo la velocidad para después frenar sin problemas.

Estilo mariposa

En este estilo de natación, ambos brazos tiene que estar juntos al frente por encima del agua y luego moverlas hacia atrás en el mismo tiempo.

El movimiento en los brazos son de manera continua con múltiples movimientos ondulantes junto a las caderas. La patadas se hacen como si fueras un pez, juntarlas bien y moverlas de arriba hacia abajo.

Espalda

Aquí es esencial el estilo de Crawl, con la única diferencia de que el nadador flotara con la espalda dentro del agua.

La misma secuencia de movimientos en los brazos y las piernas con la única diferencia de que será al revés.

[orbital_cluster pages=”9658,2242,3893,9600,58548,9732″ order=”DESC” orderby=”rand” postperpage=”3″]


0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *