Amarres de amor poderosos para el retorno del ser amado

Amarres de amor poderosos para el retorno del ser amado
3

El amarre de amor tiene su origen en la santería y constituye rituales muy antiguos que pueden resultar perjudiciales tanto para la persona que lo aplica como para la que lo recibe.

El amarre de amor básico se trata de realizar un trabajo para retener a una persona, y suelen realizarse en aquellas situaciones en las que una pareja está cruzando por una separación o un distanciamiento.

Hay que destacar que los amarres de pareja se realizan por parte de una persona a otra (generalmente con algún adivino o bruja) y precisamente el propósito es amarrar a la persona que quiere alejarse para poder evitar esto.

La mayoría de las personas que realizan este tipo de encanto suelen venderlo como parte de la magia blanca, ya que se aseguran de que no posee ningún tipo de efecto secundario ni siquiera lastima a la persona que está sufriendo el amarre.

Pero lo cierto es que por el contrario, los amarres de amor rompen la voluntad de una persona, y este tipo de magia no sólo está prohibido dentro de los parámetros de la magia blanca sino que representa un encanto de magia negra que aunque no posee un nivel de daño extremo, romper la voluntad de una persona haciendo uso de propiedades mágicas es un acto de puro egoísmo, sin importar el contexto en el que se realiza el encanto.

Es importante que mencionemos los argumentos de todas aquellas personas que se dedican a realizar los amarres del amor.

¿Qué son los amarres de amor?

En primer lugar se dice que existen diferentes tipos de amarres de amor, por un lado están los amarres de parejas que se realizan cuando la persona que esta solicitando siente un «verdadero amor» hacia la persona que quiere ser retenida, y para ello, estos amarres de amor suelen ser de larga duración.

Por otro lado están los amarres negros, que además de durar muy poco, se suelen hacer bajo sentimientos de despecho y venganza, y son los que más rápidamente se vuelven hacia la persona que lo solicita.

Amarres de amor poderosos

Lógicamente un encanto de amarre necesita de la colaboración, no sólo de una persona que pueda hacerlo sino también de quien lo haya solicitado tiene fe en los efectos que se obtendrán, ya que, como todo en la magia, hay que creer fiablemente en lo que se realiza.

Por otro lado recomiendan que los rituales de amarres de pareja se realicen en una noche de luna, ya que para poder completar un amarre con éxito es necesario seguir muchos pasos.

La luna es un elemento muy influyente en la mayoría de las prácticas mágicas: por ejemplo, ese encanto de amarre que se realizan durante luna creciente o luna nueva puede ayudar a que crezca una relación y es mucho más duradera de lo que él cree que será.

Los que se realizan cuando la luna está entre su estado decreciente, sólo provocaba que la relación sea muy rápida y los que se realizan durante la luna llena son los que más duran.

Las 3 primeras sesiones representan a la Santísima Trinidad, lo que estaría dentro de la magia, el triángulo del poder; en 5 sesiones se representa el pentagrama; en 7 se dice que la suerte es atraída poderosamente ya que este número representa el número Bíblico de Dios, y de 9 sesiones se trabaja con los números de la suerte y la protección.

Amarre de amor, recomendación

Muchos especialistas en este tipo de rituales, recomiendan que un baño siempre se realice con jabones que hayan sido preparados para lograr la armonización y la campaña de sensibilización de la persona que solicitó el amarre.

Los mismos deben hacerse antes, durante y después de que se lleve a cabo el ritual, y un factor importante que hay que tener en cuenta es que mientras se realiza el encanto, la persona no debe llorar.

Esto se debe a que las lágrimas son saladas y también conocemos la sal en la brujería, atrae la mala suerte corriendo el riesgo de que se corte el trabajo que se realiza.

¿Víctima de un amarre de amor?

Lógicamente, si nos movemos dentro de un ambiente de magia y ocultismo, es probable que estemos completamente expuestos a ser víctimas de los amarres de pareja.

Especialmente en aquellos casos de parejas donde aunque las cosas no van bien, de alguna manera no conseguimos liberarnos de la situación, ahora bien:

¿Cómo nos damos cuenta si nos han realizado un trabajo de amarre?

En general cuando una persona está atada, es probable que empiece a sentirse extraña aunque no sepa con exactitud qué es lo que está mal.

Algunos síntomas que perciben las víctimas de los amarres de amor son, por ejemplo, una repentina atracción hacia otra persona por la que nunca se interesó (la misma vendría a ser quien realizara el ritual de amarre), también el encanto de esta clase es evidente provocando físicamente dolores de cabeza, en los huesos y en el pecho y sobre todo muy fuertes, y sobre todo cambios de humor muy drásticos y sin motivo aparente.

Teniendo en cuenta los síntomas anteriormente explicados es importante que se tenga en cuenta que hay que tener mucho cuidado con todo lo que se lleva y se come porque muchos hechiceros recomiendan añadir los fluidos corporales del que realizó el amarre de pareja (sangre, saliva, transpiración, lágrimas y hasta orina), ya que aunque se haya roto el testamento, la persona atada siente un profundo deseo de alejarse a pesar de su impotencia para hacerlo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.