Alimentos afrodisíacos ¿Mitos o realidad?

¿Existen efectivamente alimentos afrodisíacos que estimulen el deseo sexual?

cena romántica

Primero: llamamos afrodisíaco a cualquier sustancia que sea capaz de incrementar el deseo y potenciar la energía sexual.

Estas sustancias se encuentran en determinados alimentos, por ello los denominamos genéricamente alimentos afrodisíacos.

Desde tiempos inmemoriales, son parte integrante de nuestra nutrición cotidiana, ya que la mayoría de ellos corresponden a una dieta occidental bastante regular.

Por ejemplo son: la miel, las ostras, las bananas, los higos, las zanahorias; también especias y condimentos como el jengibre, mostaza, canela, azafrán y bebidas tales como el café y el vino.

Índice

    Alimentos afrodisíacos en el hombre y mujer

    Están fuertemente asociados a la adquisición de energía extra para aumentar la potencia sexual.

    Uno de estos alimentos afrodisíacos que es un gran potenciador; se conoce como Maka peruana.

    En la mujer, los alimentos afrodisíacos operan de manera tal que dan una mayor apertura a los sentidos aumentando así la libido y estimulando el desarrollo de hormonas específicas relacionadas al deseo y el placer.

    El chocolate es un bocado afrodisíaco efectivo

    Si bien, estudios científicos demuestran que solo mejora la circulación sanguínea, su connotación simbólica y romántica (San Valentín, compartir un chocolate frente a la chimenea) hacen que sin dudarlo  se lo asocie y defina como un alimento afrodisíaco.

    Hoy en día también se pueden encontrar estos alimentos en forma de suplementos dietarios.

    Estos son algunos: Ginkgo Biloba , Ginseng , Guaraná y Tribulus  terrestris.

    Afrodisíacos instantáneos en la historia

    Históricamente la comida y el placer han estado íntimamente ligados.

    No es de extrañarnos que el nacimiento de este vínculo no sea mera casualidad.

    comidas afrodisiacas

    Y si bien, en la antigüedad los alimentos afrodisíacos estaban relacionados con lo exótico y lo místico.

    Hoy con el aval de la ciencia se demuestra que sus propiedades (estimulo hormonal, vasodilatación, etc.) son valederos a la hora de vincular su estimulo directamente con el placer erótico, sexual y carnal.

    Esto tiene que ver también con el contexto.

    Una cena romántica, música acorde y un acompañamiento decorativo, harán que realmente surtan efecto.

    Para concluir podríamos decir que los conceptos mito y  realidad de los alimentos afrodisíacos se entrecruzan, se tocan, se acarician y se excitan en una insondable danza sensual.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Esta web utiliza cookies propios y de terceros para personalizar el contenido, anuncios y tráfico web. Más información