Razones para adoptar un gato adulto en vez de uno pequeño

gato de Angora Turco

Seguimos con las últimas razones para adoptar un gato adulto:

No hace falta enseñar a un gato mayor nada nuevo

De hecho, no hace falta enseñar a un gatito nada nuevo tampoco, porque la verdad es que ni los gatos ni los gatitos te permiten enseñarles nada.

Pero los nuevos padres normalmente se sienten obligados a intentarlo. Luego, inevitablemente, acaban con sentimientos de culpabilidad o fracaso cuando su nuevo gatito pasa de ellos, salta sobre la encimera de la cocina, desenrolla el papel higiénico, y se entretiene en otros actos de caos felino.

Si adoptas un gato mayor, puedes evitar todos estos trastornos emocionales. Ya que no fuiste la persona que crió al gato, no puedes tener la culpa de sus fallos.

De hecho, puedes echar toda la culpa al anterior dueño y asumir el papel de victima/santo por ser tan tolerante.

Los gatos adultos no son bandidos de la bandeja

Los gatitos juegan, toman el sol, construyen castillos de arena y hasta duermen en sus bandejas. Y luego hay un juego que les gusta a los gatitos, que se llama “hockey-caquita” en el cual, se retira un trocito de caca seca de la bandeja, y se la persigue, golpeandola con la patita, por todo el suelo de la casa hasta que desaparezca debajo de un electrodoméstico o mueble grande.

Las personas que adoptan a los gatos mayores viven felizmente ignorante de esta etapa en el desarrollo del gatito.

Los gatos adultos entienden la finalidad de la bandeja de arena, y colaboraran con todos tus esfuerzos para mantenerla limpia y sin olores.

Pero la razón mas importante para adoptar un gato adulto es:

Puede que sea su ultima oportunidad

Muchos gatos adultos acaban en refugios sin tener ninguna culpa. Separados de sus seres queridos, rodeados de otros gatos desconocidos, encerrados, confundidos, asustados y deprimidos, para muchos la devastación emocional es enorme.

Tristemente para los gatos adultos, muchas personas que quieren adoptar son atraídas por los adorables, juguetones gatitos de ojos grandes.

Los gatos mayores se quedan allá sentados y miran mientras familia cariñosa tras familia cariñosa pasa totalmente de ellos para coger un gatito mono de la ultima camada.

Los gatitos siempre serán populares, y la mayoría no tienen ningún problema en atraer a una familia para adoptarlos.

Pero, para los olvidados, abandonados gatos mayores que ya tienen el corazón roto, puede que  seas su ultima oportunidad para que tengan un hogar permanente y el cariño que se merecen.

Por favor, piensa en adoptar un gato adulto. Con cariño y los cuidados correctos, los gatos pueden vivir perfectamente hasta los 15 o 20 años.

Normalmente, serán activos y juguetones para la mayor parte de este tiempo. Algunos pueden necesitar un poco de paciencia extra de tu parte mientras se adaptan a su nuevo hogar, pero una vez recuperan la confianza, casi todos te recompensaran con años de fiel compañerismo y amor incondicional.

Lo que ves es lo que te llevas

Cuando adoptas un gato adulto, sabes con que te vas a encontrar. Es verdad, los gatitos son graciosisimos, pero nunca sabes como resultarán ser en el futuro.

Esto es un gran riesgo si tu intención es mirarle a tu gato cada día. Así­ que toma la opción más segura e inteligente. Elige aquel gato mayor de cara dulce.

Los gatos con muchos kilómetros van bien

Los gatos de segunda mano no son como los coches usados. No están en un refugio porque tienen algún fallo, o porque están gastados.

Posiblemente están allá porque su anterior dueño murió, o fue ingresado en una residencia, o se tuvo que mudar a un piso que no permite gatos.

Algunos gatos se pierden y acaban en un refugio. Y muchos son llevados a la perrera municipal cuando un miembro de la familia desarrolla una alergia, o una aversión al gato.

Los gatos adultos no son tan destrozones

Los gatitos son como los niños pequeños. Bien porque les están saliendo los dientes, bien porque están explorando el mundo, los gatitos pueden ser unas bolitas de pelusa muy destructivas.

Los gatitos tienen preferencia por morder zapatos, los libros, las orejas humanas, las alfombras, los cables eléctricos, las cortinas, las plantas, y muchas cosas más. Los gatos adultos normalmente o muerden menos cosas, o no muerden nada.

Los gatitos entran como ciegos donde los gatos adultos temen pisar

Hay dos ideas muy extendidas respecto a los gatos: “la curiosidad mata al gato” y “los gatos tienen sietevidas.” Y la curiosidad normalmente lleva a la perdida de seis de esas siete vidas en el primer año de vida del gatito.

Los gatitos suelen meterse un muchos más líos, y el resultado son más accidentes y lesiones (ver, por ejemplo, la referencia a “masticar cables eléctricos”, más arriba.) Los gatitos tragan cuerpos extraños, se caen desde pisos altos, intentan de forma infructuosa ser amigos del perrito del vecino.

Deja una respuesta