Alimentación para el embarazo: tips y consejos útiles

El embarazo y los sueños

La mujer embarazada tiene necesidad de un mayor aporte de elementos nutritivos esenciales y su alimentación pasa por tres etapas distintas, relacionadas con el crecimiento y desarrollo del bebé.

El embarazo y la lactancia

1° etapa: Cubre los 3 primeros meses y si bien no se justifica incrementar el consumo de calorías ni proteínas (no hay que comer más), es importante controlar la calidad de la dieta para que sea rica y completa, acorde con las necesidades de este periodo. En esta etapa no debe aumentarse de peso (por el contrario, en muchos casos el médico aconseja rebajar, si así lo considera) y consumir cantidades normales, tal como se indica en una dieta completa, de proteínas, minerales y vitaminas.

2° etapa: Transcurre durante los 4 o 5 meses siguientes y es el momento en que realmente se incrementan los requerimientos de la madre porque su bebé, que crece y se desarrolla con rapidez, demanda más nutrientes y calorías.

Alimentación para el embarazo

En ese período, es conveniente guiarse por un régimen ordenado por el profesional y tenerlo siempre a mano para cumplirlo sin excederse.

3° etapa: Comprende el noveno mes y es el momento en que el obstetra ajusta la dieta al estado de salud de la embarazada, para que el parto se produzca de manera normal. El médico, según la circunstancia, podrá indicar la reducción de la sal, de las calorías o de las proteínas si lo estima necesario.

Objetivos y guía para cumplir las etapas

Primer trimestre

Mantener el peso normal (engordando o adelgazando según el caso). Cuaqluiera sea la situación, hay alimentos básicos e imprescindibles que no pueden faltar y deben consumirse todos los días.

  • 400 gramos de leche o yogur.
  • 200 gramos de carnes.

Otra propuesta

  • 100 gramos de carne y 2 huevos.
  • 1 porción de vegetales crudos (como mínimo).
  • 1 porción de frutas cítricas (como mínimo).

El restos de la dieta se organizará según la necesidad de mantener, disminuir o incrementar el peso, según lo indica el médico.

Para mantener el peso

Continuar con el tipo de régimen que se venía practicando controlando siempre la calidad de la ingesta.

Para reducir el peso

Suprimir todos los alimentos que engordan: pan, facturas, dulces, chocolates, harinas, pastas, papas, batatas, choclos, crema, manteca, fiambres, bananas, uvas, frituras y bebidas alcohólicas.

Para aumentar el peso

Incorporar a los alimentos esenciales, aquellos otros que fueron prohibidos en el caso anterior, exceptuando las bebidas alcohólicos.

Del cuarto al séptimo u octavo mes

El objetivo de esta etapa es lograr el correcto crecimiento y desarrollo del bebé observando la calidad d elos menúes cuya elección será fundamental para la madre y el hijo.

Alimentación para el embarazo

Está probando que la cantidad total de kilos acumulados durante el embarazo no debe ser menor de 8 kg, ni mayor de 12 kg para conciliar un trabajo de parto fácil con un bebé de desarrollo normal y poco peso.

Durante estos meses, los alimentos básicos diarios deberán ser:

  • 1/2 litro de leche o yogur / 300 gramos de leche y 40 gramos de queso / 80 gramos de queso solamente / 250 gramos de carne / 150 gramos de carne y 2 huevos / 1 porción de verduras crudas variadas / 1 porción de fruta citrica (como mínimo).

En todas las circunstancias, el aumento o reducción del peso estará indicado y controlado por el médico obstetra.

Octavo y noveno mes

En esta etapa se aumenta de peso más fácilmente. Hay que extremar el control en el consumo de sal y observar si se produjera retención de líquido.

La alimentación deberá seguir con las pautas normales indicadas en referencia a los nutrientes básicos.

Cuales son los alimentos que contienen los nutrientes esenciales

No es importante indicar que en gramos las cantidades de nutrientes esenciales que requiere una mujer embarazada.

Sin embargo, es bueno recordar que en esta etapa se necesitan aportes reforzados de proteínas, calcio, fósforo, hierro, Vitamina A, Vitamina C, Vitamina B1, B2, B12, Niacina, que se encuentran distribuidos en los siguientes alimentos:

  • Proteínas: Huevos, carnes blancas y rojas, quesos, legumbres, cereales integrales.
  • Calcio: Leche, queso, yogur, berro, espinaca, bróccoli.
  • Vitamina A: Manteca, hígado, margarina (enriquecida) , yema , acelga, espinaca, berro, zanahoria.
  • Vitamina C: Ají, repollo, perejil, broccoli, pomelo, naranja,mandarina, limón, frutillas.
  • Vitamina B: Cereales integrales, legumbres, carne de cerdo, leche, yema.
  • Vitamina B2: Lácteos, huevo, carne, vegetales verdes, cereales.
  • Niacina: Carnes.
  • Vitamina B12: En todos los productos que aportan proteínas.

Deja una respuesta